Macri provocó el malestar de propios y ajenos

Política

“¿Así que Macri se quedó varado en Europa??. ¡Mirá qué casualidad!”, señalaba sarcástico un marplatense que vino, exclusivamente desde la Costa, para degustar el inigualable cordero patagónico de Las Delicias, en Quintana y Callao, plato muy adecuado para las actuales temperaturas. Aunque también el Senador Esteban Bullrich, entre otros varios, quedó en EE.UU., la alusión solo al ex mandatario no era casual, debido a la sumatoria de conflictos empresarios, y algunos derivados de su gestión, que fueron surgiendo.

Esto no impidió que desde España, adonde fue a presentar su libro, o desde París, Bruselas o Berlín, en su recorrida que se extiende desde principio de mes, fuera haciendo declaraciones, cada vez más políticas, lo que provocó el malestar, incluso en sus propias filas, que preferirían que se llamara un poco a silencio. El tema se apaciguó un tanto sobre el fin de semana, y tras el corrimiento de su delfín, Patricia Bullrich, de la lucha interna por la ciudad en la que terminó imponiéndose el Jefe porteño, que impuso su criterio no solo en el PRO CABA, sino también en el bonaerense, por lo que también el intendente de Vicente López, “más Jorge, que Macri”, se bajó de la pulsada en esta etapa, dejando el camino allanado para que el vicejefe de la Ciudad, Diego Santilli arme su estrategia.

De todos modos, este tendrá que medirse aún con el candidato radical, Facundo Manes (que todavía no termina de confirmarse si será sorpresa o una de esas decepciones típicas a las que los partidos nos tienen acostumbrados cuando aparecen figuritas por afuera de la política por lo que hay tantas apuestas hoy en los quinchos a éxito como a fracaso electoral en esta nueva idea de los radicales), de la misma forma que en la ciudad, María Eugenia Vidal no se sabe aún si tendrá que enfrentar en las primarias a alguna lista UCR (a pesar de que incorporó al periodista Martín Tetaz de esa agrupación como precandidato), pero si tendrá que medirse con Ricardo López Murphy, de RU (Republicanos Unidos), que “picó en punta”, y ya presentó, incluso, sus listas completas, a diputados nacionales, de la ciudad, y hasta los suplentes.

Los heridos, como siempre, no son pocos, pero se van perfilando los grupos, acercamientos y alianzas, al menos en la oposición de algunos de los principales distritos. Para el oficialismo las cosas son bastante más complejas, entre otras cosas, por el debilitamiento que conlleva la propia gestión (“siempre es más fácil hacer campaña desde la oposición”, destacaba un conocedor), y se espera que en esta semana comiencen a surgir novedades, de nombres, que van a provocar más de una sorpresa.

Dejá tu comentario