Megacausa de espionaje macrista pasa a Comodoro Py

Política

El Alto tribunal determinó que la investigación sobre el accionar de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante la presidencia de Mauricio Macri quede a cargo de el juez Marcelo Martínez de Giorgi. 

La Corte Suprema de la Nación confirmó este jueves que la causa de espionaje macrista conocida como Super Mario Bross y todas las causas anexas pasarán a la órbita de Comodoro Py.

Con una integración especial de conjueces destinados para esta causa, Javier Leal de Ibarra, Juan Carlos Bozón, Guillermo Antelo, Ramón González y Mario Leal decidieron que los expedientes que investigan el accionar de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante la presidencia de Mauricio Macri quede a cargo de el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

La causa en cuestión ya había pasado a Comodoro Py, pero aún quedaban recursos pendientes como el de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de algunos querellantes que discutían la jurisdicción en la que se debía investigar: esto es en la Justicia Federal de Lomas de Zamora o en los Tribunales de Comodoro Py, como querían varios de los implicados en esta maniobra.

La Corte tuvo que integrarse con conjueces -titulares de cámaras federales sorteados para esa función-, ya que Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti fundaron su apartamiento en cuestiones de "delicadeza" y "decoro" que no fueron explicitadas, mientras que Carlos Rosenkrantz se excusó porque podría estar él mismo involucrado en una situación de espionaje ilegal.

En este sentido, el máximo tribunal también ratificó en su fallo los procesamientos de los directivos de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, ya que bajo su órbita se desarrolló toda esta estructura paraestatal de espionaje.

La causa por el espionaje al Instituto Patria se originó hace dos años cuando la entonces interventora en la AFI, Cristina Caamaño, denunció ante la justicia federal que la misma agencia había realizado actividades en el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchnery en su oficina.

Además del caso de la expresidenta, Arribas y Majdalani se encontraban involucrados en un expediente por espionaje sobre medio centenar de dirigentes políticos, periodistas, sindicalistas y funcionarios de la justicia.

Dejá tu comentario