Sin incidentes, manifestantes realizaron otra jornada de vigilia en la casa de Cristina

Política

Manifestantes se acercaron al domicilio en Recoleta este domingo. La vicepresidenta arribó pasadas las 20 y saludó a los militantes. La Policía llegó minutos más tarde, con camiones hidrantes e infantería. Horas después, abandonaron el lugar.

Militantes afines al kirchnerismo realizaron este domingo en la esquina de Juncal y Uruguay de la Ciudad de Buenos Aires una nueva jornada de vigilia en la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner , quien arribó cerca de las 20 acompañada por su custodia y se acercó a saludar a los militantes que la aguardaban desde temprano en el lugar.

Fernández de Kirchner había salido luego del mediodía de su casa en el barrio de Recoleta, donde durante la tarde se sumaron más manifestantes para expresarle su apoyo y acceder a la oportunidad de recibir un saludo, tomarle la mano o fotografiarse junto a la titular del Senado.

Más tarde, por la noche, la exmandataria regresó a su domicilio y saludó a los presentes, a quienes les volvió a agradecer por el acompañamiento.

https://twitter.com/rosarioa/status/1564049777628782594

Curiosamente, minutos más tarde y pese a la calma que se percibía en el lugar, la Policía de la Ciudad arribó al lugar con un operativo masivo que incluyó más de 17 camiones, entre los que se contabilizaban vehículos hidrantes, además de infantería.

De acuerdo a cronistas que se encontraban en el lugar, más de 40 efectivos se desplegaron por la zona y ocuparon tres cuadras en las inmediaciones del domicilio de la vicepresidenta, impidiendo el tránsito. De parte de los manifestantes, apenas se contabilizaban unas 20 personas que se encontraban sobre las veredas de Juncal y Uruguay.

Menos de una hora después de haber arribado a la zona, los agentes de la Policía porteña abandonaron el lugar. Al rededor de las 22.30, en la zona quedaban algunos manifestantes que continúan la vigilia junto a los agentes de tránsito que se apostaron en las esquinas lindantes al domicilio.

Ayer por la tarde la Policía porteña reprimió a los manifestantes que se encontraban en las inmediaciones del domicilio de la expresidenta, entre ellos su hijo y diputado nacional del Frente de Todos (FdT) Máximo Kirchner, que fue agredido por efectivos policiales.

Más tarde, esa misma noche, la vicepresidenta dio un breve discurso a la militancia en la esquina de Recoleta, donde señaló que "el único lugar donde se produjo violencia fue en la Ciudad de Buenos Aires", y le pidió a sus seguidores que "vayan a descansar porque ha sido un largo día".

"Acto de locura institucional"

El titular de a Agencia Federal de Inteligencia, Agustín Rossi, consideró este domingo que la decisión de poner vallas alrededor del domicilio de Cristina Kirchner "fue un acto de locura institucional" del Gobierno porteño, y se preguntó "por qué no se le ocurrió" tomar la misma medida cuando se juntó gente en la puerta del edificio en Recoleta para agredir a la vicepresidenta.

"Fue una locura haber puesto las vallas. Es un error garrafal además de ser claramente injusto, porque cuando iban a agredirla a Cristina a la puerta de su casa a nadie se le ocurrió ponerle una valla. Y a nadie se le ocurrió preguntarse si eso le molestaba o le generaba un inconveniente a la vecina Cristina Fernández de Kirchner", comparó.

En declaraciones a "Lado P", el programa que conducen Elizabeth Peger y Eduardo Paladini por Radio Rivadavia, el santafesino manifestó su sorpresa por el operativo policial ordenado por las autoridades de seguridad del Gobierno porteño, y sostuvo que "ese sitiado del domicilio con las vallas fue un error gravísimo de alguien que dice que busca la paz social", en alusión al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Brutalidad macrista

El ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, también se expresó en repudió a "la brutalidad macrista" y advirtió que "a través de una Mesa Judicial o con garrotazos en la calle, su objetivo es el mismo: condicionar la democracia".

"La actuación de la policía de (el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez) Larreta en el día de ayer" en cercanías de la casa de Cristina Fernández de Kirchner "y puntualmente la violencia ejercida contra el diputado (Máximo) Kirchner, evidencia otra vez la brutalidad macrista", dijo Soria en Twitter.

"A través de una Mesa Judicial o con garrotazos en la calle, su objetivo es el mismo: condicionar la democracia", alertó el funcionario.

Dejá tu comentario