Gobierno confía en votos de Diputados

Política

El gobierno nacional confiaba ayer en alcanzar un amplio margen de votos, entre propios y aliados, para aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto de estatización de las AFJP. Al tenso disciplinamiento del bloque oficialista Frente para la Victoria, al borde del quórum propio, se sumó ayer el apoyo de otras bancadas como la Concertación, Solidaridad e Igualdad (SI), el socialismo, el diputado de CTA, Claudio Lozano, y hasta el cobismo.

La matemática indica que el piso de 130 diputados propios que tiene el gobierno en el recinto se podría elevar hasta los 160 votos a favor de la estatización de las AFJP. Hasta Julio Cobos apoyó, con condiciones, el proyecto y podría aportar unos cuatro diputados de Consenso Federal. Otra decena de votos llegará del Partido Socialista, nueve aportará el SI del ex arista Eduardo Macaluse, media docena llegarán de la bancada de la Concertación, que agrupa a radicales alineados con la Casa Rosada, y el empujón restante lo dará Lozano.

Ayer el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, elogió la decisión oficial de volver al sistema previsional de reparto al destacar que «ha dado respuestas reales a las necesidades de los jubilados». Pero, al igual que el vicepresidente, reclamó « declarar la intangibilidad de los fondos» de la ANSeS.

  • Señal

    La primera señal del poderío que tendrá el kirchnerismo a la hora de votar la estatización de las jubilaciones dentro de 15 días en el recinto llegó desde el despacho del jefe de los diputados kirchneristas, Agustín Rossi. El legislador confeccionó la agenda completa del tratamiento en comisiones del proyecto que transportará a las arcas del Estado unos 100 mil millones de dólares de aportes jubilatorios, una medida que se adopta recién cuando el «número» de votos ya está asegurado.

    Tras el descalabro del bloque kirchnerista en la votación por la Resolución 125 sobre retenciones móviles, sesión en la que se fugaron 22 votos del Frente para la Victoria, una tensa calma parece haber regresado a la bancada oficialista. Néstor Kirchner firmó la semana pasada en Olivos una paz transitoria con el ex gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, y atornilló así los votos de los peronistas entrerrianos Gustavo Zavallo, María Petit y Cristina Cremer, tras diputados que habían encabezado la rebelión dentro del bloque contra las retenciones, junto a Felipe Solá.

    Desde los despachos de Zavallo, Petit y Cremer revelaron a este diario que apoyarán la estatización de las AFJP. Estos legisladores ya habían dado muestras de la reconciliación el miércoles pasado en el recinto votando a favor del Presupuesto 2009 con superpoderes incluidos, exceso al que no quiso entregarse-Solá, quien prepara partido propio para relegitimar su diputación el año que viene por fuera del oficialismo.

  • Implicancia

    «La restitución de las contribuciones patronales y la construcción de un sistema de seguridad social único, de carácter público, supone reapropiar para el Estado y el sistema previsional unos $ 20.000 millones anuales. Esto implica dotar de mayor solidez al Estado argentino y colocarlo en mejores condiciones para afrontar la crisis», aseguró ayer Lozano, adelantando su voto positivo. También Macaluse, del SI apoyó la iniciativa: « Conceptualmente estamos de acuerdo en que haya un sistema de reparto y no uno privado. El sistema privado de jubilaciones es un crédito blando que le dan los trabajadores a los bancos y encima los bancos les cobran comisión por manejarles la plata que los mismos trabajadores les anticipan».
  • Dejá tu comentario