FdT activa campaña "puerta a puerta" en el tramo final a las PASO

Política

El Movimiento Evita, Barrios de Pie, la Corriente Clasista armaron una cumbre política para ensayar "timbreos" en el conurbano bonaerense. "Este puerta a puerta es muy importante", advirtió Máximo Kirchner desde Hurlingham.

Los de movimientos sociales del Frente de Todos llevarán la campaña electoral a 1.500 barrios populares del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) en las últimas dos semanas de campaña. En un acto realizado el sábado en el anfiteatro porteño del Parque Lezama, anunciaron el lanzamiento de 10.000 mesas de difusión en los 1.500 barrios populares del AMBA para, dijeron, “fortalecer el puerta a puerta hasta el día de la elección” y así “llegar a un millón de hogares para militar la victoria del Frente de Todos”.

“Será una intensa campaña de difusión casa por casa para convencer a nuestros vecinos de que la salida a la vida que queremos después de la pandemia es con trabajo y eso lo puede lograr el Frente de Todos y no el proyecto neoliberal de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”, dijeron las organizaciones. Así lo expresaron en el acto referentes del Movimiento Evita, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, 25 de Mayo, 22 de Agosto, CDT Aníbal Verón, y otras asambleas barriales que acercaron su saludo de adhesión.

Uno de los oradores del acto fue el exministro de Desarrollo Social y precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Daniel Arroyo, quien reconoció el trabajo de los movimientos sociales en los barrios populares durante la pandemia de coronavirus. “Nosotros somos el presente, pero también somos el futuro. Tenemos que ganar las elecciones para seguir transformando a la Argentina. En estos últimos días hay que militar y convencer a las familias. Hay que ganar las elecciones para transformar, para dar vuelta la realidad social; ganar para que los que están afuera de todo, estén adentro; ganar para desendeudar a los que están endeudados; ganar para que todos los pibes estén en la escuela; ganar para crear trabajo”, arengó Arroyo.

Durante su discurso, el ex ministro aseguró que “los movimientos populares estuvieron en el momento más crítico de la Argentina”. Y agregó: “Estamos de pie en la Argentina porque cada uno en los barrios dijo presente en este terrible momento. Algunos lo ven y otros no, pero hemos estado en el momento más crítico”. “Los movimientos populares son el presente y el futuro. Pero hay presente porque todos les pusimos el cuerpo ayudando a los que tenían necesidades, estando en los comedores y prestando atención a los casos de violencia contra la mujer, en el marco de esta pandemia. Estuvimos cuando había que estar”, indicó.

El cierre del acto estuvo a cargo del coordinador nacional del Movimiento Somos Barrios de Pie y exsubsecretario de Políticas de Integración y Formación, Daniel Menéndez, quien aseveró que “si hay algo que nos va a distinguir a la hora de intervenir en este proceso político es que la propuesta legislativa de los movimientos populares la discutimos en las calles”. “Los movimientos populares, en las calles, en los barrios, construimos respuestas a los problemas de la gente y eso no lo hizo un diputado, sino que lo hicimos nosotros con varias propuestas legislativas, logrando consensos en el Congreso mientras también damos una respuesta inmediata en lo cotidiano”, dijo Menéndez, quien es precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.

Otra de las oradoras fue la precandidata a diputada nacional y dirigente del Movimiento Evita, Naty Peluso, quien sostuvo que los movimientos sociales son “la clave para que Alberto (Fernández) y Cristina (Fernández de Kirchner) estén presidiendo el país y seremos claves en esta campaña también”. Tras recordar sus inicios en la militancia en el Movimiento Evita después del 2001 cuando iba a vender pochoclos a la estación de tren de Morón con su papá, Peluso exhortó a los militantes a ir casa por casa a “convencer a cada argentino y argentina de nuestros barrios que nosotros no somos la mierda, no somos a los que puedan dejar afuera, sino que somos lo que falta y los que podemos hacer que la vida que queremos sea con mas justicia social”.

En paralelo, Máximo Kirchner, señaló que no quiere que “un Gobierno que se compare con la mediocridad del macrismo” y pidió “trabajar para que los dirigentes y funcionarios del oficialismo sean recordados” como integrantes de las “mejores” gestiones que hubo en el país. “Demos una enorme lección de democracia a los que creen que se conduce al pueblo desde la televisión. Tenemos el desafío de superar a los mejores. No quiero que seamos un Gobierno que se compare con la mediocridad del macrismo”, instó Kirchner al hablar en un acto del Frente de Todos frente a la sede municipal del partido bonaerense de Hurlingham.

En ese sentido, exhortó a los funcionarios y militantes a “trabajar para aspirar a que nos recuerden como los mejores gobiernos, como el de (Juan Domingo) Perón, de Néstor (Kirchner o de Cristina (Fernández de Kirchner)”, afirmó el legislador. En otra parte de su discurso, advirtió que “de las experiencias negativas podemos sacar aprendizajes que nos sirvan a futuro”, y manifestó que “hemos dado claras señales de que más allá de la demora que ha generado la pandemia, han buscado recuperar el poder adquisitivo y abrazar a los argentinos y argentinas”. El legislador, al comenzar su exposición, había destacado la presencia de los militantes en el acto y afirmó que “no hay nada más lindo que la alegría de ustedes, están dando una demostración cívica de participación, de que podemos construir un futuro mejor”. “Este puerta a puerta es muy importante”, sostuvo y manifestó que “no somos ni superiores, ni inferiores moralmente a nadie, somos argentinos y argentinas comprometidos con el destino de nuestro país, con los sueños y anhelos del pueblo, convencidos de que podemos tener un país donde materializarlos”.

Dejá tu comentario