Camioneros retoma la paritaria con la amenaza de un paro por 72 horas

Política

Los Moyano volverán este martes a la mesa paritaria con una amenaza bajo el brazo: si los empresarios del transporte de cargo no mejoran la propuesta de 15% de aumento salarial lanzarán una huelga de 72 horas desde el lunes próximo, coincidente el primer día con el paro general de la CGT.

Pablo Moyano volverá a solicitar el aumento de un porcentaje de paritarias que logre mantener el poder adquisitivo de los trabajadores, planteará el rechazo a la modificación del Convenio Colectivo de Trabajo y solicitará un bono compensatorio de fin de año, adelantaron fuentes gremiales a este medio.

La reunión se realizará a las 15 en la sede de la calle Callao 114, del Ministerio de Trabajo.

En la Federación de Camioneros consideran que esta reunión será "clave" y no descartan redoblar las medidas de fuerza. "Si la cámara empresarial continua con el ofrecimiento del 15%, Camioneros declarará un paro nacional que se prolongará durante tres días la próxima semana", sostuvieron los voceros moyanistas, al estilo "brasileña", con camioneros varados en las rutas y estaciones y grandes centros urbanos desabastecidos.

Desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) aseguran que es imposible cumplir con el 27% que exigen los sindicalistas, pero prometieron mejorar la oferta inicial, que constaba en tres cuotas y severos cambios al convenio colectivo.

Ámbito.com confirmó la semana pasada que a cartera laboral abrió dos "procesos sancionatorios" contra Camioneros por el incumplimiento de dos conciliaciones obligatorias. La primera, dictada a fines de 2017, y la segunda, a principios de junio, cuando los Moyano realizaron asambleas en todas las ramas y la primera huelga nacional el 14J en el conflicto paritario.

Los funcionarios de Jorge Triaca consideran que al no retrotraer la situación y frenar las medidas se cometió una falta grave. Se mencionó una multa que podría tener un piso de $ 1.900 millones, una cifra imposible de asumir para cualquier organización sindical en la Argentina. Los Moyano argumentaron que la conciliación estaba apelada por sus abogados, que no estaba vigente, y minimizan la réplica del Gobierno a sus protestas.

Dejá tu comentario