Organizaciones sociales cuestionaron a la Ciudad por proyecto que favorece a empresas en barrios populares

Política

Desde el Movimiento Evita salieron al cruce del proyecto de Juntos por el Cambio, que pretende otorgar beneficios a empresas que se radiquen dentro de la zona de barrios populares. Cuestionaron al oficialismo porteño por intentar la aprobación express a la iniciativa.

Organizaciones sociales cuestionaron al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por un proyecto en el que se intenta beneficiar a empresas que se radiquen en barrios populares. La discusión surgió en el marco de la Legislatura porteña, donde Juntos por el Cambio (JxC) busca hacer efectiva una iniciativa de “Integración productiva”.

Las críticas surgieron desde el Movimiento Evita, a raíz de la idea del oficialismo en la Ciudad. Con este proyecto, JxC pretende llevar adelante un debate “express” en la Legislatura de la iniciativa de Ley de Integración Productiva e Impulso al trabajo en Barrios Populares.

El Movimiento Evita de la Ciudad expresó su rechazo, a pesar del objetivo de “integrar productivamente” los barrios que se encuentran en proceso de integración urbana. En los detalles, explicaron, ese modelo afectará al entramado de economía popular preexistente. Advirtieron que la iniciativa amenaza el circuito económico y laboral que ya existe en esos barrios.

En ese sentido, Nahuel Casademunt (referente del Evita-CABA) expresó: “En los barrios populares existe un enorme entramado productivo y económico, que está perfectamente integrado al barrio y a las necesidades de sus familias. Es impulsado por sus trabajadores de forma organizada. Viven a partir de los ingresos que generan ahí y hoy en día no tienen ningún beneficio ni acompañamiento por parte del gobierno local”, manifestó.

Además, explicó que “el proyecto desconoce la preexistencia del entramado barrial y atenta seriamente su supervivencia. De esta forma, se promueve la competencia desleal y, por lo tanto, se ven amenazadas las fuentes de trabajo que con mucho esfuerzo construyeron miles de personas”.

Por último advirtieron que el proyecto se elaboró a espaldas de los vecinos de los barrios populares y de las organizaciones comunitarias, desconociendo los mecanismos de participación que en cada uno de los barrios existen. Remarcaron que los roles están reconocidos por las mismas leyes de integración al que este proyecto hace referencia.

Dejá tu comentario