4 de octubre 2018 - 00:00

Carrió bajó postulación a bicameral de fiscales y agitó juicio a Garavano

La oficialista declinó la oportunidad de manejar la comisión “dada la calidad y actitud de los legisladores del PJ que la integran”. Después calificó de “vergüenza” los dichos del ministro de Justicia sobre el pedido de detención de la expresidente y deslizó un pedido para removerlo vía Congreso.

Elisa Carrió
Elisa Carrió
Después del desplante opositor y la imposibilidad de asumir la presidencia de la bicameral que controla el Ministerio Público Fiscal, la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió se bajó de la postulación para comandar esa comisión "dada la calidad y actitud de los legisladores del PJ que la integran". Casi en simultáneo, la miembro fundacional de Cambiemos estalló en furia y agitó el fantasma del juicio político tras calificar de "vergüenza" las declaraciones del ministro de Justicia, Germán Garavano, quien aseguró que "no parece bueno el desafuero y la detención" de expresidentes.

"Tengo el agrado de dirigirme a usted a fin de expresarle mi más profundo agradecimiento al interbloque Cambiemos por mi postulación para ocupar la presidencia de la comisión bicameral permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público de la Nación. Quiero expresar que bajo ninguna circunstancia deseo presidir la comisión, dada la calidad y actitud de los legisladores del PJ que la integran. No comparto ni el odio, ni la inquina, ni menos aún los celos, y no deseo formar parte de ello", señaló Carrió en una misiva enviada al presidente de Diputados y peronista con témpera Pro, Emilio Monzó.

Según la líder política de la CC, tanto la diputada Silvia Lospennato como el senador Pedro Braillard Poccard, "quien fue mi alumno, pueden cumplir perfectamente el cargo de presidente". Luego, remató: "Yo colaboraré con ellos como integrante de la comisión. Esto me dará mayor libertad para seguir investigando fiscales y jueces corruptos sin necesidad de que intervenga la comisión. Es una paradoja que legisladores presos sigan ordenando mi proscripción. Mi decisión es indeclinable".

Entre Lospennato y Poccard, el experimentado correntino cuenta con más chances que la legisladora del Pro, quien quedó debilitada en el interbloque de Diputados por haber lesionado, con múltiples picardías, el pacto de "no agresión" oficialista cuando se debatió ley de interrupción del embarazo hasta la semana 14.

La realidad, sin embargo, marca un panorama más desolador. Desde que arrancó el período de sesiones ordinarias -1 de marzo pasado-, la bicameral no funcionó por no contar con autoridades votadas. Anteayer, la oposición dejó plantada a Carrió tras desconocer un supuesto consenso en la repartija de comisiones que se encontraban congeladas. Es decir que, al menos por ahora, la venia de la diputada de la CC a Lospennato y Braillard Poccard quedará en stand by. En este grupo de inactividad en 2018 también aparecen las bicamerales de control del Código Procesal Penal y la del Defensor del Pueblo.

Anteayer, el jefe del PJ en el Senado, Miguel Pichetto, negó que existiera "un acuerdo con los otros bloques para que la presidencia de esta comisión quedara en cabeza de un diputado". Además, resaltó: "Me enteré por los diarios sobre la posibilidad de que la presidiera la diputada Elisa Carrió en lugar de Braillard Poccard". Pichetto dejó en claro que no está de acuerdo con la "proscripción de nadie" y ratificó la intención de respetar "la decisión de los bloques de elegir a quien consideren pertinente para hacerse cargo de la presidencias de esta comisión".

Dardos

Al ser consultado sobre la situación judicial de la jefa del cristichavismo, Garavano deslizó que a su entender no es bueno que un expresidente esté preso "por el hecho en sí, y porque uno tendería a pensar que no debería haber sospecha de que esta persona se fugue o vaya a entorpecer el accionar de la Justicia".

Por otra parte, el ministro dijo que "a priori no parece bueno el desafuero y la detención, siendo que se pueden dar explicaciones en el marco de un juicio oral", y que la prisión preventiva es "una medida excepcional que hay que usar restrictivamente".

"Estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes. Puede estar emparentado también con la impunidad de -el expresidente y actual senador Carlos- Menem en la Cámara de Casación (por la causa relacionada con venta de armas a Ecuador y Croacia). Si esto es así es pasible de juicio político", advirtió Carrió en redes sociales. La sola posibilidad de presentar un proyecto en este sentido y empujar su debate en la comisión correspondiente generará una grave crisis en el oficialismo.

Por la tarde, la diputada siguió: "Los delitos de corrupción son imprescriptibles y están equiparados a la traición a la patria por el artículo 36 de la Constitución Nacional"

Dejá tu comentario

Te puede interesar