"Clamor" por Ibarra va a la Plaza

Política

El ibarrismo comenzó ayer a desplegar una serie de actividades en la búsqueda de apoyos al regreso de Aníbal Ibarra, enjuiciado por supuesto mal desempeño en el caso Cromañón y suspendido de su cargo desde el 14 de noviembre pasado.

El jueves el propio Ibarra junto al gabinete del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, artistas, deportistas y otras personalidades de reconocimiento popular, convocarán, desde el Palacio San Miguel, a una marcha que, con la consigna «NO» (emulando la chilena contra Pinochet), manifestará su oposición a la destitución del mandatario de la Capital Federal.

Ayer, además, se agregó a la escena de defensores, otra vez Vilma Ibarra. La hermana del jefe de Gobierno criticó ahora duramente a Elisa Carrió, de quien dijo está «cada vez más cerca» de las «estrategias autoritarias de la derecha argentina» y es cada vez «más funcional» al líder del PRO, Mauricio Macri.

La senadora preguntó:
«¿Dónde estaba Elisa Carrió que no se la escuchó indignarse cuando en este juicio político se trampearon las votaciones y se presionó a los legisladores oficialistas para que renunciaran a la Comisión Investigadora?».

La legisladora, también reclamó a Carrió por no opinar cuando «amenazaron de muerte a los hijos menores del jefe de Gobierno porteño».

En esa ronda de apoyos y defensores que intenta ampliar Ibarra (Aníbal) de aquí a la votación de la Sala Juzgadora (el 10 de marzo), el suspendido mandatario encontró la adhesión del gobernador de Tucumán, José Alperovich. «Estoy en contra del juicio político y a favor de que se determinen rápidamente quiénes fueron los culpables de lo que sucedió en el boliche Cromañón», dijo Alperovich.

El mandatario tucumano afirmó asimismo que
«hay que pensar en las víctimas y no en las ventajas políticas que un drama genera. Esto no le hace bien al sistema y debe ser la Justicia la que ponga las cosas en su sitio».

Por otra parte, la convocatoria a la manifestación en la Plaza de Mayo, que hace el ibarrismo el 2 de marzo, fue uno de los puntos que se trató el sábado pasado, en un encuentro al que le bajó el tono y el temario. Se trató de la reunión que iba a desarrollarse en el marco de la construcción de un nuevo partido político de centroizquierda que quiere promover-Ibarra, pero esa noticia no fue bien recibida por el gobierno, del cual es vital el apoyo que pueda traducirse en la Comisión de Juicio Político.

«Cuando Ibarra piensa en un partido de centroizquierda es que no entiende nada.


Tenemos que confluir todos en el mismo espacio, hay que ser amplios»,
les explicó Alberto Fernández a los suyos el jueves por la noche. Fue durante una cena en San Telmo, cuando el jefe de Gabinete se entregó al coloquio con el llamado grupo Sub-40 (menores de esa edad, claro, excepto el ministro), de funcionarios y legisladores, entre ellos Juan Manuel Abal Medina, Juan Manuel Olmos, Viviana Centanaro, Silvia La Ruffa y Cristian Asinelli.

• Postergación

Ese mensaje ya lo había recibido Ibarra y el encuentro partidario se postergó de un sábado al otro, hasta que se realizó, pero dedicado al operativo clamor que se orquesta desde la tropa de Ibarra, y sin la presencia del mandatario suspendido, a diferencia de la primera versión de esas tenidas. La marcha que se planifica estaba prevista para coincidir con el momento en el que el jefe de Gobierno formulara su descargo ante la Sala Juzgadora en la Legislatura porteña, pero la comisión anticipó esa instancia y será el 28 cuando el jefe de Gobierno haga su discurso, después del alegato de los fiscales y el del defensor Julio César Strassera, que serán ese mismo día.

Ibarra
difundió el apoyo de alcaldes de distintos países que se manifestaron en contra del proceso que afronta el jefe porteño, e inclusive en la página Web que estrenó para publicitar su causa, el jefe de Gobierno publicó una entrevista al premio Nobel, Adolfo Pérez Esquivel, quien también critica el proceso legislativo. Esa presencia, de conseguirla para el 2 de marzo, importa a los ibarristas porque Pérez Esquivel en un principio participó de marchas de los padres de las víctimas de Cromañón.

Ibarra
recibió apoyo de un ministro del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez. Mariano Arana, ex intendente de Montevideo y actual ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, le aseguró que sigue «con preocupación» el proceso.

Dejá tu comentario