Fuerte tensión política por la definición de las fórmulas

Política

En las próximas horas se confirmará si Juan Manuel Abal Medina finalmente es el "elegido" para acompañar como candidato a la vicepresidencia en la fórmula encabezada por Cristina de Kirchner, dejando en el camino a otros candidatos como el secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini y el ministro de Economía, Amado Boudou. También parecen haber quedado atrás las aspiraciones de distintos gobernadores peronistas que se mencionaron en su momento, siempre y cuando el kirchnerismo no apele a una sorpresa, "un tapado", como supo hacer en reiteradas oportunidades en el pasado.

El misterio se va a develar en la quinta presidencial de Olivos hacia el final de la tarde, a horas del vencimiento del plazo legal para la oficialización de las listas. Se han cursado invitaciones a unos mil participantes del elenco gubernamental entre los que se destacarán, como viene sucediendo en los últimos actos, los integrantes de La Cámpora.

Desde temprano, según trascendió en Casa Rosada, Zanini se ocupó de llamar a intendentes del Gran Buenos Aires para informarles que Gabriel Mariotto era el candidato designado para la vicegobernación de la provincia de Buenos Aires. Estos llamados no habrían caído muy bien en algunos caciques bonaerenses, según comentan en medios de los intendentes, como en los casos Hurlingham y San Miguel, entre otros. Dicen en fuentes bonaerenses que el gobernador Daniel Scioli no puede aceptar "tantas imposiciones del kirchnerismo" y justifican esta oposición en que los intendentes perciben que con esta maniobra el kirchnerismo busca desplazar totalmente al peronismo tradicional.

Sin embargo, en medios de la presidencia señalan que Cristina de Kirchner no está dispuesta a contemplar otro candidato a vice gobernador para la provincia de Buenos Aires, que no sea Gabriel Mariotto, tal como se viene anticipando desde ámbito.com. Sin embargo, esto no significa que Daniel Scioli haya confirmado que lo acepta, deslizan en fuentes de La Plata.

La imposición del candidato a vicegobernador no es lo único que tiene a mal traer a Scioli. También las pretensiones del cristinismo en la listas de legisladores que, de aceptarlas, lo pondrían en una situación muy complicada. A punto tal que desde la gobernación deslizan, en voz baja, que de continuar este nivel de presión desde la Casa Rosada , no descartan que Sclioli pueda dar "un portazo".

Aquellos que no quieren que la sangre llegue al río están convencidos de que aún "falta un round" . Lo cierto es que Scioli vive momentos decisivos, si acepta las imposiciones del Gobierno, teme la diáspora de los intendentes o, lo que es peor, quedar como un gobernador que en la práctica sería un títere del kirchnerismo.

En su momento, se habló que también el Ministro de Agricultura podría acompañar a Scioli como vicegobernador, pero ahora se lo menciona como el primer candidato a diputado nacional.

Daniel Scioli está viviendo horas decisivas pues debe tomar una decisión fundamental. El kirchnerismo estaría avalando sus imposiciones en su caudal electoral, asentado entre otras fuentes en los cientos de miles de votos con que contaría en distritos clave como La Matanza. Pero los intendentes díscolos plantean que si "cruzan la vereda" se pueden llevar también muchos votos (algunos hablan de 800.000). Además, otro de los heridos es el titular de la CGT, Hugo Moyano, por la escasa participación que habría logrado en la lista de candidatos a legisladores, y estaría tomando contacto con los intendentes que ven amenazado su poder territorial.

Por otro lado, Scioli es conciente de que un escenario de ruptura con el Poder Ejecutivo plantea un horizonte de conflictos dada la fuerte dependencia de la provincia de los fondos que gira el gobierno nacional.

Dejá tu comentario