Quién es Uzi Shaya, el exespía del Mossad que reveló información sobre Nisman

Política

El exagente ofreció una entrevista en Israel en la que aseguró que le dio documentos que involucraban a Cristina al fallecido fiscal de la UFI AMIA.

Este jueves la figura de Uzi Shaya, un exagente del Mossad que trabajó para el fondo buitre de Paul Singer, cobró relevancia en Argentina e Israel luego de que revelara supuestos pagos del gobierno de Irán para Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la causa AMIA.

Shaya contó en la televisión israelí cómo fueron sus vínculos con el fiscal Nisman, y hasta admitió haberle dado un sobre con información sobre la actual vicepresidente al fallecido titular de la Unidad Federal de Investigación AMIA.

Se trata de un hombre que no figura en la causa AMIA ni en la del Memorando con Irán, pero sí se sabe, por sus propias palabras, que se reunió con Nisman en cuatro ocasiones distintas, una de ellas en Europa, y que allí le entregó información sensible sobre la por entonces presidente, Fernández de Kirchner.

NISMAN.jpg
Uzi Shaya afirmó que le entregó documentos sobre Cristina Fernández de Kirchner a Alberto Nisman, el fallecido titular de la UFI AMIA.

Uzi Shaya afirmó que le entregó documentos sobre Cristina Fernández de Kirchner a Alberto Nisman, el fallecido titular de la UFI AMIA.

Según narró, esa información fue requerida por el fondo buitre Elliot, propiedad de Singer, que estaba interesado en utilizarla para presionar a la Argentina durante los últimos años del gobierno kirchnerista, cuando se abrió una fuerte puja con los acreedores de deuda.

El exagente también contó que vivió en la Argentina y que trabajó en la seguridad de distintas instituciones judías del país, y que fue durante su estadía en Buenos Aires, en el año 2000, que conoció al titular de la UFI AMIA.

Shaya adquirió importancia internacional cuando participó en un juicio contra el Banco de China. El proceso judicial se llevó adelante en Washington, EEUU, y acusaba a esa banca asiática de haber facilitado armamento a grupos terroristas del mundo islámico.

Tal intervención del por agente terminó naufragando debido a que Israel ponderó las relaciones internacionales con el gigante asiático y prefirió ahorrarse el escándalo internacional a a involucrar al Banco de China.

Sin embargo, y pese a sus palabras, el exespía no mostró pruebas sobre sus vínculos con Nisman, y afirmó que los documentos que involucraban a la ahora vicepresidente se perdieron tras la muerte del fiscal, hecho que calificó como un "asesinato".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario