Senado: Ramos Padilla defendió su pliego para el estratégico juzgado de La Plata

Política

El juez federal de Dolores expuso ante la comisión de Acuerdos. Al responder a las impugnaciones aseguró ante los senadores que las objeciones en su contra "no son más que cuestiones que han salido en los medios".

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla defendió este lunes en el Senado el pliego enviado por el Poder Ejecutivo en el que se lo propone para encabezar el estratégico Juzgado Federal 1 de La Plata con competencia electoral. Además, se avanzó en comisión el proceso para disponer el ascenso de 15 nuevos jueces y defensores en distintos puntos del país.

Los integrantes de la comisión de Acuerdos, conducida por la mendocina Anabel Fernández Sagasti, escucharon la exposición del magistrado, quien repasó su trayectoria como abogado y juez, las causas emblemáticas en las que intervino y sus méritos académicos.

Al término de la intervención del juez, el presidente del bloque del Frente de Todos, José Mayans, confirmó que la bancada oficialista acompañará el pliego, mientras que Juntos por el Cambio decidió no adelantar ningún tipo de comentario, ni formuló preguntas, pese a los reparos que tiene sobre su actuación judicial reciente: no firmaron el dictamen.

Además del pliego de Ramos Padilla, se trataron otras seis candidaturas a distintos cargos judiciales de relevancia en distintos puntos del país.

El juzgado federal de La Plata para el cual Ramos Padilla fue propuesto es clave porque además de ocuparse de la materia penal, tiene la competencia electoral de toda la provincia de Buenos Aires, por lo que se encarga de resolver las disputas políticas en el distrito con mayor peso electoral del país.

El Juzgado platense se encuentra vacante desde la muerte del juez Manuel Humberto Blanco en 2014 y es ocupado transitoriamente por la histórica magistrada María Servini.

En caso de obtener dictamen favorable de la Comisión de Acuerdos, el pliego de Ramos Padilla quedaría en condiciones de ser sometido a votación a la semana siguiente, cuando la Cámara alta tiene previsto sesionar para votar la legalización del aborto.

El año pasado Ramos Padilla quedó en el primer lugar del orden de mérito para ocupar ese juzgado en la comisión de Selección del Consejo de la Magistratura, pero igualmente su propuesta por parte del presidente Alberto Fernández generó ruido en el frente opositor Juntos por el Cambio dado que se trata del juez que lleva adelante el caso contra el falso espía Marcelo D Alessio y quien procesó al fiscal Carlos Stornelli por "asociación ilícita" e "incumplimiento de los deberes de funcionario público" en el marco de esa causa.

En su mensaje, Ramos Padilla detalló que en el concurso para el cargo en cuestión recibió la más alta calificación, con 183,50 puntos, quedando primero en el orden de mérito, con "más de 35 puntos de diferencia con el segundo de la terna y 38 puntos con el tercero.

Al responder a las impugnaciones que se le efectuaron desde la Coalición Cívica, Ramos Padilla aseguró ante los senadores que las objeciones en su contra "no son más que cuestiones que han salido en los medios" y que "han resuelto en profundidad los organismos pertinentes".

"Es necesario que los jueces no sean oportunistas y que no piensen en función de las conveniencias del momento", dijo ante los senadores durante la videoconferencia ante la comisión de Acuerdos.

Ramos Padilla hizo un repaso de su carrera judicial, contó que tuvo anteriormente "una activa militancia universitaria" más ligada a la agrupación radical Franja Morada, habló de su participación en causas vinculadas a la defensa de los derechos humanos y refutó las críticas de parcialidad que se le dirigieron desde la Coalición Cívica.

Entre las causas de las que participó, mencionó la del robo de bebés durante la última dictadura militar en la que logró que se acusara a Jorge Rafael Videla, quien había sido excluido de ese delito, y el expediente para el reconocimiento de 123 tumbas de ex combatientes de Malvinas que figuraban como NN en el cementerio de Darwin de las islas Malvinas.

El juez aclaró que no tuvo ninguna participación en la causa Noble, como se le endilgó desde la oposición (la investigación de la adopción de los hijos de la fundadora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble), y aseguró que sólo acompañó a la fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, María "Chicha" Mariani.

Respecto a otra de las impugnaciones en su contra, en un expediente relacionado relacionado con "facturas truchas", afirmó que "una investigación penal determinó que no hubo demoras en la causa, sino avances".

Otro de los casos por los que fue objetado fue una medida cautelar dispuesta durante el gobierno de Mauricio Macri para impedir que dos jueces asumieran en la Corte Suprema sin acuerdo del Senado, una medida que desandó luego el Poder Ejecutivo de Cambiemos, tras el rechazo público que recibió esa iniciativa.

Sobre la causa del espionaje ilegal, Ramos Padilla dijo que fue objeto de "muchas críticas pero también de muchos elogios" por haberse "animado" a impulsar esta investigación.

Además de Ramos Padilla, los senadores escucharon las exposiciones de Sebastián Foglia y Ernesto Sebastián, postulantes para la Cámara Federal de Bahía Blanca; de Verónica Vieito, para el tribunal de Mercedes; Mario Leal, para Tucumán; de Gustavo Montoya y Pedro Pugliese, para los juzgados de San Ramón de la Nueva Orán, Salta, y como defensor de Neuquén, respectivamente.

Los legisladores tienen previsto continuar mañana para avanzar con otros ocho postulantes propuestos por el Gobierno.

Dejá tu comentario