Fiscal denunció en el fuero penal económico la presunta manipulación de los precios

Política

El fiscal federal Federico Delgado pidió que se investiguen supuestas maniobras o manipulaciones que provocan el alza de precios de mercaderías en la situación de crisis que se atraviesa por el coronavirus. El fiscal ya venía investigando “prácticas cartelizadas” de empresas.

La denuncia es para que el fuero penal económico investigue supuestas maniobras del artículo 300 del Código Penal que establece que serán reprimidos con prisión de seis meses a dos años “el que hiciere alzar o bajar el precio de las mercaderías por medio de noticias falsas, negociaciones fingidas o por reunión o coalición entre los principales tenedores de una mercancía o género, con el fin de no venderla o de no venderla sino a un precio determinado”. Es uno de los temas que el Gabinete económico había observado al comienzo de la emergencia. Por eso es que Delgado recopiló informes provistos por la Secretaría de Comercio Interior, la AFIP, el Mercado Central, datos del Indec, y pedidos a distintos organismos.

En la denuncia, el fiscal puso en tela de juicio la posibilidad del gobierno de llevar a la práctica una política pública en materia de precios. “Probablemente el dato para retener es la imposibilidad de regular algunos precios en medio de una emergencia mundial”, advirtió. “No sabemos porque suben los precios, no hay razones aparentes y la autoridad que interpreta la ley de defensa de la competencia no brindó explicaciones. Pero el mercado no es un producto de la naturaleza, es una construcción social”, sostuvo en la presentación.

En la presentación se recordó la decisión que se adoptó desde el gobierno que dispuso retrotraer los precios de los productos de alimentos, bebidas, limpieza e higiene personal al 6 de marzo. Desde la Secretaría de Comercio Interior se informó que se apuntaba a evitar comportamientos especulativos y por eso lo importante era que los precios debían sostenerse al 6 de marzo ya que a partir de esa fecha en adelante no habría razones por las cuales esos precios debieran incrementarse. El Mercado Central informó, por ejemplo, que los precios de las frutas y hortalizas a nivel mayorista mantuvieron una tendencia de baja cuando se analizan a moneda constante, no habiendo detectado inconvenientes especiales en el abastecimiento.

Según consta en la presentación del fiscal, el Gobierno hizo más de 3.500 fiscalizaciones de precios máximos. Se anexó un informe de Comercio respecto a los alimentos frescos -frutas, verduras y carnes- que era uno de los que más presión alcista tenía. “La duda estriba en establecer si los precios se fijan por coaliciones que apuntan aumentar los precios desde posiciones dominantes, de manera artificial y a veces mediante la difusión de noticias falsas”, advirtió el fiscal.

Según la presentación, esto no obedeció a una lógica económica y deben ser analizados desde la óptica de la oferta.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario