Macri, López y De Sousa estarán cara a cara en Casación

Política

Tal como ocurrió en "dólar futuro", el expresidente podrá hacer un alegato en la causa en la que busca que sus llamados no sean incorporados a la investigación de la jueza Servini

La Cámara Federal de Casacion Penal anunció que fijará una fecha para llevar a cabo una audiencia en el marco de la investigación por las maniobras llevadas a cabo por el expresidente Mauricio Macri y parte de su mesa judicial contra el Grupo Indalo.

Con la firma de Liliana Catucci quedó habilitada la instancia adonde el expresidente concurrirá a justificar los motivos por los que quiere que no se incorpore un informe de la Dajudeco respecto al entrecruzamiento de sus llamados, en momentos clave del expediente. El formato de audiencia solicitado por la querella tiene idénticas características al de la causa “dólar futuro” y podrá ser accesible al público general a partir de la vigencia del nuevo Código Procesal Penal que asegura la publicidad de estos actos.

Así, el expresidente Macri estará -cuando Casación lo disponga- cara a cara con los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa en su rol de querellantes en la investigación que lleva adelante la jueza María Servini.

La oportunidad de Macri de exponer su posición ante el recurso que presentó es idéntica a la que utilizó la semana pasada Cristina de Kirchner por el planteo en el caso de la venta de contratos de dólar a futuro en los últimos meses de su gobierno. Si bien el expresidente podría delegar en sus abogados la presentación de lo que en la jerga se llaman “breves notas”, se espera que exponga en persona los motivos por los que impugnó el peritaje ordenado por la justicia respecto de sus comunicaciones y las de otros miembros de la “mesa judicial” como Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, José Torello y Alberto Abad, entre otros imputados.

Servini ordenó esta medida y sulfuró al expresidente que apeló a la Cámara Federal pese a que las medidas de prueba en la etapa de instrucción no pueden ser apeladas. El tribunal de Apelaciones hizo lugar parcialmente al planteo y le ordenó a la jueza que restrinja el periodo de análisis. Quedó circunscripto a momentos clave del trámite administrativo sobre la petrolera Oil Combustibles y en torno a las órdenes judiciales que llevaron a prisión por casi dos años a los accionistas de Indalo, en otra causa que se reveló fraguada por el juez Julián Ercolini.

Sin embargo, la defensa de Macri recurrió a Casación para evitar que el informe que entregó la Dajudeco a la jueza sea incorporado a la causa. Fue cuando el camarista de esa Sala, Eduardo Riggi -en una decisión inédita para Casacián- reclamó el expediente “original” y paralizó la investigación en instrucción. Ante esa irregularidad, fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura y su expediente ya se encuentra abierto. En tanto, y de manera más inexplicable, Riggi devolvió el caso ante el escándalo generado incluso entre sus pares.

Catucci mediante un proveído aseguró que se fijará la fecha en breve respondiendo así al pedido de la querella para evitar dilaciones. En condición de imputado, Macri deberá argumentar los motivos por los que cree que ese elemento de prueba no debe ser incorporado a una investigación en curso y se verá cara a cara -al menos de manera virtual- con López y De Sousa que lo querellaron por liderar una asociación ilícita que desde el Estado llevó adelante una persecución ilegal contra el grupo empresario.

Dejá tu comentario