La pésima idea que tomaron muchos inversores

Opiniones

Los inversores están pendientes de las consecuencias en los mercados del brote de coronavirus en China.

Mi teléfono no para de sonar. Son muchísimos los que están preocupados por el rumbo de sus inversiones. La gran mayoría de ellos está comprado en acciones de EEUU (o de Argentina, lo que es peor), pese a que me he cansado de decirles que era una pésima idea.

Muchos pensarán que estoy contento, ya que lo que venía anunciando en las últimas semanas y meses parece haberse concretado: el cambio de tendencia en la bolsa de EEUU.

Sin embargo, esto no es así. Lo que pasó estos días era inevitable. Claro, lo difícil, como siempre, era pronosticar con precisión cuándo finalmente iba a suceder.

Por eso, lo que creo que es más importante destacar es que definitivamente algo se quebró en los mercados esta semana: la irracionalidad.

Video Boggiano 2 de marzo

La columna de Miguel Boggiano.

Las bolsas del mundo parecen haber descubierto el Coronavirus hace una semana, pero China está paralizada hace más de un mes.

Y en EEUU, mientras el virus se hacía incontenible, los principales índices marcaban nuevos máximos.

Ahora todo cambió. Finalmente, el mercado ha tomado nota del desastre económico que provocará esta pandemia. Pero prepárense: no sólo se viene un cambio de tendencia en acciones, se viene un cambio de paradigma.

Lean la nota hasta el final. Creo que hoy, más que nunca, no se la pueden perder.

Son tres puntos:

  • Los fundamentos
  • El cambio de tendencia
  • La punta del iceberg

Veamos entonces...

  • Los fundamentos

Algo esencial para destacar del derrumbe bursátil de esta semana es que el mercado se dio cuenta que la inyección monetaria que siempre utiliza la Reserva Federal para empujar la economía o incluso combatir las recesiones, ya no será efectiva.

En esto encontramos buena parte de la explicación de la magnitud de la masacre: el Coronavirus equivale a sacar de un plumazo toda la asistencia monetaria del mercado.

¿Por qué? Porque si la gente se ve obligada a no salir de su casa por la pandemia, simplemente no hay actividad. No importa si la Fed o el Banco Central chino inyectan dinero hasta el techo.

En este momento la política monetaria vale cero.

Por otra parte, es bueno tener presente el contexto previo.

Como ya he dicho otras veces, la situación era peor a la del techo de la burbuja de las punto com. La bolsa de EEUU estaba más cara que nunca en toda su historia, y en un clima de euforia total (incluso festejando malas noticias).

Aquí van dos gráficos que expuse en nuestro Workshop en Miami, con las valuaciones de la bolsa antes de esta caída y que muestran el tamaño de la locura en la que nos encontrábamos inmersos.

Aquí debajo podemos ver la capitalización bursátil de la bolsa de EEUU en relación a su PBI:

cuadro boggiano.jpg

Y en este caso la relación entre los precios y las ganancias normalizadas de las empresas:

cuadro boggiano 2.jpg

Valuaciones más caras que nunca y con una pésima relación de riesgo retorno para estar comprados.

Además, hay que tener presente que las razones que justifican una caída significativa están presentes: 1) China está paralizada (principal consumidor de commodities y donde muchas de las grandes empresas concentran su producción, como Apple), 2) El Coronavirus se está expandiendo por fuera del gigante asiático, y 3) Las consecuencias económicas para el mundo serán devastadoras.

Este mix (valuaciones ridículas y las consecuencias económicas del virus) justifican ampliamente una caída todavía mucho más grande de la bolsa, aunque eso no suceda sin quizás tener antes una recuperación temporal.

Y para que tengan una buena idea de la magnitud del impacto económico que está provocando el virus, basta ver lo que pasó con el PMI (índice que mide la actividad industrial) de China.

En febrero, el PMI manufacturero chino fue de 35,7, cayendo desde 50 en enero. Recordemos que una medición por debajo de 50 implica contracción de la actividad industrial. Y las estimaciones del mercado esperaban una medición de 45.

En el caso del PMI no manufacturero la caída fue todavía peor:

china pmis cuadro boggiano.jpg

  • El cambio de tendencia

Esta semana los principales índices de la bolsa de EEUU cayeron con fuerza: el S&P 500 bajó -11,5%, el Dow Jones -12,4%, y el Nasdaq -10,5%.

china pmis cuadro boggiano.jpg

El movimiento fue tan violento que quebró completamente la tendencia alcista en la que se encontraba la bolsa.

Tanto así que ahora el Nasdaq se encuentra cotizando por debajo de sus medias de 50 y 100 días, el S&P y el Dow Jones por debajo de sus medias de 50, 100 y 200 días.

Por eso, incluso desde un punto de vista de puro análisis de tendencia el panorama ha cambiado dramáticamente.

La tendencia ha cambiado, y es importante tomar nota de eso.

  • La punta del iceberg

Este es el comienzo de algo mucho más grande. El Coronavirus no es la principal amenaza para los mercados financieros.

Hay un virus que será mucho más letal para los mercados.

Aquellos que me leen ya saben cuál es: el virus de las tasas de interés en cero (y negativas) con el que los Bancos Centrales de las grandes potencias han infectado al mundo.

El problema ahora es el que sigue: el Coronavirus aceleró la caída económica global (ya había algunas señales de debilitamiento previo a la epidemia), en un mundo en el que las empresas están endeudadas como nunca en la historia.

¿Qué es lo que va a pasar en el corto o mediano plazo?

  • Las empresas comenzarán a tener serios problemas para repagar sus deudas.
  • Los Bancos Centrales no tendrán herramientas para estimular la economía (las tasas ya están en cero/negativas).
  • Es probable ver un fuerte aumento de la inflación entre las grandes potencias.

Conclusiones

  • Cambió la tendencia en el mercado de acciones. El potencial hacia abajo es MUY GRANDE. La caída recién empieza.

  • En el horizonte se vislumbra una verdadera masacre para los bonos de todo el mundo. Esa será la caída menos esperada y puede impactar duramente en el patrimonio de muchísimos inversores.

¿Qué hacer?

  • Para ganar dinero en los próximos meses (y años) hay que hacer cosas distintas. Estamos ante un verdadero cambio de paradigma donde invertir en los activos tradicionales simplemente no será el camino.
  • Una buena opción es posicionarse en metales preciosos (oro y plata). Lo digo hace tiempo (aún cuando hayan caído en la semana).
  • Puedo asegurar que si hacen “lo mismo de siempre” sufrirán grandes pérdidas. Tendrán que ser creativos, diversificar sus inversiones y aprender nuevas maneras de invertir el dinero para armar un portafolio inteligente.

(*) CEO de Carta Financiera

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario