Opiniones

Cómo la vigilancia y la Inteligencia Artificial pueden mejorar la seguridad bancaria

Cada vez más instituciones financieras están adoptando una mentalidad digital que va mucho más allá de sus típicas ofertas en línea y llega a la experiencia del cliente en la sucursal. ¿Cuáles son las innovaciones en el mundo?

La adopción de la Inteligencia Artificial (IA) está cambiando positivamente las industrias de todo el mundo, y las instituciones financieras no son una excepción. De hecho, cada vez más instituciones financieras están adoptando una mentalidad digital que va mucho más allá de sus típicas ofertas en línea y llega a la experiencia del cliente en la sucursal.

La adición de capacidades de IA para el atendimiento en línea y en persona permite un mejor servicio al cliente, crucial para satisfacer las expectativas de consumo bajo demanda. De hecho, el vicepresidente de American Express, responsable de alianzas estratégicas emergentes, fue citado recientemente al comentar sobre la importancia de ofrecer un servicio diferenciado al cliente a través de una combinación de automatización y asistencia humana, una tendencia que excede a las tecnologías de pago y plataformas de chat en línea. También se está expandiendo a la tecnología de vigilancia, impulsada por la IA, utilizada no sólo para garantizar la seguridad de los clientes, sino también para que tengan la mejor experiencia posible.

Sin embargo, a pesar de las nuevas capacidades de la vigilancia, los bancos todavía son víctimas muy frecuentes de actos criminales. De acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), se reportaron 3.033 robos a bancos en el país en 2018. En Latinoamérica, un informe publicado por las Naciones Unidas reporta que la región se ha vuelto en la más violenta del mundo, con las mayores tasas de homicidio conocidas. Para defenderse mejor de los asaltos y del fraude, las instituciones financieras deben tener un plan con varios niveles de seguridad que aprovechen las últimas tecnologías para disuadir el crimen.

El mayor interés del sector bancario es por las cámaras de vigilancia con inteligencia artificial. Estas soluciones de vídeo proporcionan supervisión remota y capacidades avanzadas de IA. Sus analíticas envían alertas basadas en patrones o imágenes predeterminadas que indican escenarios de alto riesgo, como la identificación de criminales que entran en un edificio o la sospecha de manipulación de cajeros automáticos. La demanda por tecnología y los datos que la alimentan es destacado en el reporte Data Age 2025, el cual indica que la dataesfera global, que es la cantidad de datos creados, capturados y replicados en un año determinado en todo el mundo, crecerá de 33 zettabytes en 2018 a alucinantes 175 zettabytes para 2025. La mayoría de estos datos se derivarán directamente de dispositivos IoT, metadatos y videovigilancia.

En este escenario, ¿cómo los bancos pueden aprovechar las cámaras de vigilancia con IA para aumentar su protección? La primera instancia es a través de la implementación de la tecnología de reconocimiento facial en las entradas, cajeros y cajeros automáticos para identificar personas de interés. Ya sea un cliente VIP para asegurarse de que recibe el mejor servicio, o usuarios sospechosos que la seguridad tendrá que atender, esta tecnología permite a un banco llevar su servicio al cliente al siguiente nivel. De hecho, algunos bancos en China ya permiten que sus clientes utilicen sus caras en lugar de sus tarjetas para la autorización de cuentas y transacciones.

El segundo ejemplo es a través de la instalación de la detección de movimiento en bóvedas y áreas restringidas. Para áreas altamente restringidas, las cámaras de detección de movimiento pueden aumentar la conciencia situacional. El personal de seguridad ahora puede recibir una alerta cada vez que se abre una caja fuerte, así como ver quién está tomando esta acción, proporcionándoles la oportunidad de verificar si la persona que realiza el retiro es en realidad un empleado. Los guardias también pueden recibir una alerta si un sospechoso entra en un área de alto interés del banco durante horas no operativas.

El reconocimiento de objetos en los cajeros automáticos también está ganando tracción y se utiliza para identificar si el PIN está comprometido, cuando hay skimming, jackpotting y todos los delitos comunes que tienen lugar en esos terminales. Cuando las personas cometen estos actos, a menudo tratan de bloquear la cámara más cercana. Con el análisis de reconocimiento de objetos, estas cámaras pueden notificar a los operadores de seguridad si se ha colocado algo sobre la lente para bloquear su vista. Este análisis instantáneo ayuda a identificar la actividad sospechosa en tiempo real para que la policía pueda intervenir rápidamente.

La adopción de cámaras de vigilancia con IA mejora sustancialmente no sólo la experiencia del cliente, sino también los esfuerzos de prevención de delitos. También aumenta la cantidad de video y metadatos capturados, así como el tiempo que la información se puede almacenar para el aprendizaje profundo (en inglés, deep learning). Para responder a este cambio, los bancos necesitan implementar dispositivos de almacenamiento de vigilancia robustos en todos los niveles del flujo de datos.

La tecnología de almacenamiento con IA es una excelente opción para los bancos cuyas necesidades acopio de información están in situ en los grabadores de video en red de alta definición (NVR – Network Video Recorder) y requieren la toma de decisiones en tiempo real. Con un máximo de 64 cámaras de alta definición y 32 canales de IA, estos discos se pueden ajustar para cargas de trabajo las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Además, para los bancos que crean petabytes de vídeo y metadatos de miles de cámaras, la versión Enterprise de los discos pueden ser adecuadas para entornos de centros de datos, ya que tienen alta capacidad de lectura y grabación. Los SEDs (Self-Encrypting Drive, en inglés) también se deben considerar para la seguridad, ya que son independientes del sistema operativo y proporcionan un nivel adicional de ciberseguridad. Por último, discos en estado sólido deben utilizarse para mejorar el rendimiento del servidor y dar mejor sentido a la analítica que se captura a través de la tecnología de vigilancia con Inteligencia Artificial.

Las cámaras de vigilancia con Inteligencia Artificial están revolucionando la forma en que las instituciones financieras perciben la seguridad bancaria, el servicio al cliente y, como resultado, las soluciones de almacenamiento de datos. Esta nueva percepción, inevitablemente tendrá un impacto en las decisiones de compra para mejorar los sistemas de vigilancia. Estos deben incluir la IA como parte integral del ecosistema de seguridad, permitiendo a la industria cumplir con las expectativas de seguridad de forma exitosa.

(*) Gerente de mercadeo de portafolio de vigilancia global en Seagate

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario