Cruces entre oficialistas y opositores por la protesta programada para el 8-N

Política

La protesta antikirchnerista convocada para el jueves 8 de noviembre y a la que adhieren dirigentes políticos opositores generó polémicas y duros cruces en los últimos días. Voces a favor y en contra se replicaron por los medios de comunicación. Este lunes, el senador nacional Aníbal Fernández aseguró que "es un invento de una facción de ultraderecha paga" que tiene como "único objetivo la defensa de los intereses de Clarín".

"El 8-N es un invento de una facción de ultraderecha, paga, la mayoría financiada por la Fundación Pensar, por gente de la Sociedad Rural y por viejos remanentes de lo que fuera el golpe militar, ligado a lo más rancio de la extrema derecha de la Argentina", aseveró el senador Aníbal Fernández, en declaraciones al programa televisivo Baires Directo, que se emite por Telefé.

Para Fernández, el " único objetivo, como punta de flecha, la defensa de los intereses de Clarín, que incentiva este tipo de acciones so pretexto de mejorar una posición que debe ajustarse a lo que dice la ley y lo que dice la Justicia".

El legislador hizo referencia a "esta extrema derecha paga, a los que han puesto mucha plata para tener un ejército de gente generando identidades falsas en las redes sociales y este tipo de cosas, y agraviando", y sostuvo que se trata de una protesta "contra el hombre común, no contra el gobierno en definitiva".

Sobre el polémico 8-N se escucharon otras opiniones de oficialistas y opositores. Aquí, un repaso por las más recientes.

Mauricio Macri

En un acto político en Lanús, el líder del PRO dijo que la caceroleada "nos representa como argentinos y como hombres libres que queremos vivir mejor, con respeto, con tolerancia y poniendo la energía en construir y no en agredir".

"Tenemos que defender nuestro futuro, sin miedo y con esperanza. Juntos vamos a terminar con la Argentina del odio y de la agresión para construir el país mejor que todos nos merecemos", agregó.

Gerónimo "Momo" Vengas

El titular del gremio de los peones rurales apoyó la protesta convocada y advirtió a los dirigentes de la oposición que ningún político debe "capitalizarla"."Voy a ir al 8N, pero tenemos que participar no como dirigentes políticos o gremiales, sino como ciudadanos. Nadie puede capitalizar esto que es una autoconvocatoria"", dijo en declaraciones radiales.

Alberto Fernández

El exjefe de Gabinete considero que "hay un problema de odio entre dos partes, no son todos, pero los que odian se hacen notar". En ese sentido, aclaró que "no es amigo de las cacerolas" y recomendó que "lo mejor que tenemos que hacer todos es bajar los decíbeles, todos tienen derecho a manifestarse, unos irán el 8 de noviembre y otros el 7 de diciembre".

Julio De Vido

El ministro de Planificación Federal le apuntó directamente a Macri. "Dice que se siente representado por el 8 de Noviembre, sería bueno que se ponga al frente y, desde una tarima en el Obelisco, explique cuál es su plan de gobierno, si es que tiene uno". En un comunicado difundido este fin de semana, De Vido además señaló: "Qué mejor oportunidad, en un marco de paz, armonía y tolerancia, como el que se vio el 13 de septiembre (cuando se realizó la primera protesta), para que alguien que quiere ser presidente presente sus propuestas", y consideró que "un dirigente debe ponerse al frente de las demandas de la gente si la quiere conducir".

"Es lícito que tengan una visión diferente de país, como lo es también que nosotros tengamos otra, que cuenta con el acompañamiento del 54% de los argentinos que quieren que continúe y se profundice", agregó De Vido. En ese sentido, De Vido puntualizó que "por eso sería bueno que ya que se sienten tan representados por la convocatoria, Macri y otros dirigentes se pongan al frente y se presenten a elecciones, que es la manera que en democracia se elige a quien gobierna".

Luis Naidenoff

El titular del bloque de senadores de la UCR dijo que "no es una marcha gestada por la política ni por los partidos políticas, por eso la marcha del 13 de septiembre ha sorprendido". Además, señaló que "quizás muchas de estas movilizaciones tienen que ver con la falta de respuesta o falta de entendimiento de la propia política en temas que la gente ve con preocupación. Uno de los temas es esta idea de la intención de perpetuarse a cualquier precio no importa la forma ni los modos".

José Manuel De la Sota

El gobernador de Córdoba vaticinó que la movilización "será una expresión lógica de la sociedad frente a la falta de diálogo" del kirchnerismo. "Será una expresión lógica de la sociedad frente a la falta de diálogo del Gobierno nacional. Hay una parte de la sociedad que reclama ser escuchada", afirmó De la Sota. Según dijo el mandatario, la intención es "hacer una revolución en paz" y evaluó que "hay que tener convicciones, pasiones, pero también respeto por el otro".

Elisa Carrió

La diputada nacional dijo que "esta semana, el protagonista principal es el pueblo. Y el protagonista en la historia que viene también es el pueblo. Detrás del pueblo está toda la política y el análisis político. El pueblo va adelante". Luego aclarar que se refería a las manifestaciones, agregó: "Esto va a ser maravilloso para el pueblo mientras sea un canto de unidad. No tienen que ir los políticos y por eso yo no voy. Y le pido a los políticos que no vayan. El pueblo tiene que estar unido en su constitución y después perdonará".

Asimismo, advirtió que los próximos comicios "hay que tener cuidado con la vieja corporación. Los únicos corruptos no son los Kirchner. El kirchnerismo es una profundización del menemismo y del duhaldismo. No es que hace diez años nos roban, sino hace 70".

Ricardo Forster

El filósofo y referente de Carta Abierta consideró que en la protesta participarán sectores con "una ideología no dicha, no explicitada, pero que se puede identificar perfectamente con una idea de derecha conservadora y en muchos casos con rasgos francamente de prejuicio e incluso de racismo también".

Forster sostuvo que "no habría que sorprenderse" si participara "una cantidad mas o menos significativa de gente, porque esta es una ciudad donde la derecha, el macrismo, sacó el 65 por ciento de los votos en el balotaje".

"Que se movilice una cantidad significativa no quiere decir que represente a la mayoría de la sociedad", opinó, y agregó que "acá hay una gran confusión, se supone que una movilización desplaza lo que es la construcción política y lo que son las elecciones".  

"Esto expresa el malestar de algún sector de la sociedad argentina, incluso que ese sector arrastre a otros que se dejan de algún modo convocar por una ideología que no está explícitamente definida, pero que está claramente puesta en evidencia con el tipo de discurso que uno escucha cotidianamente proveniente de esos sectores", agregó Forster

Patricia Bullrich

La diputada de Unión por Todos convocó al cacerolazo desde la página web de su partido, donde ofrece un "editor de imágenes" para diseñar carteles a medida y hasta ringtones con el sonido de una cacerola bajo el lema: "¿Querés hacer sonar la cacerola? Descargate este archivo mp3 y hacela sonar desde ahora". Además, en el perfil de Facebook de su partido subieron un juego interactivo que se llama "Dale a la cacerola" y en su bajada se pregunta: "¿Cuántos cacerolazos podés dar en 15 segundos?".

Ricardo Gil Lavedra

El titular del bloque de diputados de la UCR consideró que la manifestación es "espontánea" y que está dirigida fundamentalmente en contra "del estilo gubernamental" de Cristina de Kirchner. Sin embargo, el exjuez admitió que "esta enorme porción de gente tiene un problema importante de representación" y pidió a la oposición "tomar en cuenta" esa situación.

Dejá tu comentario