Ex jefe Triple A fue detenido en España

Política

La Policía española detuvo en la localidad española de Torrent, en Valencia, a Rodolfo Eduardo Almirón, sindicado como un ex jefe de la organización paramilitar Triple A.

Según informó la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil de España, el arresto se produjo después de que ayer mismo se tramitara a través de Interpol la orden internacional de detención con fines de extradición cursada por el juez federal Norberto Oyarbide.

Almirón, de 71 años, fue detenido a las 11.30, hora de la Argentina, en uno de los lugares que solía frecuentar en Torrent, donde había sido localizado hace unas semanas, y será puesto a disposición de la Audiencia Nacional para que se efectúe el trámite de su extradición.

Oyarbide lo acusa de los asesinatos del cura Carlos Mugica y del diputado Rodolfo Ortega Peña, entre otros, en la década del 70. Por esos casos le imputa los delitos de presunta «asociación ilícita y doble homicidio».

  • Testimonios

    El magistrado pidió la detención de Almirón luego de declarar por los crímenes cometidos por la Alianza Anticomunista Argentina. A la Triple A, nacida durante el tercer gobierno de Juan Perón, se le atribuyen unos 1.500 asesinatos, entre los que se cuentan los de Alfredo Curutchet, Julio Troxler, Luis Angel Mendiburu, Silvio Frondizi (hermano del ex presidente Arturo Frondizi), el fotógrafo Carlos Laham y el periodista Pedro Barraza.

    Según las investigaciones realizadas por los organismos de derechos humanos y los amigos y familiares de distintas víctimas de la Triple A, Almirón integraba un grupo operativo junto con el ex comisario Juan Ramón Morales y el suboficial Miguel Angel Rovira.

    Los tres formaban parte de la custodia de la presidenta Isabel Perón y eran guardaespaldas del ministro de Bienestar Social, José López Rega, a quien se atribuye la coordinación de la fuerza paraestatal.

    Según distintos testimonios, en la cartera a cargo de López Rega se desempeñaban también ex agentes de la OAS (fuerza paramilitar argelina) que entrenaron a sus custodios en combate urbano y técnicas de tortura a detenidos, que habían aplicado en Argelia.

    Antes de pedir la detención, Oyarbide confirmó que «toda la actividad» de la organización paramilitar Triple A «fue montada desde el aparato del Estado para obtener apoyo económico y garantía de impunidad».

  • Declaración

    Oyarbide calificó esta semana los asesinatos de la Triple A durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón como crímenes de lesa humanidad, por lo tanto, imprescriptibles, debido a la responsabilidad del Estado en esos homicidios.

    En esa línea de razonamiento, no descartó llamar a declarar a la ex presidenta, quien reside desde 1980 en Madrid.

    Almirón había llegado a España en julio de 1975 junto con el ex ministro de Bienestar Social y fundador de la Triple A, «el Brujo» José López Rega, cuando éste perdió el poder que detentaba en el gobierno de Isabel Perón y se vio forzado a dejar la Argentina.

    López Rega se había convertido en hombre de confianza del ex presidente Juan Domingo Perón cuando éste vivía exiliado en Madrid, en la residencia de Puerta de Hierro, junto con su esposa Isabel, sobre la que «el Brujo» ejerció fuerte influencia en España y tras el retorno en 1973 a la Argentina.
  • Dejá tu comentario