Uno de los contagiados de coronavirus en el viaje de egresados a México es hijo de Santilli

Política

Así lo confirmó el propio Vicejefe de Gobierno de la Ciudad. El Ministerio de Salud pidió evitar los viajes fuera del país por motivos no esenciales.

Un hijo del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, es uno de los 44 jóvenes que volvieron al país contagiados de coronavirus luego de un viaje de egresados a Cancún, México, según confirmaron sus padres en declaraciones públicas, mientras el caso había disparado ayer una nueva recomendación del Ministerio de Salud de la Nación de evitar los viajes fuera del país por motivos no esenciales.

"Lamentablemente tiene de nuevo. Volvió de su viaje de egresados y volvió con Covid positivo. Fue hisopado en Ezeiza y está aislado desde el jueves de esta semana", dijo Santilli en declaraciones a Radio Mitre, tras explicar que en agosto el joven, de nombre Nicanor, ya había padecido la enfermedad.

Pero la primera en hacer pública la noticia fue su madre, la periodista Nancy Pazos, que lo explicó en su cuenta de la red social Twitter.

"Aislada por los próximos diez días. Hijo Covid positivo. No soy contacto estrecho porque él se aisló desde que llegó enfermo de su viaje de egresados, pero lo cuidaré así que prefiero evitar cualquier descuido. Segundo #COVID19 de Nicanor en solo seis meses. A seguir cuidándonos", tuiteó la periodista.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FNANCYPAZOS%2Fstatus%2F1370469228294369280

Según la información oficial, todos los pasajeros del vuelo proveniente de la ciudad de Cancún (México) habían presentado el PCR negativo en una muestra tomada dentro de las 72 horas previas a abordar el avión.

Sin embargo, en el control de antígenos que se les realizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza 44 de ellos (sobre un total de 149) dieron positivo, entre ellos el hijo del vicejefe de Gobierno porteño.

Esta contradicción en los datos del PCR presentado 72 horas antes y el test de antígeno posterior, realizado ya en suelo argentino, está siendo monitoreada por las autoridades de Salud, como se realiza habitualmente en estos casos.

A finales de enero, el diario español El País publicó una nota de su corresponsal en México sobre la existencia en ese país de una red clandestina de confección de test de PCR apócrifos, que se venden por alrededor de 40 dólares, para los turistas que viajan a los destinos turísticos mexicanos y que deben retornar a su lugar de origen (uno de los requisitos del vuelo de regreso es la presentación de un test negativo de PCR): el artículo menciona incluso un laboratorio de Cancún.

En suma, la confirmación del contagio de este contingente de jóvenes preocupó a las autoridades del Ministerio de Salud, ya que en varios países de la región circulan nuevas variantes del coronavirus que, según la Organización Mundial de la Salud, tienen más transmisibilidad y letalidad.

Por esa razón, desde la cartera que encabeza Carla Vizzotti volvieron a pedir que sólo se realicen los viajes indispensables en tiempos de pandemia para evitar el ingreso al país de nuevas cepas del virus.

Además, ayer el Ministerio de Salud informó que tras la constatación de los resultados positivos en el test de antígeno de los 44 jóvenes que regresaron de Cancún se ordenó una serie de acciones de control, consistentes en la identificación de los contactos estrechos (se solicitó a la Dirección Nacional de Migraciones el listado completo de pasajeros), el seguimiento estricto de una cuarentena obligatoria por parte de cada uno (tarea que deberán llevar adelante las jurisdicciones en las que viven los jóvenes), y la realización de un test adicional de PCR para cada uno de ellos.

Las muestras positivas de PCR que sean detectadas, detallaron desde Salud, se enviarán al Instituto Malbrán para la "secuenciación genónica" del SARS-CoV-2 con el objeto de "monitorear posibles variantes del virus".

Por otro lado, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró hoy en declaraciones radiales que, a partir de este episodio del viaje a Cancún, "habría que reducir los viajes de egresados" por el riesgo epidemiológico que implican.

"Reducir al mínimo o que no haya más viajes que no sean importantes en términos de emergencia", propuso Kreplak.

Dejá tu comentario