En el Día de la Soberanía Nacional, Cristina reclamó por "colonialismos que aún subsisten en Malvinas"

Política

La presidenta Cristina Kirchner hizo un llamado a la "unidad nacional" al encabezar en San Pedro la ceremonia oficial por el Día de la Soberanía, establecido feriado nacional, en memoria de la batalla de la Vuelta de Obligado de 1845.

"El mejor homenaje que podemos hacer en el Bicentenario a estos hombres y mujeres que lucharon por la Patria, es entender la necesidad de la unidad nacional no como un objetivo declarativo sino como instrumento para construir una gran Nación", sostuvo la jefa de Estado frente al monumento inaugurado en memoria de los soldados argentinos.

Acompañada por buena parte de su Gabinete, gobernadores, intendentes y legisladores, la mandataria convocó a los argentinos a "nuevas gestas", las que dijo "no serán con cadenas en el río" sino con la idea de "despojar nuestras cabezas de las cadenas culturales que durante tanto tiempo nos han metido y que son más invisibles y dañinas que los cañonazos".

"Porque muchas veces nos hacen ver las cosas no con el cristal de la Patria sino con los de los intereses de otros. Que este 20 de noviembre sea símbolo de unidad nacional, pero también de dignidad y soberanía. ¡Viva la Patria!", exclamó la jefa de Estado en un mensaje transmitido en cadena nacional.

Y en este marco, volvió a cuestionar la ocupación británica de las Islas Malvinas: "Siempre me pregunto por qué la escuela ha enseñado cada una de las batallas y campañas que nos permitieron liberar del yugo español, y se ocultaron otras contra otros colonialismos, como los que hoy subsisten, como en nuestras Islas Malvinas", dijo.

A la vera del Río Paraná, donde se reunieron miles de militantes con banderas y pancartas, Cristina Kirchner agregó que el recuerdo de esta fecha significa "cumplir con una deuda histórica" para los argentinos, ya que fue una "una epopeya premeditadamente ocultada por la historiografía oficial".

"Corrían tiempos, como muchos otros tiempos en nuestra historia, en los que potencias extranjeras querían dividir nuestro país y apoderarse de nuestros recursos. En nombre del libre comercio querían convertir el Paraná en un río internacional. Pero iban por más: querían también separar a Entre Ríos de Corrientes y Misiones para conformar la República de la Mesopotamia. Y nosotros íbamos a ser mas chicos", señaló.

Y al respecto agregó que en esos buques mercantes "no venían solamente ciudadanos ingleses o franceses" sino también "ciudadanos de la Confederación Argentina" a "invadir su tierra", por lo que remarcó que "los cañonazos de la Vuelta de Obligado se vienen sucediendo a lo largo de la historia entre quienes amamos el país y quienes se convierten en serviles a intereses foráneos".

La ceremonia se realizó en la localidad de Obligado, donde el 20 de noviembre de 1845 se produjo la histórica batalla en aguas del Río Paraná en la que la Confederación Argentina, liderada por Juan Manuel de Rosas, frenó el avance de la escuadra anglo-francesa.

Allí la Presidenta descubrió el Monumento a los caídos en la Batalla de Obligado, una pieza de grandes dimensiones creada por el artista Rogelio Polesello y emplazada en la zona núcleo de la Reserva Natural de Obligado.

La obra consiste en un semicírculo de 625 metros cuadrados de diámetro y cuatro metros de altura, conformado por cadenas y a su derecha se ubica una figura de Juan Manuel de Rosas de tres metros de alto.

Acompañaron a la Presidenta, ministros del gabinete, un grupo de gobernadores, entre ellos Daniel Scioli, el intendente de San Pedro, Pablo Guacone, y las autoridades las Fuerzas Armadas Argentinas.

Además estuvieron la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y el historiador Mario "Pacho" O'Donnell, quien publicó el libro "La Gran Epopeya. El combate de Vuelta de Obligado", en el que el considera a esa gesta como "la epopeya más escondida, más silenciada de la historia oficial".

Antes de iniciarse el acto, el barítono Ernesto Bauer -quien cobró notoriedad pública luego de haber cantado el Ave María durante el funeral de Néstor Kirchner- interpretó el Himno Nacional junto a la Banda Militar "Tambor de Tacuarí", del Regimiento Nº 1 de Infantería Patricios, mientras que Teresa Parodi cantó el tema "Vuelta de Obligado".

Dejá tu comentario