Iglesia convoca al diálogo (sin cacerolas)

Política

Obispos, arzobispos y pastores de varias provincias convocaron a realizar desde hoy misas y oraciones, tanto católicas como ecuménicas e interreligiosas, para «rezar por la paz», pero sin «cacerolas ni carteles ofensivos», con el fin de favorecer el diálogo entre el gobierno nacional y el sector agropecuario.

El emplazamiento surge en sintonía con la advertencia sobre «fragmentación social y resquebrajamiento de la paz social» que el fin de semana advirtió la Iglesia católica a través de una decena de prelados.

En esta línea, el arzobispo de Córdoba, Carlos Ñañez, destacó que la búsqueda del diálogo no es «signo de retroceso. Es, al contrario, un gesto que ennoblece a las personas que son capaces de llevar adelante estos gestos».

El prelado convocó a «un diálogo que se realice sin presiones, pero con voluntad de escucharse mutuamente», y también consideró que «no es tiempo para ahondar en discursos, sino para rezar».

Por su parte, el arzobispo de Rosario, monseñor José Luis Mollaghan, pidió que la Oración por la Patria y el Rosario sean «una súplica permanente».

En Salta, monseñor Mario Cargnello advirtió que «el vínculo social se resquebraja» porque, según entendió, «las posiciones se endurecen».

«En un momento como el que vivimos, diría que instintivamente intentamos tomar actitudes defensivas. Es lógico, nos estamos agrediendo. Necesitamos detenernos y mirar a Dios que es la fuente de la libertad y de la dignidad», sostuvo Cargnello.

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Alfonso Delgado, dijo que «se necesita un acto de grandeza de todos los argentinos,de todos los ciudadanos, especialmente de los responsables de las instituciones republicanas democráticas de la Nación».

«Todos deben sumar la responsabilidad pública que han asumido para destrabar al país de este conflicto incomprensible que afecta al bienestar de todos sus habitantes, que lastima al bien de todos», remarcó Delgado.

A su vez, llamó a «no dejarse engañar por los que predican la violencia y la vuelta a las armas».

En esta línea se manifestó también el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, que convocó a todos los santafesinos a participar de una misa implorando por «el diálogo, el encuentro y la paz de todos los argentinos».

  • Oración

    En Gualeguaychú, por pedido de las entidades del agro, a las 19 se rezará una oración interreligiosa en la plaza Urquiza, frente al edificio de la Municipalidad.

    «Invitamos a todos a participar con ánimo de fe para rezar por la concordia, el diálogo y la amistad entre los argentinos», expresó el obispado y solicitó a los que concurran que lleven una vela «como signo de la luz que queremos implorar a Dios» y banderas argentinas y de la provincia. Pero solicitó no llevar «cacerolas ni carteles ofensivos».

    A esa oración, en tanto, asistirá el rabino Sergio Bergman, quien canceló sus actividades en Buenos Aires para movilizarse hasta Gualeguaychú.

    En Paraná, los obispos y sacerdotes de la arquidiócesis llamaron a «todo el pueblo de Dios a intensificar la oración que estamos haciendo por nuestra Patria». Y convocaron a todos los fieles a una jornada de ayuno y oración. Mientras que a las 16 se unirán en oración «junto con otros cristianos y creyentes en Dios en un ámbito interreligioso» para pedir por «la pronta solución del conflicto». El obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Eduardo Eliseo Martín, convocó a toda la comunidad diocesana, dirigentes y ciudadanos, a reunirse en los templos, especialmente en la hora de las misas, «a orar fervientemente por nuestra Patria». En este caso en particular, la ceremonia se realizará el viernes a las 20.30 en la catedral.

    En Catamarca, en tanto, el obispo Luis Urbanc exhortó a rezar por la Patria en las familias y en todos los ámbitos, «de tal manera que nos unamos al Dios todopoderoso como hijos suyos y hermanos argentinos»

    Por último, el obispo de Puerto Iguazú, Marcelo Martorell, invitó -ante la grave situación por la que atraviesa el país, que « preocupa a todos»-, a una oración por «la búsqueda de la paz, la serenidad, la concordia y la grandeza de corazón a través del diálogo».
  • Dejá tu comentario