Alberto Fernández: "El FMI intenta imponernos un programa y no estamos de acuerdo"

Política

El Presidente habló sobre las negociaciones con el Fondo. Descartó que se vaya a entrar en default. "La única evaluación que estoy haciendo es llegar a un acuerdo con el FMI", dijo.

El presidente Alberto Fernández sostuvo que “el FMI intenta imponernos un programa y no estamos de acuerdo” en relación a las negociaciones con el organismo de crédito internacional. Ante la pregunta sobre si el país podría ingresar en default, el mandatario lanzó: “La única evaluación que estoy haciendo es llegar a un acuerdo con el FMI”.

En diálogo con AM 750, el jefe de Estado se refirió a la negociación que lleva adelante el gobierno argentino con el organismo multilateral de crédito, en la cual se busca renegociar la deuda por más de u$s44.500 millones contraída entre 2018 y 2019 por la administración de Cambiemos bajo la presidencia de Mauricio Macri. Fernández apuntó contra el FMI por el otorgamiento del préstamo al señalar que “tiene una cuota de responsabilidad de lo que pasó" y cuestionó que además de ello se le quiera exigir al país más de lo que puede dar.

"Me parece que, más allá de la responsabilidad que cada uno tenga, el gobierno y las autoridades del Fondo de entonces, habiendo entregado un préstamos incalificable en términos técnicos, a eso sobreviene una pandemia: no se le puede pedir a un país como Argentina más exigencia que la que un país puede dar”, dijo, ya que, según consideró, Argentina "está absolutamente impedida de afrontar ese pago. Nadie piensa seriamente en el mundo que Argentina puede pagar, entre capital e intereses, u$s19 mil millones este año”.

El gobierno, con el presidente y el ministro de Economía, Martín Guzmán, a la cabeza, busca renegociar el crédito para pasar de un préstamo Stand-by a un plan de Facilidades Extendidas. Sin embargo, existen puntos de discusión aún no resueltos. Según explicó el ministro días atrás, uno de ellos tiene que ver con el sendero de equilibrio fiscal: Argentina apunta a alcanzarlo en 2027 mientras que el FMI exige el déficit cero para 2024.

“El Fondo dice en sus estatutos dice que analizará el programa que el país proponga, pero en verdad lo que intenta hacer, una vez más, es imponernos un programa y ahí no estamos de acuerdo”, remarcó el presidente Fernández este lunes en diálogo radial. Al mismo tiempo, dijo que la discusión "es ver cómo tiene que ser el programa, si es como el que proponemos, con crecimiento para afrontar pagos, o es, otra vez, volver a la receta eterna del Fondo, que es más ajuste, achicar la economía, importar menos para que los dólares que sobren que alcancen para. Para hacer eso no estamos, por eso se demora la discusión”.

En los próximos días, el canciller Santiago Cafiero viajará a EEUU donde se espera que mantenga un encuentro con el secretario de Estado local, Antony Blinken. La importancia de la visita radica en que Estados Unidos cuenta con un 17% de los votos dentro del directorio del FMI, un dato decisivo si se tiene en cuenta que sin ese apoyo no se alcanza el 85% necesario para lograr una aprobación de un nuevo plan. Para el presidente Fernández "Estados Unidos está siendo prudente" en su decisión y agregó que "es más lo que se especula que lo que se sabe".

Un aspecto importante ante un futuro acuerdo tiene que ver con el rol de la oposición, no solo respecto a la imagen que se muestra de cara al FMI sino también en lo vinculado al tratamiento que se haga del acuerdo en el Congreso. “Tenemos que estar todos anoticiados y trabajar unidos para que la negociación permita que el crecimiento no se detenga y que la deuda no se vuelva en un nuevo padecimiento", enfatizó el jefe de Estado y apuntó que el problema de la deuda "va a atravesar a varias generaciones, a mi gobierno y al que termine y que empiece en 2027".

Siguiendo esa línea, se refirió a la actitud de referentes de Juntos por el Cambio de no asistir a la conferencia de Guzmán y pidió "transparentar dónde estamos y dar un mensaje claro de la dimensión del problema que tiene la Argentina”.

“Encontramos retóricas vergonzosas de quienes generaron el problema. En el año 2018 la Argentina no le debía un centavo al Fondo Monetario. Mal que les pese, estas fueron las decisiones que tomaron ellos, que le van a costar a Argentina el esfuerzo de generaciones. Lo mejor es trabajar unidos para encontrar una solución para la Argentina", remarcó.

Por otro lado, rescató la actitud del gobernador de Jujuy y presidente de la UCR, Gerardo Morales. “En la oposición hay dos actitudes, No puedo poner en pie de igualdad a Morales en comparación con algunos del PRO", manifestó en alusión al faltazo del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Por último, Fernández descartó la posibilidad de un default con el FMI al enfatizar que "la única alternativa que estoy evaluando es hacer un acuerdo con las características que explique. Yo estoy pensando en eso".

Dejá tu comentario