El día que Kirchner se olvidó de Macri, éste se acordó de Kirchner

Política

Los vecinos de la Capital Federal -y del resto del país que lo mira por TV- ¿tendrán que soportar durante tres semanas más sainetes como los que protagonizaron ayer los funcionarios del gobierno? Intentaron descalificar a Mauricio Macri por su apellido y su pasado. El propio Néstor Kirchner lo había acusado de votar contra la derogación de las leyes de punto final y la última reforma previsional. Ayer, el candidato se hizo un plato diciendo que es grave que el Presidente mienta: cuando se derogaron las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, él no era diputado. En el debate de la última norma para jubilados, su partido apoyó, en minoría claro, la libertad de opción pero con movilidad de los haberes para que no sufran el castigo de la inflación, algo «más a la izquierda» del oficialismo, que no aceptó esa actualización de los retiros. La tan callada Felisa Miceli habló también de Macri y le reprochó la suciedad de las calles de Buenos Aires. Le recordó Macri que el grupo Socma, al que pertenece su familia, hace años que no tiene el contrato para recolección de residuos en la Capital Federal. Daniel Filmus les ha dejado a Kirchner y a sus colegas ministros la tarea sucia de la campaña, pero si siguen los bloopers, terminará salpicado él.

Mauricio Macri estrenó ayer el último tramo de su campaña con una recorrida a pie por el barrio de Caballito, donde habló con taxistas, montó un acto para reclamar más pasos a nivel en las vías y hasta tuvo tiempo para tomar café en la tradicional y coqueta confitería Greco (Rivadavia y Rojas). Tras los ataques de Néstor Kirchner, jefe de la campaña sucia contra el macrismo, el PRO salió a responderle a la Casa Rosada sin agresiones, pero con una batería de «carpetas blancas» que desmienten las acusaciones del Presidente contra el candidato ganador de la primera vuelta de las elecciones porteñas. Hasta se animaron a afirmar que muchas de sus propuestas están a la izquierda de las del gobierno.

Imperturbable ante los medios, el jefe del PRO cumplió al pie de la letra el libreto que delimita todos sus actos proselitisas a la Capital Federal y evitó cualquier intento de agresión a Néstor Kirchner y Daniel Filmus. Por eso ayer, el diputado del PRO, Federico Pinedo, fue el encargado de responder a los «carpetazos» que el jefe de Estado arrojó sobre el pasado de Macri.

El lunes, en un acto en Casa de Gobierno, el mandatario santacruceño se encargó de hacer un repaso sobre la performance legislativa de Macri en la Cámara de Diputados. Lo acusó de todo: desde haber votado contra la anulación de las leyes del perdón a los responsables de la última dictadura hasta de oponerse a la libre opción jubilatoria.

«Nos preocupa que informen mal al Presidente», disparó irónico Pinedo, jefe del interbloque PRO. Y a continuación, realizó un detallado informe sobre las inexactitudes presidenciales. Aclaró, por ejemplo, que la ley de nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final se votó en agosto de 2003, antes de que entraran los primeros diputados del PRO a la Cámara de Diputados.

En cuanto a la ley de opción previsional, Pinedo explicó que su bloque no sólo estaba de acuerdo con el proyecto del Poder Ejecutivo, sino que incluso presentaron un proyecto ampliando los beneficios para los jubilados: «Votamos por nuestro propio proyecto que, además de la libertad de opción, contemplaba la actualización y movilidad de las jubilaciones para que la inflación no les robe la plata a los jubilados. El oficialismo no quiso incorporar la movilidad. Nuestro voto fue a la izquierda del gobierno», ironizó el diputado.

  • Policía

    El PRO también desmintió los dichos del candidato oficialista que criticaban a Macri al sostener que el proyecto del PRO para la creación de una Policía para la Capital Federal no contemplaba el traspaso de fondos de la Nación a la Ciudad. «Hay dos proyectos firmados por Mauricio Macri: el proyecto de Macri que es el que impulsamos, y que contempla el traspaso de fondos, y otro proyecto, del diputado Cristian Ritondo y acompañado por Mauricio Macri, que establece que debe haber un convenio con la Nación (no niega el traspaso de fondos) y permite a la Ciudad crear su propia Policía», contestó Pinedo.

    A pesar de la respuesta del diputado del PRO, Macri permaneció al margen de la polémica tal cual le recomendó su gurú político, el ecuatoriano Jaime Durán Barba. El presidente de Boca Jrs. y su compañera de fórmula, Gabriela Michetti, reclamaron ayer la creación de medio centenar de pasos ferroviarios a distinto nivel para evitar accidentes y demoras del tránsito. «La solución a la problemática de los pasos a nivel es la construcción de cruces vehiculares y peatonales a niveles diferentes, que pueden ser puentes o túneles en vez de barreras, en cantidad suficiente como para garantizar una mejor circulación del tránsito», planteó Macri. El candidato también aprovechó para lanzar otra ironía contra Kirchner: «Mauricio, que es Macri, y Gabriela, que es Michetti, están al frente de un muy buen equipo que apuesta a cambiar la Ciudad y a resolver los problemas de la gente», bromeó para volver a preguntarse: «Por qué algunos quieren discutir un modelo de país, si no estamos en octubre». Además, se desentendió de las acusaciones que lo vincularon con políticas macroeconómicas implementadas durante los 90 y preguntó: «¿Cuál es la ideología de quienes administran para que no estén los fondos que necesitan las escuelas y los hospitales de la Ciudad?».

    Fue la primera aparición de la campaña para el ballottage del 24 de junio de Macri y Michetti, quienes se mostraron juntos en la intersección de García Lorca y el ex Ferrocarril Sarmiento, donde los automovilistas tienen que aguardar hasta 20 minutos en horas pico antes de poder cruzar las vías.

    El jefe de PRO completó su visita a Caballito, saludando a dueños de puestos del centenario Mercado del Progreso, ubicado frente a la Plaza Primera Junta.

    Ayer el candidato recibió nuevas adhesiones a su candidatura. El arista y ex compañero de fórmula de Jorge Telerman Enrique Olivera aseguró que el ingeniero diputado será el próximo jefe de Gobierno de la Ciudad. También el Grupo Pampa Sur, que lidera la diputada santafesina excomulgada del kirchnerismo María del Carmen Alarcón, se manifestó macrista de cara a la segunda vuelta electoral en la Capital Federal.
  • Dejá tu comentario