Diputados debatió en comisión el acuerdo para la eliminación del acoso laboral de la OIT

Política

El convenio, que ya cuenta con media sanción del Senado, pretende prevenir y erradicar la violencia laboral, con herramientas y obligaciones impuestas al Estado.

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados analizó esta tarde un convenio de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) para la eliminación de la violencia y el acoso en el ámbito laboral, que ya cuenta con media sanción del Senado.

El acuerdo fue analizado en el marco de una reunión conjunta de las comisiones de Relaciones Exteriores, que preside Eduardo Valdés y de Trabajo, a cargo de Vanesa Siley. Se espera que en la próxima reunión conjunta pueda obtener dictamen para llegar al recinto.

Al abrir el debate, Siley destacó que "en Argentina están dadas las bases para que la ratificación del convenio de la OIT se produzca" y consideró que hay una "voluntad unánime" en la Cámara de Diputados para que este tema sea tratado y aprobado. En este sentido, les pidió a los diputados de la oposición "avanzar en el trabajo que nos corresponde como diputados y diputadas". "Espero que la semana que viene, a más tardar la otra podamos sacar un dictamen conjunto", agregó.

En su paso por el Senado, Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal se negaron a votarlo por considerar que el proyecto no tiene que ver con el temario acordado en el marco de la pandemia.

Durante el encuentro expusieron, entre otros especialistas y miembros el sindicalismo, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta y su par de provincia de Buenos Aires, Esther Díaz.

“El convenio 190 de la OIT es el primer instrumento internacional que aborda específicamente el tema de la violencia de género y el acoso en el ámbito laboral y que define el alcance concreto de las obligaciones estatales”, explicó Gómez Alcorta.

La ministra destacó que la aprobación de esta ley “resulta coherente con la política exterior de la República Argentina en materia tanto de Derechos Humanos como de género”, indicó.

Para nosotras la ratificación de este tratado es un mensaje que abona y que refuerza una decisión política clara de crear una institucionalidad de género jerarquizada en la administración pública nacional y ampliar las responsabilidades estatales en la agenda de las violencias. El convenio también contempla los efectos que puede tener la violencia doméstica en el empleo”, describió.

A su turno, Díaz celebró que este convenio -que marca una ampliación de derechos- se esté discutiendo en el Congreso en un contexto tan difícil para la Argentina y para el mundo en el marco de la pandemia. "Hay que destacar a este convenio 190 como una herramienta y hay que recordar que fue el movimiento sindical quien lo logra en el marco de la OIT, pero especialmente fueron las mujeres sindicalistas las que promovieron los dos últimos convenios del organismo, junto con el 189 destinado a las trabajadoras de casa particulares", explicó la ministra de Mujeres, Políticas de Género y diversidad sexual bonaerense.

"Es un instrumento para todas las trabajadoras y trabajadores más allá de su identidad de género, pero sabemos que cuando se estudia la violencia laboral hay una persistencia que afecta a las mujeres trabajadoras", indicó y agregó que el convenio es excelente en cuanto amplía la definición de ámbito de trabajo, al traslado al lugar de trabajo, en los momentos en que se busca empleo, en las situaciones posteriores a un despido.

"La importancia de este convenio es que avanza tanto sobre el sector público como el privado. Las legislaciones que tenemos en las provincias llegan solo al sector público y esto nos sigue haciendo brechas enormes en el sector privado para poder abordar la violencia laboral", informó y les pidió a los legisladores una ley específica de violencia laboral que alcance tanto al ámbito público como al privado. "Esta es una fuerte deuda de la legislación en la Argentina y es realmente imprescindible", dijo.

A su turno, la diputada radical María Soledad Carrizo expresó su apoyo al convenio y sostuvo que "más allá de la ideología o el partido, debemos comprometernos todos para que tener un ámbito laboral lejos de la violencia y el acoso" e instó a trabajar en la modernización de nuestro sistema de legislación laboral para hacer operativas estas cuestiones.

Por su parte, el legislador del Frente de Todos y titular de la CTA, Hugo Yasky, consideró que "estamos ante un avance que es clave y muy importante. que nos va a abrir la posibilidad de una nueva conquista en el terreno de los derechos sociales. Detrás de las leyes que nos dan derechos sociales, hay luchas, hay muchas veces sangre, hay esfuerzo, hay militancia, hay sacrificio".

En tanto, la diputada oficialista Cristina Álvarez Rodríguez destacó que este proyecto apunta a "erradicar las violencias de nuestras vidas".

A su vez, aprovechó para criticar a la oposición y expresó que el convenio "hoy encuentra en nosotros la responsabilidad de hacerlo ley y esa responsabilidad tiene que venir de la mano de una vocación de querer sesionar y de construir una agenda en la cual podamos debatir todos los temas que le interesan a la sociedad argentina y no sólo los que le interesan a una banca".

El acuerdo pretende prevenir y erradicar la violencia laboral, con herramientas y obligaciones impuestas al Estado, para que controle su efectivo cumplimiento, habilite vías recursivas y de reparación, así como de formación y sensibilización en la temática. Además, genera una serie de obligaciones a los Estados para eliminar toda forma de violencia y acoso durante, en relación o como consecuencia de una relación laboral, ya sea en el ámbito privado o público, así como en el sector formal o informal.

El convenio se enmarca en la normativa internacional de protección de los derechos humanos, tales como la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario