Opiniones

Para inversores: cómo ganar dinero en la Bolsa más allá del "rulo vip"

Las operatorias de arbitraje -producto del retorno de los controles de cambio- ha instalado el debate entre sus defensores, que ven la oportunidad de atraer a un público anteriormente alejado del mundo bursátil, y sus detractores, que lo ven como la nueva "avivada argentina". En ese marco, el autor ennumera los puntos claves para tener éxito en el mercado argentino más allá del "rulo vip".

Los controles de cambio impuestos por el Gobierno representaron para algunos una oportunidad de generar una ganancia extra en dólares a través de la diferencia entre la compra del dólar oficial y la venta de un tipo de cambio implícito resultado de una operación de bonos conocida como “dólar rulo” o en su variante “rulo vip” o “bucle”.

Este arbitraje ha instalado el debate entre los defensores de la operatoria, que ven la oportunidad de atraer a un público anteriormente alejado del mundo bursátil, y los detractores, que lo ven como la nueva “avivada argentina”.

Lo paradójico es que en el mundo desarrollado este debate se dio por finalizado. Y esto es porque no quedan dudas que los mercados financieros tienen una función social de transferir fondos de quienes tienen un excedente disponible hacia el que lo necesite, cual fuere su motivo, toda vez que el Estado es incapaz de satisfacerla.

Es ilógico y peca de una brutal ignorancia castigar moralmente al inversor minorista por la búsqueda de “dinero fácil” cuando rentabilizar su capital es fundamental no solo para satisfacer las necesidades básicas, sino para alcanzar aquellas cosas que realmente importan, como el bienestar de su familia o la libertad de poder hacer lo que ama, e invertir en Bolsa es una forma de ganar dinero.

Sin embargo, esta dista mucho de ser solamente una operación cambiaria, por lo que es necesario tener en cuenta, por lo menos, tres puntos claves para tener éxito en el mercado argentino más allá del "rulo vip".

1. Siempre existirán “rulos”

En mercados como el nuestro siempre existirán “rulos”. Puede sonar algo nuevo hoy, pero a lo largo de historia argentina estos han aparecido con diferentes nombres y en distintas formas producto de tener un mercado ineficiente, de poca profundidad con regulaciones constantes y cambiantes e intervenciones por parte del Estado, que llevan habitualmente al desequilibrio de precios, trátese “dólar futuro”, “dólar MEP”, “CCL (contado con liquidación)”, “puré”, “rulo”, "rulo vip", “bucle”, etc. como en otros tipos de activos financieros donde el arbitraje (puro o con riesgo) no es tan notorio, pero existe.

Sin embargo, es importante aclarar que, en determinados momentos de la vida, casi toda persona que invierte pasa por períodos intermitentes de ganancias a corto plazo. No obstante, para medir verdaderamente el éxito de las inversiones deberá obtener buenos rendimientos a lo largo de varios años, y esto en la Bolsa se logra solamente cuando se invierte en empresas con ventajas competitivas sostenibles en el tiempo y no en trading especulativo.

Resulta esencial que, todo aquel que abrió su primera cuenta de inversión (comitente) para aprovechar el “rulo vip” en el corto plazo, comience a analizar las diferentes alternativas de inversión (acciones, bonos, fondos comunes de inversión, etc.) que puedan crear valor a su cartera de inversión en un futuro, independientemente que pueda aprovechar las oportunidades de arbitrajes financieros en el corto plazo.

2. Rendimientos altos

Hay un importante estigma que derrumbar respecto a la Bolsa en cuanto se trata de “dinero fácil” o de una “bicicleta financiera”. Si bien es cierto que, en mercados ineficientes con baja profundidad, altas tasas de interés y recurrentes intervenciones cambiarias como el nuestro, este tipo de fenómenos son habituales, los altos retornos que otorga la Bolsa argentina están asociados al riesgo que el inversor asume.

Por lo que resulta fundamental para ganar dinero en el mercado financiero, como en cualquier otra actividad, la capacitación y conocer en profundidad de qué se trata, a fin de desarrollar una estrategia. En otras palabras, el éxito en cualquier inversión está marcado en el plazo de inversión y el perfil de riesgo de cada uno, bajo la aplicación de una estrategia que —al igual que una dieta— debe ser constante, rigurosa y permanente, solo así se notarán los verdaderos resultados en el tiempo.

3. El dinero crece en el árbol de la paciencia

En el pasado, enviar un mensaje a una persona podía tardar varios días, hoy con el avance de la tecnología, es prácticamente inmediato. No hay dudas de que con la era digital se han acortado tiempos y esto, además de los beneficios, trajo aparejado la necesidad de obtener respuestas fáciles y rápidas, influyendo negativamente en la capacidad de proyectar a largo plazo.

Por este motivo, a muchos inversores les suele pasar que, al principio, como no ganan mucho dinero creen que la inversión es mala o no está funcionando, y esto suele derivar en episodios de ansiedad y estrés, que poco contribuyen a su desarrollo personal y patrimonial.

Sin embargo, a diferencia de lo que la mayoría piensa, ganar en la Bolsa no consiste en obtener rendimientos extraordinarios en el corto plazo sino rendimientos ordinarios a lo largo del tiempo.

Por lo tanto, el tercer punto clave es la capitalización, y esto implica, dejar de consumir hoy en búsqueda de un futuro mejor. Ciertamente, puede ser lo más difícil con los vaivenes de la economía argentina, pero ¿cuántas veces compramos cosas que no valen la pena en vez de invertir ese dinero? El ahorro y el interés compuesto van a ser nuestros principales aliados para ganar en la Bolsa. Y, aunque resulte difícil la paciencia y obtener el rendimiento deseado, no hay que olvidar que un árbol no puede dar frutos antes de tiempo.

(*) Presidente del Centro Latinoamericano de Inversiones (CELAI) Autor del libro Análisis fundamental: estrategias para invertir en el mercado argentino.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario