Kirchner anunció reorganización del peronismo tras las elecciones

Política

Rodeado de intendentes bonaerenses, el presidente Néstor Kirchner adelantó hoy que tras las elecciones del 10 de diciembre trabajará para poner en marcha una "gran reorganización democrática" del Partido Justicialista y cuestionó a los referentes del peronismo disidente.

"No tengan ninguna duda que, desde el lugar que me toca actuar, pondremos en marcha una gran renovación democrática del movimiento nacional y popular del Partido Justicialista para que todos los afiliados del partido y todos los argentinos se puedan expresar", sostuvo Kirchner al participar de un acto en Ituzaingó, a sólo cuatro días de las elecciones nacionales.

La incursión del presidente Kirchner en la política interna del PJ choca con las intenciones de su ex aliado electoral, Eduardo Duhalde, quien ya anunció su regreso a la política activa luego de 10 de diciembre, cuando asuma el próximo Gobierno.

Con un discurso empapado de peronismo, algo poco usual en el Presidente, Kirchner reconoció por primera vez que durante su gestión mantuvo algunas "diferencias" con su vice, Daniel Scioli, pero negó "hipocresías" en su trabajo con el actual candidato a gobernador bonaerense.

"No somos hipócritas los peronistas, tuvimos nuestras diferencias con Daniel, pero siempre hemos trabajado con el mismo sentido. Es un gran dirigente. Gracias, Daniel, por tu lealtad, vas a hacer un gran gobernador", subrayó Kirchner para espantar así fantasmas lanzados
por la oposición sobre una posible ruptura tras el 10 de diciembre próximo.

Apuntó además, sin nombrarlo, contra el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá, al señalar que "ahora habla de peronismo" pero hacia 2001 "escapó a la provincia y dejó el país en llamas".

"Yo soy peronista, pero hay quienes hoy hablan de peronismo pero se animaron a estar una semana y se escaparon a la provincia y nos dejaron el país en llamas", criticó el presidente Kirchner, al tiempo que señaló que Perón y Eva Perón han sido los "inspiradores permanentes" de las acciones que llevó adelante su Gobierno.

Con tono enérgico, Kirchner envió también un mensaje hacia el candidato presidencial por la coalición UNA, Roberto Lavagna, al recordar que antes de anunciar la quita de la deuda con el FMI "había algún funcionario que me acompañaba que me decía que descontar el 70 por ciento era mucho, que había que correr menos riegos".

"Y yo lo dije que la Argentina ya no podía pagar un paso más", apuntó. Kirchner afirmó además que, en caso de que su esposa Cristina Fernández, alcance la Presidencia, "el Gobierno que viene trabajará" para volver a la distribución del ingreso con los valores que se manejaban durante el "último gobierno" de Juan Domingo Perón, cuando el PBI se repartía en partes iguales entre "el sector del capital y los trabajadores".

"Debemos volver a la Argentina que teníamos en el último gobierno de general Perón, cuando el ingreso se repartía un 50 por ciento para los sectores de capital y 50 para los trabajadores", remarcó, al tiempo que ratificó que tras el 10 de diciembre se dedicará a trabajar "por la causa popular".

La visita del Presidente a Ituzaingó fue acordada el pasado lunes en la Casa Rosada, durante una reunión que mantuvo el jefe de Estado con intendentes de la primera, la tercera y la octava sección electoral, entre ellos el intendente de Florencio Varela y titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM), Julio Pereyra.

Así, estuvieron en el acto los integrantes de la fórmula del oficialismo a la Gobernación bonaerense, Daniel Scioli y Alberto Balestrini, además del actual mandatario Felipe Solá, los ministros Ginés González García y Julio De Vido, y una treintena de intendentes del distrito más importante del país.

El Presidente indicó, finalmente, que "el 28 de octubre va a marcar un punto de inflexión" y agregó que "algunos hablan de apatía, sienten apatía porque el pueblo es apático con quienes no les dan oportunidad de generar un cambio".

"Nosotros no sentimos apatía, sentimos calor popular, donde vamos nos dicen que tengamos una patria de todos", concluyó.

Llegaron al club Gimnasia y Esgrima el jefe comunal de Ituzaingó, Alberto Descalzo, y sus pares de Tres de Febrero, Hugo Curto; de Lanús, Manuel Quindimil; de Berazategui, Juan José Mussi; de Merlo, Raúl Othacehé; de Quilmes, Sergio Villordo; de Hurlinhgam, Luis Acuña; de Avellaneda, Baldomero Álvarez de Olivera, y de La Matanza, Fernándo Espinoza, entre otros.

Dejá tu comentario