Economía

"Pax cambiaria": la clave en último tramo a las PASO

Sólo faltan 15 días hábiles para las elecciones primarias y desde el oficialismo apuestan a continuar con la calma actual para llegar posicionados de la mejor manera posible al 11 de agosto.

Mantener la pax cambiaria. Este es el objetivo principal que se ha fijado el Gobierno para las próximas semanas, considerando que ya arrancó la cuenta regresiva para las PASO, que se llevarán a cabo el próximo 11 de agosto. A partir de hoy, sólo quedan 15 días hábiles para la primera gran encuesta a nivel nacional, que dará un indicio de cómo vienen los candidatos presidenciales para las elecciones de octubre. Y, actualmente, para los analistas, el escenario se presenta como bastante binario; el próximo mandatario saldrá de la fórmula Macri-Pichetto o de Fernández-Fernández.

Es por ello que desde el oficialismo se han adoptado diversas medidas que apuntan a mantener la estabilidad dentro de la plaza financiera, sumado a algunos anuncios para favorecer al consumo en el corto plazo. En lo que respecta al mercado cambiario, el Gobierno ha decidido utilizar, al menos momentáneamente, al tipo de cambio como el ancla nominal de la economía para generar cierta calma dentro de los agentes en juego y, a su vez, favorecer una baja en el sendero inflacionario.

Vale recordar que el año pasado el salto cambiario terminó desembocando en una fuerte aceleración de la inflación, que terminó el 2018 en 47,6%. La idea es evitar un nuevo movimiento de esas características que genere una nueva aceleración inflacionaria, ya que podría complicar en las urnas las chances de reelección del oficialismo.

En los últimos meses, con el aval del FMI, el Banco Central decidió eliminar la zona de no intervención del tipo de cambio, congelando el piso y el techo de ésta, y pasó a llamarla “zona de referencia”. Además, dispuso que podría intervenir en el mercado de contado del dólar en caso de que lo considerase necesario, un instrumento que por el momento no ha utilizado. El anuncio más reciente en este sentido fue el aval del FMI para intervenir con ventas en el mercado de futuros por hasta u$s3.600 millones, lo que amplía el poder de fuego del organismo que lidera Guido Sandleris.

Hasta ahora, la oferta de divisas proveniente de las liquidaciones del sector agroexportador y las ventas diarias del BCRA, a cuenta del Palacio de Hacienda, por u$s60 millones, han ayudado a mantener cierta estabilidad en el mercado, ya que el tipo de cambio ha registrado cierta apreciación en los últimos meses. A todo esto hay que sumar el fuerte atractivo de las tasas de interés en pesos, a pesar del sendero bajista que viene manteniendo, gracias a las menores expectativas de inflación. El viernes, el rendimiento de las Leliq finalizó en 58,708%. Todas estas cuestiones le han permitido a la autoridad monetaria mantener un rol más pasivo dentro de la plaza.

Desde el lunes de la semana pasada, el BCRA ha intervenido diariamente en el segmento de futuros para contener el avance de la divisa. Esto ayudó a reducir la volatilidad que generó una normativa impuesta por la autoridad monetaria con respecto a la posición patrimonial neta de los bancos, que en algunos casos fue entendida como una autorización para que los bancos vuelvan a armar posiciones en dólares, generando así una mayor incertidumbre. De cara a las PASO, todo parece indicar que el BCRA continuará moviéndose en esta dirección.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario