Larreta hace números para sumar alivio fiscal a monotributistas y pymes

Política

El jefe de Gobierno anunciará esta semana una propuesta para paliar las consecuencias económicas del aislamiento obligatorio. También tasas municipales tendrían cambios.

El Gobierno porteño está definiendo cuánto y cómo volcar en recursos para apuntalar a sectores afectados por las consecuencias económicas de la cuarentena obligatoria. Un alivio fiscal que le traería una baja en la recaudación ya afectada apuntará a pequeñas y medianas empresas como a cuentapropistas que pagan el Monotributo, para los cuales ayer dispuso de beneficios la administración de Alberto Fernández.

Preocupa a la Ciudad el impacto, a la vez, en la recaudación de Ingresos Brutos, el rubro que aporta el 60% del Presupuesto porteño. Como sea, desde una rebaja significativa en Ingresos Brutos hasta condonaciones en otros casos es el abanico de ofertas que define Horacio Rodríguez Larreta para sumar a las medidas ya anunciadas por el Gobierno nacional para los monotributistas.

Esta semana es clave para esas definiciones ya que se aceleraban ayer al reportarse el primer caso de un infectado a causa de la circulación local del virus que azota al mundo.

Es decir, de acuerdo con cómo evolucione esa situación nueva, que era esperada por los gobiernos, se decidirá alargar la cuarentena obligatoria que se impuso en principio hasta el 31 de marzo próximo.

Una prolongación, quizá extremadamente necesaria de acuerdo con la evolución que se observe esta semana, provocará el anticipo de medidas. Entre otras, habría beneficios para los propietarios en el Impuesto Inmobiliario y las tasas de Alumbrado, Barrido y Limpieza, que en principio podrían prorrogar las fechas de vencimiento.

El vicejefe de Gobierno porteño y ministro de Seguridad y Justicia, Diego Santilli, se encargó ayer de divulgar datos para tranquilizar y al mismo tiempo admitió la posibilidad de alargar la cuarentena que, si bien sp cumple con alto acatamiento en el distrito, aún desvela por los casos de incumplimiento que día a día se deben controlar.

“Compramos más camas y más respiradores. La Ciudad está preparada para que llegue el pico de casos”, aseguró Santilli y expresó que apela más “a la conciencia colectiva que al estado de sitio”, al aludir a la posibilidad de una medida extrema para el cumplimiento total del aislamiento.

“Acá no hay un equipo de Nación, otro de provincia y otro de Ciudad. Hoy somos un solo equipo y estamos juntos”, destacó el funcionario y contó que “en el fin de semana hubo 560 personas demoradas y más de 160 detenidas”.

En cuanto a la posibilidad de alargar la cuarentena obligatoria, el vicejefe de la Ciudad fue contundente a para referirse a que “hoy la prioridad es la salud; si hay que extender la cuarentena, se va a extender. No hay economía alguna sin salud. La única salida a esto es el aislamiento”, insistió.

En el mismo sentido, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, confirmó que los casos de coronavirus en la Ciudad “van a aumentar”, por lo que el Gobierno incrementará “las medidas de seguridad para que no se rompa la cuarentena”.

“Estamos dedicando el tiempo a acompañar a los equipos necesarios de salud. Los casos van a aumentar y por eso activamos medidas de seguridad para que no rompan la cuarentena”, indicó ante las radios Miguel.

“Nosotros nos cuidamos y damos el ejemplo. Estamos cumpliendo con todas las medidas. Tenemos que guardar distancia, lavarnos las manos y tratar de no circular”, indicó.

Para Santilli, si bien “hay un alto cumplimiento de la sociedad a la cuarentena”, durante los últimos días se registraron “casos entre patéticos y ridículos de personas que no entendían”. Como ejemplo dio el de 14 personas dentro de un albergue transitorio el pasado viernes.

Entonces anticipó que se endurecerán los controles a partir de la finalización, hoy, del fin de semana largo para el cual se dispusieron medidas especiales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario