Docentes: mientras Nación negocia, provincias insisten con rechazo a aumentos de 30%

Política

El ministro de Educación se mostró confiado de cerrar la paritaria a nivel nacional para la próxima semana. Gobernadores advierten que no podrán afrontar subas del 30%.

Los gobiernos provinciales observan con expectativa lo que ocurra en la negociación salarial entre la Nación y los gremios docentes, que marcará la pauta de la discusión que deberán llevar adelante con la representaciones sindicales locales.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, reconoció que existe un "buen espíritu" en la discusión paritaria y que "a fin de la semana que viene" debería concretarse el acuerdo "para darle tiempo a la provincias que hagan sus tratativas" antes del inicio del ciclo lectivo. El calendario educativo de este año marca nuevamente un temprano inicio de clases, el 25 de febrero.

"Estamos peleándola, con buen espíritu de ambas partes", respondió el ministro ante la consulta respecto de cómo avanza el diálogo con los sindicatos docentes.

En esa línea, explicó que "la paritaria nuestra tiene el destino de ser superada por las provinciales" y explicó que, tras los primeros encuentros con los gremios, "estamos mejorando nuestra propuesta y en estos días vamos a ver si nos encontramos".

"A fin de la semana que viene, que es corta, esté decidido", estimó Sileoni en declaraciones a radio Del Plata. Aclaró que esto debe ser así "para darle tiempo a las provincias que hagan sus tratativas" antes de que comiencen las clases este miércoles 27 de febrero.

Al respecto, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, advirtió que una suba salarial del 30% es "imposible de afrontar" en la provincia y anticipó que su administración ofrecerá a los gremios el mismo incremento que la Casa Rosada concuerde con los sindicatos nacionales.

"La definición de las paritarias nacionales son una referencia clara y contundente. Nosotros vamos a ir en paralelo con lo que se decida allá", dijo el mandatario entrerriano sobre las inminentes negociaciones en su provincia.

Urribarri hizo referencia al acuerdo al que llegarán el Gobierno nacional con los gremios docentes este mes y aclaró que eso se traslada a otros estamentos del estado, como la administración central y la Policía.

"La definición que tome el gobierno nacional va a ser lo que vamos a aplicar nosotros", afirmó el mandatario en declaraciones a radio La Red.

En ese sentido, remarcó que es "absolutamente imposible abonar (un aumento de) un 30%" a los gremios que agrupan a los trabajadores estatales.

"Es una cifra irreal", dijo el entrerriano y destacó que "a pesar de las crisis terminales en otras partes del mundo, el país ha soportado con estoicismo por lo que hay que ser realistas".

En la misma línea, el sanjuanino José Luis Gioja consideró "si se paga un aumento de 30%, tenemos que cerrar las puertas". Al igual que Urribarri, el mandatario explicó que están esperando que se cierren las paritarias docentes nacionales para tomar como referencia el índice para un acuerdo local.

La amplia brecha de 13 puntos entre el 30,3% de suba del salario mínimo reclamado por los cinco gremios docentes nacionales y el 17% ofertado el pasado miércoles por el ministro de Educación, Alberto Sileoni, generó un estado de alerta entre gobernadores y sindicatos de maestros del interior, concientes de que una riesgosa extensión de la discusión en el Palacio Pizzurno complicará luego las negociaciones en las provincias, con la amenaza de medidas de fuerza como preocupante telón de fondo.

Días atrás, el secretario general de Suteba, Roberto Varadle, advirtió que "si en la provincia de Buenos Aires nos proponen un aumento igual o similar (al 17 por ciento ofertado por Sileoni), no hace falta decir que lo descartaremos sin siquiera discutirlo". Mientras tanto, ya comenzaron las negociaciones en otros distritos, como Misiones, Santa Fe, Chaco y Corrientes. Por su parte, se cerraron acuerdos en Salta y Río Negro, y en Neuquén otorgaron una suba por decreto, con conflicto.

Dejá tu comentario