Alberto Fernández se disculpó por sus dichos sobre los militares y aclaró: "Nunca quise causar el más mínimo dolor"

Política

El presidente había manifestado "dar vuelta la página" en la relación con las Fuerzas Armadas mientras despedía a un contingente de Cascos Azules. En su Twitter hizo un descargo: "Veo que no use las palabras pertinentes".

El presidente Alberto Fernández aseguró este lunes que no utilizó "las palabras pertinentes" en relación al pedido de "dar vuelta la página" que realizó el pasado viernes mientras despedía a un contingente de Cascos Azules, por lo que pidió perdón a las víctimas de terrorismo de Estado y reiteró su "compromiso en favor de la verdad y la justicia".

"Dias atrás, con motivo de despedir a un contingente militar que partía en una misión de paz hacia Chipre, hice alusión a que ahora la totalidad de la oficialidad de nuestras FFAA habían surgido en democracia", comenzó con el presidente el extenso descargo que publicó en su cuenta oficial de Twitter.

El Jefe de Estado argumentó que utilizó "ese dato" para celebrar de "de aquí en más" no se deberá analizar si los integreantes de las Fuerzas "participó de las sistemáticas violaciones de derechos humanos que fueron parte del genocidio que padeció nuestra Patria entre 1976 y 1983".

"Por eso dije que podíamos “dar vuelta la pagina”", reiteró el mandatario, antes de agregar: "Entre nuestros oficiales ya no quedan partícipes activos o complacientes del terrorismo de Estado".

El Presidente reconoció haber mencionado la palabra "inconductas" al referirse a muchos oficiales que "en el pasado fueron parte de ese perverso accionar", en referencia a los crímenes de lesa humanidad.

Alberto Fernández on Twitter

"Esas inconductas fueron delitos atroces que determinaron horribles e imperdonables padecimientos a miles de personas", resaltó.

"He visto que mis palabras han herido la sensibilidad de las victimas. Nunca quise causar en ellas el más mínimo dolor. Saben que en mi solo cuentan con alguien que siempre las va a acompañar en la búsqueda de la verdad y en la imposición de justicia sobre los culpables", sostuvo.

En esa línea, Fernández explicó que en estos mensajes intenta formular una "aclaración ante el reproche que algunas víctimas de la dictadura" le hicieron.

"He visto que mis palabras han herido la sensibilidad de las victimas. Nunca quise causar en ellas el más mínimo dolor. Saben que en mi solo cuentan con alguien que siempre las va a acompañar en la búsqueda de la verdad y en la imposición de justicia sobre los culpables", remarcó.

Tras lo cual, se mostró compungido: "Veo que no use las palabras pertinentes. Disculpas por ello. Pero no quiero que nadie dude de mi compromiso en favor de la verdad y la justicia".

"A lo largo de mi vida, como hombre de derecho que soy, siempre bregué porque impere la ley y el castigo como forma de reparar los delitos de lesa humanidad que se han cometido en perjuicio de los habitantes de nuestra Patria", aseveró.

Por último, aseguró que no quería "pasar por distraído ante la queja justa", y que no deseaba que "un error mío nos divida".

"Que nadie dude en qué lugar estoy parado. Que nadie crea que niego el horror vivido. Como siempre debemos estar unidos para que el 'nunca más' que pregonamos sea 'nunca más' en la Argentina", puntualizó.

Críticas por sus palabras

Las palabras del Fernández, pronunciadas en su calidad de comandante en Jefe de la Fuerzas Armada, cosecharon críticas por parte de algunas personalidades vinculadas a la defensa de los derechos humanos, como es el caso de Nora Cortiñas, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien consideró esos dichos como una actitud "negacionista".

"No tenía ninguna necesidad de decir una cosa semejante (...) Los dichos del presidente muestran que será un buen abogado pero nunca estuvo vinculado a la defensa de los derechos humanos", rechazó.

La Liga por los Derechos Humanos también cuestionó el discurso presidencial: "No fueron 'conductas inapropiadas' sino graves violaciones a los derechos humanos, actos de terrorismo de Estado que en su conjunto constituyeron un genocidio, cuya banalización es la ejecución simbólica del mismo".

La Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos emitió un comunicado para repudiar la frase: "¿Con qué cara se puede decir a una familia que aún continúa buscando los restos de sus seres queridxs y algún mísero dato sobre dónde permaneció secuestradx y desaparecidx, que dé vuelta la página?".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario