Gabinete: renuncias "testimoniales" sin definición a la espera de cambios

Política

El Presidente recibió en Olivos a Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán). Por ahora, descartan sumarse al gabinete. Hasta anoche seguía en suspenso la renuncia de los ministros y funcionarios de Cristina. Cafiero blindado.

Bajo un estricto hermetismo, el destino de casi medio gabinete nacional seguía anoche sin definirse. La oferta de renuncia de Eduardo “Wado” de Pedro se difundió el miércoles a las 13:54 y precipitó el pase a disponibilidad de funcionarios y funcionarias que responden a Cristina de Kirchner. Tras una jornada marcada por la carta que difundió la vicepresidenta en redes sociales, el Ministerio del Interior seguía en su cargo. Alberto Fernández permaneció en Olivos donde recibió a dos gobernadores, Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán). Ambos descartaron la posibilidad de sumarse al gabinete nacional en reemplazo de De Pedro.

El Presidente siente que se quebró un lazo de confianza a través de la difusión intempestiva de la renuncia de “Wado” y del staff cristinista a través de los medios. En la lógica de la vice, la necesidad de oxigenar el gabinete tras la derrota electoral del Frente de Todos en la PASO asoma primordial. Cristina envió un sinfín de señales y planteó en distintos términos ante Alberto la urgencia de un cambio de elenco de Gobierno. Pero el Presidente ratificó a través de un hilo de declaraciones en redes sociales que “la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos”.

La intención del Presidente era anoche sostener a De Pedro en Interior hasta que se defina un cambio más amplio del gabinete nacional. En Olivos se analizó la posibilidad de un cambio escalonado antes de las legislativas del 14 de noviembre que preserve los ministerios clave como Jefatura de Gabinete (Santiago Cafiero) y Economía (Martín Guzmán). Alberto apunta a sostener el equilibrio interno en el reparto de poder del Frente de Todos dentro del gabinete nacional y, en caso de proceder a una modificación de fondo en el Gobierno, volvió a circular la posibilidad del desembarco de Sergio Massa a cargo de un super- ministerio o directamente como eventual reemplazo de Cafiero.

Pero la eventual llegada del jefe del Frente Renovador al gabinete no sería en soledad. Se daría en el marco de un acuerdo luego de las elecciones del 14 de noviembre para que también Máximo Kirchner se sume al futuro staff presidencial. El Presidente de la Cámara de Diputados y el jefe del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos son los garantes silenciosos de la gobernabilidad y trabajan en tándem para lograr acuerdos con la oposición en el Congreso. Fueron incluso los primeros en explorar, aun antes de la consagración de Alberto como candidato presidencial a través de un anuncio de Cristina en redes sociales, el actual formato de unidad del peronismo.

Desde Olivos, y tras una conversación telefónica de más de una hora mantenida con Massa el miércoles por la noche, el Presidente comenzó la jornada intentando descomprimir la tensión interna. El Movimiento Evita y Barrios de Pie resolvieron suspender la movilización en respaldo al Presidente que iba a realizarse en horas de la tarde en Plaza de Mayo. Ninguno de los tres sectores de la coalición peronista, ni el albertismo, ni el cristinismo o el massismo, hicieron declaraciones tras la frenética jornada de la tarde del miércoles cuando se conoció la puesta a disposición de las renuncias de De Pedro, de los ministros de Justicia y Ciencia, Martín Soria y Carlos Salvarezza, respectivamente, y las titulares del PAMI y ANSES, Luana Volnovich y Fernanda Raverta, además de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Pero al mediodía se filtró que el Presidente le habría aceptado la renuncia a De Pedro, quien no asistió a su despacho en Rosada. Minutos más tarde, desde el patio de las Palmeras en Casa Rosada, la secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, aclaró oficialmente que el jefe de Estado “no ha aceptado” la renuncia del ministro del Interior, y rechazó así las versiones que habían surgido desde la propia sede del Poder Ejecutivo Nacional. “El Presidente no ha aceptado ninguna renuncia de las que están presentadas y todas ellas están a su consideración y lo va a informar en el momento que lo tenga que informar”, señaló Ibarra en declaraciones a la prensa acreditada en Casa de Gobierno.

Anoche, Alberto se encontraba reunido con Cafiero en Olivos para terminar de pulir el paquete final de medidas económicas q se van a anunciar de manera escalonada entra las que figuran la implementación del mínimo imponible que subirá a 175 mil pesos y más ayuda para las provincias afectadas por las bajantes del Paraná. Hoy el Presidente participará de manera virtual del Foro de las Principales Economías sobre Energía y Clima, una reunión a la que fue invitado por el mandatario de los Estados Unidos, Joe Biden. El encuentro, que se realizará a partir de las 9.30 servirá para “dar un debate específico acerca de las acciones futuras y necesarias para abordar la crisis global del cambio climático”.

Dejá tu comentario