Garré sobre policías denunciados: "No podemos consentir manzanas podridas dentro de la canasta"

Política

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, remarcó que irá a fondo con las denuncias por casos de corrupción de jefes de la Policía Federal para evitar que "queden manzanas podridas en la canasta, porque van a pudrir a las demás", al tiempo que ratificó "el control políticos de las fuerzas de seguridad" contra las "autonomías".

Garré se refirió a la presentación judicial que hizo y aseguró que más allá de lo que defina la Justicia serán separados de la fuerza los efectivos en cuestión.

En una entrevista que le concedió a la agencia Noticias Argentinas en su oficina del octavo piso del Ministerio, la titular de la cartera explicó cómo se llegó a la denuncia de 20 policías, entre ellos 10 jefes. En ese sentido, indicó que recibieron denuncias en el 0800 que tiene el Ministerio para tal fin, llevaron a cabo investigaciones propias y recolectaron testimonios de otros policías.

"De todas estas denuncias analizamos y buscamos en otras fuentes la verosimilitud, revisamos legajos, declaración patrimonial, hacemos inspecciones a las comisarías vemos si se cumplen las paradas. En estos casos entendimos que estaba plenamente justificado proceder a la separación de esta gente y a la denuncia judicial. Después el juez dirá si son penalmente responsables, pero a veces sabemos que no pueden ser confiables para seguir siendo policías. La Justicia dirá después. Todas las denuncias se investigan", afirmó.

Por otra parte, consideró que de continuar con las denuncias podría haber menos comisarios en la Federal, aunque se mostró optimista en no volver a dar con casos de este tipo.

"Lo que no podríamos hacer nunca es consentir que queden manzanas podridas dentro de la canasta por más que nos quedemos sin comisarios. Eso va a seguir pudriendo otras manzanas que tenemos que tratar de preservar. No soy tan pesimista, pero otra solución es imposible. Lo que veamos que está mal hay que sacarlo", concluyó.

Dejá tu comentario