Corte "refresca" Acordada de feria y firmará nueva prórroga

Política

Rubricará hoy nuevo documento que extiende esquema de emergencia, luego de publicación de DNU del Gobierno. Idénticos parámetros. Circuló documento falso. Dos "bombas" vinculadas a cárceles.

La Corte Suprema aguardará la publicación del nuevo decreto con el que el Gobierno extenderá la cuarentena para volver a pronunciarse, hoy mismo, respecto al funcionamiento del Poder Judicial y la feria extraordinaria dictada por motivos sanitarios. La nueva acordada será más de forma que de fondo. De hecho, en la firmada el pasado 20 de marzo, el máximo Tribunal especificó en su artículo 2 la vigencia de la feria hasta el 31 de este mes podría extenderse “por igual plazo que el que el Poder Ejecutivo Nacional pudiera disponer su prórroga –en los términos de lo dispuesto en el artículo 1°” del DNU de aislamiento obligatorio. Haberlo atado a la decisión de la Casa Rosada exhibía que en esta materia hay total sincronía entre el Palacio de Tribunales y el comité de crisis de Alberto Fernández.

Si no hay modificaciones sustantivas, algo que en principio no surge de los anuncios de prórroga de la cuarentena hasta el 12 de abril, el texto será meramente formal pero tendrá autonomía respecto a que las Cámaras continúen reorganizando turnos y guardias. La ansiedad motivó que ayer circulara una Acordada “trucha” que en el marco de la pandemia fijaba extraños parámetros respecto al personal. Motivará una investigación porque se insertaron en un documento falso, pero aparentemente oficial, la firma de tres ministros.

De hecho, el cambio más significativo fue el sutil “acortamiento” del turno policial con los juzgados federales de Comodoro Py. Luis Rodríguez quedó saturado de denuncias por violación de la cuarentena en la última quincena. Por eso es que a partir de mañana, Julián Ercolini recibirá esa responsabilidad solamente por una semana. Lo sucederá Marcelo Martínez de Giorgi, por igual período. La ronda seguirá consecutivamente. El esquema de emergencia llegará a junio.

La Corte, por su parte, tomará hoy nota del nuevo DNU y prorrogará el mismo formato que tuvo estos 11 días, con la necesidad de que se respeten guardias mínimas, con agentes fuera de los grupos de riesgo, pero que la prestación del servicio continúe, sobre todo por la vía digital, delegando en las Cámaras la superintendencia. El énfasis seguirá puesto sólo en el tratamiento de cuestiones que no admitan demora, relacionadas con detenciones, violencia urbana y doméstica, delitos contra la salud pública (con los que se sanciona a quienes infrinjan dos artículos del Código Penal), delitos migratorios, interrupción de comunicaciones, aprovechamiento de calamidad, habeas corpus y delitos contra la seguridad pública, amparos de salud, entre otros. El compendio no fue aleatorio, sino dirigido a lo que podrían ser focos de conflicto conforme el avance de la pandemia. El funcionamiento de este sistema, sobre todo en el interior, ha sido satisfactorio.

Pero como adelantó Ámbito Financiero el viernes pasado hay dos escenarios cuya dinámica se observa con preocupación en tribunales. Ambos están ligados a la cuestión penitenciaria y su posible foco de contagio acelerado del coronavirus. Casación le solicitó al Servicio Penitenciario Federal un informe detallando grupos de riesgo en penales federales. El SPF le entregó al máximo tribunal penal una granada y se quedó con la espoleta: hay 1280 detenidos entre condenados y procesados que acumulan riesgos adicionales si contraen la enfermedad. Pero la nómina la integran exfuncionarios, represores, violadores y algunos condenados por asesinato. Casación buscó una salida al dilema: comenzó a otorgar libertades a mujeres con hijos pequeños. “Va a ser como en un naufragio -graficó una alta fuente judicial –mujeres y niños primero”. La otra encrucijada se presenta en la provincia de Buenos Aires donde la Suprema Corte le delegó expresamente a Axel Kicillof la responsabilidad sobre las condiciones de salubridad en los penales provinciales. Eso fue leído en lo político como entregarle otra granada sin espoleta, pero al Ejecutivo. Julio Alak junto al Comité de Crisis provincial que integran los tres poderes y acordaron palear la situación permitiendo celulares a los internos para evitar visitas y mitigar eventuales contagios.

Ayer mismo, la Suprema Corte PBA dictó su propia resolución respecto a la prórroga de la cuarentena. Extendió así el asueto con guardias para casos urgentes y prestación mínima, firmado por su presidente, Eduardo de Lázzari. Le agregó que los magistrados se programen su agenda para poder, además, poder dictar resoluciones o sentencias que tengan pendientes. Y conminó al Banco Provincia para que ponga a disposición de los órganos judiciales un sistema informático remoto con medidas de seguridad adecuadas para las cuentas bancarias judiciales. Volvió a enfatizar sobre asuntos urgentes y hubo refuerzo respecto al tratamiento de los casos de violencia familiar y de género, mediante dispositivos tecnológicos que permitan a las victimas denunciar sin concurrir a tribunales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario