29 de diciembre 2011 - 13:13

Desde la CGT reafirman la voluntad moyanista de bajar la tensión con Casa Rosada

Cristina de Kirchner, Hugo y Pablo Mayano
Cristina de Kirchner, Hugo y Pablo Mayano
El secretario de Políticas de Empleo de la CGT, Jorge Lobais, reconoció que la central ingresará en una "tregua" en sus cruces con el Gobierno, al tiempo que Hugo Moyano tenía previsto llamar por teléfono a Cristina de Kirchner para darle su apoyo, pero fuentes gubernamentales y sindicales evitaron confirmar si la comunicación ya existió.

Lobais calificó de "golpe grande" el anuncio de la detección del carcinoma papilar de tiroides que padece la mandataria, y al ser consultado sobre si durante las próximas semanas disminuirá el tono del enfrentamiento entre el kirchenrismo y la CGT, señaló: "Claro que va a haber una tregua".

"Estamos todos preocupados por la salud de ella", dijo el directivo de la CGT, quien le deseó a Cristina "la mejor de las suertes en esta intervención quirúrgica y que Dios la ayude porque nos va ayudara todos nosotros".

Ámbito Financiero reveló que el Sindicato de Camioneros avaló una tregua con los empresarios del transporte en el conflicto que mantienen por el pago de un adicional de fin de año. El acuerdo fue alcanzado el martes a última hora y coincidió con el anuncio oficial respecto de la enfermedad que sufre Cristina de Kirchner. En el gremio prometieron extender la paz al menos hasta mediados de enero.

La tregua llega luego de la declaración del sindicato del estado de "alerta y movilización" por la falta de respuesta empresarial a la demanda del plus salarial de $ 2.500, y de una amenaza de paro nacional lanzada por Pablo Moyano.

El diputado y jefe del gremio de empleados judiciales Julio Piumato reveló que durante el día Moyano intentaría llamar a la Presidenta para interiorizarse sobre su estado de salud, en el momento de mayor tensión política entre ambos. El camionero y Cristina no tienen diálogo desde hace varios meses.

En ese sentido, Lobais defendió la postura de Moyano frente a la Casa Rosada y señaló: "Hemos sido muy prudentes, no tenemos intención de llegar a un enfrentamiento con la Presidenta, tenemos diferentes puntos de vista en algunos temas".

Dejá tu comentario

Te puede interesar