Hornos se juega hoy presidencia de Casación

Política

“El jueves les voy a dar las explicaciones”. De forma escueta y con gran formalismo, Gustavo Hornos les comentó a dos de sus colegas cuál iba a ser su estrategia para tratar de atemperar el impacto que produjo el registro de ingresos a Casa Rosada que lo tienen de protagonista durante el Gobierno de Mauricio Macri, y en fechas sugestivas. De fondo, en la reunión de superintendencia que se llevará a cabo hoy con los presidentes de todas las salas, Hornos se juega su continuidad como presidente del máximo Tribunal Penal. Apenas asumió a fin del año pasado.

Hornos tiene más de un frente: el judicial con la denuncia de los diputados del Frente de Todos; el disciplinario en el Consejo de la Magistratura y el interno, dentro de Casación. Seis visitas registró el camarista durante la presidencia de Mauricio Macri, desde su asunción hasta finales de 2018. Los legisladores del kirchnerismo señalaron cuál sería la correlación de las visitas del magistrado y fallos que suscribió en sintonía con ordenes que podrían haber emanado de la denominada “Mesa Judicial M”.

Hornos apuesta a una suerte de explicación que se base en el conocimiento previo que tenía del expresidente Macri y que no tendría relación con las sentencias. El efecto pretendido es que sus pares convaliden o acepten esas explicaciones apenas culmine la reunión. Según pudo saber Ámbito, los jueces irán a escuchar pero tendrán que decidir si Hornos puede continuar representándolos como presidente de Casación. Hay otros antecedentes. Por la detención de una secretaria de forma arbitraria (e inédita), Juan Carlos Gemignani fue removido de su puesto de presidente, aunque logró salvar su cargo en el Consejo y también en una causa penal donde terminó sobreseido y los policías que cumplieron con su orden terminaron procesados. El escándalo generó su renuncia a la presidencia. Si el caso de Hornos es similar, podría convocarse a un plenario de la Cámara -todo de manera virtual- que podría poner a consideración su continuidad o no. Esto más allá del desarrollo de la denuncia penal y de lo que pueda solicitar como medidas de prueba el Consejo de la Magistratura para instruir un expediente.

Pese a lo que comenzará hoy, la decisión de sus colegas podría no ser inmediata y deberá establecerse, luego de que culmine, cuántas voluntades de respaldo concita el camarista respecto de su propia situación. Y cuántas podrías llegar a poner en crisis que siga adelante con la representación del cuerpo.

Dejá tu comentario