Juntos por el Cambio se bajó ayer de reunión virtual con Alberto F. (anoche prometían cumbre a solas)

Política

La convocatoria era para acordar una agenda en Diputados con moratoria, ampliación del Presupuesto y renegociación de deuda soberana en dólares. Massa les prometió anoche reunión con Alberto.

Tras días de especulaciones sobre un cónclave para la tarde de hoy entre Alberto Fernández y los jefes opositores de Diputados para analizar la agenda económica y de la pandemia, Juntos por el Cambio se bajó anoche de la videoconferencia organizada por el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, para acercar posiciones. El portazo se da luego de jornadas cargadas de acusaciones sobre diversos odios.

La decisión fue tomada ayer por la tarde durante un zoom entre las cabezas del macrismo, el radicalismo y la Coalición Civica tanto de Diputados como el Senado. Alegaron alli que hacía una semana que habían pedido audiencia con el Presidente para el bloque de Juntos por el Cambio y que la convocatoria ayer les había llegado a las 16.30 sin acuerdo previo. De todas formas el faltazo de hoy, como lo dicen en el propio comunicado, no implica que ese bloque opositor vaya a grabar los proyectos que pide Alberto F. al Congreso .

“Somos el único espacio político que cuenta tanto con diputados y senadores, totalizando 145 legisladores de Juntos por el Cambio y sus aliados, por lo que una interacción seria y asidua nos parece imprescindible para abordar la agenda parlamentaria que nos exige la ciudadanía. Y los debates con tiempo y rigurosos son aún más relevantes en el caso de los acuerdos que serán necesarios de cara a la reconstrucción post-pandemia, algo que nos ocupa como coalición política y que preocupa a los más de 45 millones de argentinos”, manifestaron los jefes del macrismo en Diputados y Senado.

El faltazo también se da en medio de fuertes internas en Juntos por el Cambio, con dirigentes que aceptaron el convite organizado por Massa durante el fin de semana y que anoche, al cierre de esta edición, firmaron el comunicado para rechazar la videoconferencia. Claro está que, con el faltazo, el kircherismo aprovecha para limar al principal frente opositor, uno de los objetivos políticos del Frente de Todos desde hace varias semanas.

A la espera de definiciones sobre la renegociación de la deuda bajo legislación extranjera, el oficialismo busca reactivar la agenda del Congreso, pese a que aún persisten pujas políticas entre ambas Cámaras. Las primeras señales podrían llegar desde Diputados, donde el kirchnerismo quiere apurar la ampliación de la moratoria que envió el Gobierno la semana pasada, aunque el avance de la iniciativa quedará atada a la reunión que ahora pide Juntos por el Cambio con el Frente de Todos y Alberto Fernández.

La moratoria no es el único tema sobre el que piensa con mucho interés el Frente de Todos, al menos en Diputados. El oficialismo en la Cámara baja también pretende aprobar este mes la ampliación del Presupuesto -2019, hay que fue prorrogado- y la renegociación de la deuda en moneda extranjera bajo legislación local. El problema de los últimos dos proyectos es que el Ejecutivo aún no los envió. También hay una fuerte puja sobre u auxilio al sector del turismo, con un dictamen del kirchnerismo que no incluye la emergencia, situación que pide el macrismo.

Bajo este panorama, y con reuniones de comisiones desde hoy y hasta el jueves -inclusive-, el kirchnerismo tendrá que lograr un acuerdo rápido con la oposición si quiere llevar la moratoria al recinto. Además, se espera que a fin de mes exponga por primera vez en la Cámara baja el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

En el Senado hubo menos movimiento la semana pasada. Durante una reunión de la comisión de Relaciones Exteriores se pudo dictaminar un proyecto que incorpora la nueva demarcación del límite exterior de la plataforma continental, aunque quedó pendiente la creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas. También fue pospuesta -y sin explicación- la iniciativa para crear un fondo para Defensa, votada por la Cámara baja en noviembre pasado.

Para los próximos días se esperan definiciones sobre la ley de donación voluntaria de plasma de quienes se hayan recuperado del coronavirus, la de teletrabajo y la de economía del conocimiento, todas ellas votadas a fin del mes pasado por Diputados. No obstante, y más allá de lo que pueda ocurrir en comisiones, el Senado aún debe acordar la prórroga del protocolo virtual de sesiones, en medio de discusiones entre oposición y oficialismo tras los movimientos del Frente de Todos a la hora de aprobar proyectos que no estaban relacionados con la pandemia, tal como planteaba el texto consensuado en mayor pasado para debatir iniciativas en el recinto.

El teletrabajo presenta una cuestión extra en la Cámara alta, debido a las intenciones dentro del propio kirchnerismo de modificar el texto que vino de Diputados, situación que contó Ámbito el lunes pasado. La lupa sobre un puñado de artículos incorporaría condiciones más estrictas en el Régimen de Contrato de Trabajo. El empresariado, en tanto, exige mayores márgenes para cuestiones como la reversibilidad -que no sea inmediata- y costos para el empleador que empeoraría la situación de pymes en medio de la pandemia.

Semanas atrás, senadores que estudiaban el proyecto mantuvieron varios diálogos con los diputados mientras se avanzaba allí y, en varias ocasiones, la presidenta de la comisión de Legislación del Trabajo, Vanesa Siley (Frente de Todos), consultó si la letra de la iniciativa tenía luz verde para evitar demoras. Nadie puso reparos y el texto fue aprobado.

Mientras tanto, la comisión de Seguridad, que comanda el kirchnerista Dalmacio Mera, mantendrá este jueves una videoconferencia con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, quien evitó a Diputados las últimas semanas. La oposición ya tiene preparados varios cuestionamientos a la funcionaria.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario