Gobierno analiza "regionalizar" programa ATP

Política

Se reúne hoy el comité que integran Cafiero, Todesca, Guzmán, Kulfas, Moroni, Pesce y Marcó del Pont para definir continuidad de la ayuda para pago de salarios en empresas privadas.

El Gobierno nacional analiza regionalizar la aplicación del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) con el fin de enfocar el auxilio estatal para el pago de salarios en empresas privadas en las zonas del país donde el confinamiento social y económico es más estricto por el índice de contagios de Covid-19. Esta tarde está prevista en Casa Rosada una reunión del Comité de Evaluación y Monitoreo del ATP para definir si el programa se extiende a los sueldos de junio que deberán pagarse en la primera semana de julio, cuando las compañías deberán afrontar un mayor esfuerzo para cubrir el depósito de los aguinaldos.

El mecanismo para implementar la regionalización del ATP está bajo estudio. De cara a la pospandemia económica con reactivación de sectores productivos en el interior del país, la exclusión de empresas del beneficio podría operar de manera automática si comienzan e elevar sus montos de facturación. Para la primera inscripción era necesario que las firmas acreditaran una caída en sus ganancias en relación con igual mes del año anterior. Luego se amplió hasta un 5% de aumento en la facturación, es decir que cualquier empresa que a partir de la flexibilización de la cuarentena retome su actividad y supere ese tope de ingresos quedaría fuera del alcance del ATP.

El comité está encabezado por Santiago Cafiero, quien ayer visitó junto con el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, una fábrica de calzados del barrio porteño de Villa Lugano beneficiada por el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para el pago de salarios de sus 260 empleados. Además de Cafiero, Todesca y Guzmán, esta tarde estarán sentados a la mesa Matías Kulfas (Producción), Claudio Moroni (Trabajo), Mercedes Marcó del Pont (AFIP) y Miguel Pesce (Banco Central). En caso de que se resuelva extender el programa para el pago de salarios de junio, no habrá un desembolso extra del Estado para cubrir el pago de aguinaldos ya que el tope de ayuda está establecido a través de un decreto presidencial que fija un techo de dos salarios mínimos.

El último cambio que el Gobierno nacional aplicó en el programa fue excluir del alcance de la ayuda a los empleados que cobren más de 250.000 pesos mensuales brutos que conformaban 1% del universo de salarios alcanzados por el ATP. También se definió elevar la variación del nivel de facturación que determina el acceso a los beneficios del ATP hasta un 5% nominal positivo en el período comprendido entre el 12 de marzo y 12 de abril de 2020 respecto al mismo período del año 2019 -equivalente a una contracción real del 30% aproximadamente- teniendo en cuenta a las empresas de hasta 25 trabajadores, el programa contempla casi el 70% del salario neto.

Ahora deberá definirse no sólo la continuidad o no del programa en todo el territorio nacional en medio de la reactivación de la economía y el sector privado en al menos 14 provincias del país donde no se registraron nuevos casos en las últimas dos semanas, sino también el alcance en relación con el pago de aguinaldos correspondientes a los salarios de junio. La eventual regionalización del ATP mantendría el auxilio para el pago de hasta el 50% de salarios -con un tope de dos salarios mínimo, vital y móvil- para el área metropolitana, donde la pandemia obligó a permanecer en fase 3, así como en Córdoba, Chaco y Río Negro, donde también subió el índice de contagios.

En el Gobierno nacional ingresó en una fase de poscuarentena económica con el objetivo de exhibir la reactivación de sectores productivos en todo el país y con el discurso del confinamiento más enfocado en el transporte público y la vida social. Alberto Fernández asistió junto a Axel Kicillof a la reapertura de dos plantas automotrices en menos de una semana y ayer visitó en Misiones una feria de productos artesanales en el Centro de Convenciones y Eventos.

El programa ATP representa una inversión fiscal de 30.000.000 millones de pesos y alcanzó ya a 2.300.000 trabajadores, de los cuales 1,7 millones trabajan en empresas de hasta 200 empleados (74% del total). Estas empresas recibieron el 70% del monto total que el Estado invirtió en la ATP. Asimismo, el 87% de los trabajadores beneficiarios de la ATP cobraron por lo menos el 50% de su salario. La cobertura del salario es mayor (incluso llegando al 100%) cuanto menor sea la remuneración percibida por el trabajador. Los trabajadores de las provincias del NOA y el NEA son los más beneficiados en cuanto a cobertura del salario: en Santiago del Estero, Corrientes, Tucumán, Misiones y Catamarca, el Estado cubre más del 66% del salario, mientras que el promedio del país esa cifra es del 60,9%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario