Oil Combustibles: las 9 mentiras de la acusación

Política

El abogado Carlos Beraldi desmontó uno a uno los ejes de la elevación a juicio y de la acusación de la fiscalía. Mostró con los videos de las declaraciones de los testigos como se fabricaron pruebas para perseguir al Grupo Indalo y sus accionistas. El rol en las sombras del operador político Jaime Mecikovsky.

A lo largo del juicio oral de Oil Combustibles fueron refutados uno a uno los fundamentos de la acusación de la fiscalía para sostener la falsa teoría del fraude en perjuicio del Estado. El abogado defensor, Carlos Beraldi, desmontó una a una lo que identificó como las 9 mentiras que “destruyen de forma categórica la acusación”.

En su alegato, Beraldi se sustenta en las pruebas recolectadas en las más de 100.000 fojas, pero fundamentalmente en las declaraciones de más de 50 testigos, entre quienes estuvieron funcionarios de alto rango de la AFIP. En estas declaraciones, los funcionarios de la AFIP desbarataron el relato iniciado en 2016 por el periodista de La Nación, Hugo Alconada Mon, quien construyó una fake news para dar comienzo a la persecución al Grupo Indalo, en coordinación con el gobierno de Mauricio Macri.

A más de cinco años de aquella noticia falsa, Alconada Mon y La Nación insisten en la persecución al Grupo Indalo con más mentiras. Sin embargo, en su nota el periodista deja en evidencia una vez más que su “garganta profunda” para la construcción del relato es Jaime Mecikovsky, el operador político que dirigió el grupo de tareas que desde la AFIP macrista persiguió al Grupo Indalo, y llevó a la quiebra a Oil Combustibles.

PERSECUCIÓN AL GRUPO INDALO: CAUSA OIL COMBUSTIBLES

Tal es así, que el propio Alconada Mon, propalador del paper de Mecikovsky, cuando declaró en el juicio, y ante el riesgo de ser acusado de falso testimonio optó por responder con un lacónico “no lo sé”, a cada una de las preguntas de la defensa sobre los fundamentos de su artículo en el que acusó a los accionistas de Indalo. A tal punto quedó en evidencia Alconada Mon que ante el juzgado consideró como "errores" algunas de las falsedades escritas bajo su firma en marzo de 2016.

De esta forma, Alconada Mon dejó al descubierto el entramado mediático, político y judicial utilizado para perseguir al Grupo Indalo y a sus accionistas durante el gobierno de Mauricio Macri.

Pero claro, a casi tres años de iniciado el juicio de Oil Combustibles, Alconada Mon y La Nación nada dicen de los testimonios de los funcionarios de la AFIP de Carlos Bo, Néstor Sosa, Alberto Abad, Leandro Cuccioli, Juan Carlos Santos y tantos otros de altísimo rango que frente a los estrados desvirtuaron cualquier actual delictivo de Grupo Indalo.

Si tanto el periodista como La Nación hubieran informado lo que aconteció durante el juicio, se darían cuenta que están nuevamente operando y mintiendo a la sociedad, ya que la totalidad de testigos que pertenecían a la AFIP y declararon en el juicio, destruyeron la hipótesis delictiva planteada por dicho organismo durante la gestión macrista, y dejaron instalado el proceso irregular y de persecución que comandó desde la AFIP Alberto abad.

Además de Abad, Emilio Candina, Fabián Barroso, Jorge Schiaffini, Carlos Bo, Eliseo Devoto y Néstor Sosa fueron los funcionarios encargadas de firmar las resoluciones para inducir a la justicia contra Oil Combustibles, y sus accionistas Cristóbal López y Fabián De Sousa.

En su alegato, Beraldi desbarató las 9 mentiras que conformaron los autos de elevación a juicio y la acusación de la fiscalía. “No sólo no se verificaron ninguno de los cargos sino que también fueron refutados de manera categórica por todas las evidencias”, sentenció Beraldi al inicio de su alegato que se extendió por casi 10 horas, repartidas en dos jornadas.

En su alegato, lo más potente fue que Beraldi mostró los videos de la declaración de los testigos, lo que constituyó una de las pruebas más contundentes para desmontar la acusación de la fiscalía, y dejar en evidencia el aparato político, mediático y judicial montado para perseguir al Grupo Indalo.

Dejá tu comentario