Patricia Bullrich se sumó a un cacerolazo frente a la quinta de Olivos

Política

"Para nosotros suspender las clases es algo realmente terrible", lanzó

La dirigente de Juntos por el Cambio, Patricio Bullrich, se dirigió hace las cercanías de la Quinta de Olivos y se sumó a un cacerolazo contra las nuevas restricciones que lanzó el Gobierno ante la explosión de casos de Covid-19.

"Para nosotros suspender las clases es algo realmente terrible", lanzó. "El Ministro Trotta durante hoy dijo que no había alto nivel de contagio. La gente no puede más. La gente necesita trabajar", abundó. En línea con las declaraciones de la oposición.

Reclamó una salida distinta. "Todo aquel que tiene un trabajo lo va a perder y en vez de generar un sistema razonable de horarios diferenciado".

"Por eso la gente sale con indignación, no puede creer que los chicos vuelvan a sus casas y volvamos a perder la posibilidad del futuro", insistió.

Sobre el fuerte operativo de seguridad que adelantó el presidente, Alberto Fernàndez, para hacer cumplir las medidas sostuvo que "las fuerzas van a actuar siempre de acuerdo a la ley pero con un gran desgano, nadie quiere parar a una persona que va a ir a trabajar".

Temas

Dejá tu comentario