Escándalo por pauta publicitaria de Macri llegó a Comodoro Rivadavia

Política

Las maniobras poco claras y cercanas a la corrupción en el manejo de la pauta publicitaria oficial de la Ciudad de Buenos Aires, que están siendo investigada por la justicia tras la denuncia que, entre otros casos generó el "Niembrogate", llegaron a Comodoro Rivadavia, donde dos emisoras negaron a El Patagónico haber recibido propaganda del gobierno de Mauricio Macri, pese a que su contratación y el pago de algunas facturas figuraron en el Boletín Oficial de la Capital Federal.

Tal como sucedió con la contratación al canal de televisión de Posadas, al que la ciudad de Buenos Aires dice en su Boletín Oficial haberle girado 700 millones de pesos en concepto de publicidad, que nunca llegaron a destino, en Comodoro Rivadavia también hay dos radios que aseguran que, aunque por montos absolutamente menores, fueron utilizadas para el desvío de fondos oficiales.

Se trata de La Roca (87.9) y Fantástica (90.1) que, de acuerdo a los Datos oficiales de la Ciudad de Buenos Aires, fueron contratadas para irradiar propaganda por un monto cercano a 150.000 pesos cada una. Ni el monto ni los teóricos spots publicitarios contratados llegaron a destino.

En manos de abogados y con escrache

"No voy a permitir que usen mi nombre y el de la radio. Nosotros no recibimos un solo peso de Macri o de la Ciudad de Buenos Aires, y por eso mismo mañana (por hoy) conversaré con mi abogado para hacer el reclamo que corresponde y no parar hasta que la situación se aclare", afirmó Hugo Campagnoli.

El propietario de la otra radio de la ciudad involucrada es Jorge Yoni, quien también desde La Roca negó a este diario haber recibido un peso de propaganda oficial de la Ciudad de Buenos Aires y, al igual que Campagnoli, adelantó que pondrá todo en manos de sus abogados.

Desde su puesto de trabajo, mientras espera que termine la cadena oficial para volver a transmitir su programación, Campagnoli no sale de su asombro y malestar por haber sido involucrado en este manejo irregular de la pauta oficial de Mauricio Macri.

"Nosotros tenemos muchos años en esto. Hacemos radio con mucho esfuerzo y llegada, porque tenemos contacto directo con la gente y buena relación con todos los partidos políticos, pero no vamos a permitir que nos usen de esta manera porque, evidentemente, alguien cobró plata que dijeron que venía para la radio y no es cierto", remarcó Campagnoli que, por si hiciera falta, recuerda que se trata de una emisora humilde que funciona gracias a su trabajo, al de sus compañeros y a la familia Ojeda que le prestó una habitación de su casa en el barrio Ceferino.

En Madryn y en Esquel también

En el listado de emisoras a las que el gobierno porteño le contrató propaganda figuran otras tres radios de Chubut, ellas son: FM 106.1 de Esquel, la 94.7 Brava de Puerto Madryn y la 97.9 Victoria, también de Puerto Madryn. En estos tres casos los importes se repiten, con fechas y montos parecidos.

Además de consultar a su abogado, Campagnoli adelantó ayer que el viernes, cuando Macri llegue a Comodoro Rivadavia, se hará presente, papeles en mano, para reclamarle por la utilización indebida de su nombre y radio y la posible defraudación contra el fisco porteño que ya está investigando la justicia.

"Voy a ir dónde esté porque, de ninguna manera, va a usar mi radio y trabajo. Nosotros no tenemos problemas con ningún partido, pero no vamos a permitir que nos ensucien, diciendo que nos dieron plata de pauta que nunca llegó acá y que vaya a saber quién se llevó en nuestro nombre", remarcó Campagnoli.

Los números y la causa

Solo entre las seis radios utilizadas en esta maniobra que está investigando la justicia, al erario de la Ciudad de Buenos Aires le sustrajeron 843.350 pesos durante el 2014, ya que incluso existe la sospecha de que también en el 2013 se hayan utilizado estas y otras radios para facturar de manera indebida.

A las radios de Comodoro y la FM Latina 97.5 y FM Victoria de Puerto Madryn les facturaron el año pasado 149.662 pesos a cada uno. El monto teóricamente recibido por la FM Brava fue un poco menor, tan solo 95.040 pesos.

El desmanejo propagandístico de la Ciudad de Buenos Aires y la eventual utilización de dinero que, con esta maniobra se sustraía de las arcas oficiales para teóricamente volcarlas a la campaña política de Mauricio Macri, fue denunciada en primer término por la legisladora porteña del Frente para la Victoria, Gabriela Cerruti, quien fue la que dio a conocer el caso de los 700 millones de pesos al canal 4 de Posadas que, además, luego se supo que no llegaron a destino por la propia denuncia de su propietario, Carlos Valenzuela, que hizo una presentación sobre el particular ante la justicia.

Los manejos de Macri con el dinero oficial también arrastraron al entonces candidato a la diputación nacional por el PRO de Buenos Aires, Fernando Niembro, quien debió renunciar por el escándalo que generó la contratación irregular y millonaria de espacios en sus programas por parte de la Ciudad de Buenos Aires y de su jefe político Mauricio Macri.

Dejá tu comentario