Aumentarán los peajes para realizar obras viales

Política

El Gobierno nacional anunció obras por 1.100 millones de pesos para mejorar los accesos a Capital Federal y ampliar la avenida General Paz, que se financiarán con subas de entre 50 centavos y 1 peso para los autos en los peajes de la Panamericana, acceso Oeste y la autopista Richieri.

Los ajustes tarifarios empezarán a correr desde la semana próxima y, de esta manera, para un auto, el peaje Campana en la Panamericana pasará de 7 a 8 pesos; en la autopista del Oeste subirá de 6 a 7 y en la autovía Ricchieri aumentará de 2,50 a 3.

Para los camiones, los aumentos serán de 5 pesos, para el acceso Norte, 4 pesos para la autopista del Oeste y 1,5 pesos para la Ricchieri.

Estos ajustes se sumarán al incremento en el peaje dispuesto por el Gobierno porteño en la Autopista 25 de Mayo, que para los autos subió de 6 a 8 pesos.

"Entendemos que estos usuarios están en condiciones de financiar lo que ellos mismos van a usar", aseguró el ministro de Infraestructura, Julio De Vido, al anunciar las obras en conferencia de prensa, que aprovechó también para criticar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Las obras contemplarán la construcción de un cuarto carril sobre la avenida General Paz que demandarán una inversión de 647 millones de pesos, un proyecto que ya había sido anunciado en 2008 pero que por la inestabilidad financiera mundial no pudo llevarse a
cabo.

En el inicio de su exposición, De Vido señaló que se trata de un "plan de obras para los accesos a la Ciudad de Buenos Aires y obras complementarias en los ocho corredores viales que abarcan la totalidad del Gobierno nacional".

De Vido destinó una gran parte de la presentación a lanzar duras críticas a Macri respecto de las obras públicas, el manejo de los subtes y hasta la política educativa.

"Son dos políticas diferentes entre el Gobierno nacional y la Ciudad. El plan de inclusión que encabeza la presidenta Cristina Kirchner y el de exclusión de Macri",
disparó De Vido.

Para justificar la suba en las tarifas, el funcionario explicó que los peajes en rutas nacionales es de 0,26 pesos por kilómetro y en las del Gobierno de la Ciudad es de 1,41 pesos, es decir 437 por ciento más caros.

Incluso, De Vido cuestionó los incrementos del ABL porteño y remarcó que las tasas porteñas subieron 348 por ciento desde 2008 y en dólares el 159 por ciento, las que "ni aun en los índices de precios que anuncia la oposición en el Congreso y multiplicándolo por diez se llega a ese nivel".

"Esto marca a las claras la voracidad fiscal de las políticas de Macri", fustigó el funcionario y agregó que "no hay ningún parámetro para medir la política tarifaria del Gobierno de la Ciudad".

Por su parte, el secretario de Obras Públicas, José López, destacó que "los recursos generados por el uso de autopistas los reinvertimos en ella, generando beneficios para los usuarios".

El funcionario indicó que el cronograma de inversiones se podrá seguir al instante por la página de internet que se preparará para ese fin.

"En 2008 la empresa Ausol tenía prevista la ampliación de las obras de la General Paz, sin embargo, la crisis financiera internacional y la situación de la empresa concesionaria, impidieron el acceso a los mercados de capitales, con lo que se frenó la iniciativa, y por tanto nunca se aplicaron ajustes tarifarios con ese fin", dijo López.

Según precisó, las empresas deberán afectar la totalidad de los ingresos que provengan de este sistema para la cual se abrirá una cuenta específica, durante 35 meses, con un plazo de ejecución de 36 meses.

Las empresas que integran las redes de acceso a la Capital Federal deberán asignar al fideicomiso el 51 por ciento del aumento de la tarifa en el caso de Ausol, para la construcción del cuarto carril en la General Paz y otro carril en la Autopista Lugones; 17 para GCO, acceso Oeste, y 12 la concesionaria de la Autopista Richieri.
.

Dejá tu comentario