Coronavirus y política: donación de plasma dispara guerra por límite de extracción

Política

Hay proyectos que traspasan el límite legal y proponen una acción obligatoria a quienes hayan tenido Covid-19.

Después de semanas de siesta presencial y virtual, Diputados aprobó un combo de tres proyectos de ley, entre los que se encontraba uno para promover la donación voluntaria de sangre para la obtención de plasma de pacientes recuperados de coronavirus, a pesar de especialistas que advierten aún por falta de información en cuanto a cuestiones básicas como seguridad, eficacia y costos. En las últimas horas, el texto disparó una polémica por otras iniciativas que van más allá e incluyen la extracción obligatoria, es decir, fuera de cualquier límite legal.

El proyecto avalado en Diputados, impulsado por kirchneristas, macristas y otros opositores -se trató en modo flash- otorga dos días de descanso ante cada donación que, según consta en el texto, debe ser “voluntaria”. También impone un “reconocimiento” a quienes accedan en carácter de “Ciudadanos/as solidarios/as de la República Argentina”. Los aportantes de sangre, plaquetas y médula ósea para otras cuestiones continuarán -como debe ser, en cualquier cuestión voluntaria- por la vía habitual.

Con la discusión en agenda, aparecieron legisladores bonaerenses que quisieron aprovechar la ola de la campaña. Durante el fin de semana, el por ahora macrista y siempre danielangelicista Daniel Lipovetzky adelantó en redes sociales que presentaría hoy un proyecto para establecer la “obligatoriedad de al menos una donación de plasma, para personas recuperadas -de coronavirus- mayores de 18 y menores de 60 años”.

Horas después, aclaró: “El proyecto NO establece la donación compulsiva. Considera donantes a los recuperados que estén en condiciones de donar, salvo que expresen su negativa. Declara de interés público la donación apelando a la solidaridad de todos”. Para el correr de la jornada de hoy se espera la iniciativa.

Obligatorio

En el Senado, la cuestión parece preocupante. En los archivos de la web de la Cámara alta, que comanda Cristina de Kirchner, el legislador de Juntos por el Cambio Roberto Basualdo presentó un proyecto -borrador- que dispone “la extracción de sangre a todos los pacientes recuperados de Covid-19 que tengan dos test negativos” mientras “dure la emergencia sanitaria”.

pag13-Roberto Basualdo.jpg

Basualdo fundamentó: “Hasta este momento es el procedimiento que ha demostrado mayor eficacia. Los pacientes bajo esta terapia han logrado mejor recuperación y tasa de supervivencia. Con lo cual se abre una luz de esperanza por lo menos hasta que se desarrolle un medicamento especifico o una vacuna. Por lo cual es fundamental contar con un banco de plasma”.

A favor de la iniciativa, el legislador aseveró que así como aparecen nuevos síntomas también lo hacen “terapias, remedios y vacunas que se encuentran en estudio y prueban alrededor del mundo”, y agregó: “‘Investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai y de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins descubrieron que los pacientes convalecientes que recibieron plasma, tuvieron mejores resultados en comparación con pacientes similares que no recibieron las transfusiones. En el estudio, los receptores de plasma tenían más probabilidades de permanecer estables o mostrar una mejora en sus requerimientos de oxígeno suplementario. También habían mejorado la supervivencia en comparación con los pacientes control. Demostrando que es una terapia segura’”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario