Kirchner: muestro niños, pero no soy Macri

Política

Se enfureció ayer de nuevo Néstor Kirchner en el Salón Blanco con Mauricio Macri, a quien busca seguramente como adversario de una pelea que no se dará. Primero usó como motivo una crítica que le hizo un diario con el cual mantiene una relación ambigua, lo fustiga pero le filtra también información que le conviene al gobierno. Ese medio lo comparó con Macri por el uso de los niños como motivo de fotografías que buscan reflejar el costado humano del político. Kirchner negó que empleara ese recurso; pero traicionado por su manía por la contradicción, hizo distribuir fotos de él sacadas en el mismo acto con infantes a los que prebendócon guardapolvos (dijo que regalaría 800 mil en todo el país).

«Yo jamás en mi vida recurriría a ninguna de estas santas criaturas para instrumentarlas -y no digo que otro no lo haya hecho- ni utilizarlas en campaña porque vengo de un hogar de bien, de trabajo, de esfuerzo, de sacrificio. Como ustedes siento afecto, amor y pasión por cambiar la Argentina, quiero que estos chicos sufran menos de lo que están sufriendo muchos jóvenes de esta generación y jamás se me ocurriría hacer campaña instrumentando a los chicos. No se puede hacer esa comparación odiosa; los seres humanos no todos somos mercenarios, ni todos lucramos, ni tratamos de obtener un voto de cualquier forma.»

  • Humanización

    Buscando humanizar más su intervención confesó: «Creo que ando con un problemita ahí, en el ojo, pero dije: 'Yo quiero estar hoy acá, quiero hablar con ustedes y voy a estar mañana donde tengo que estar, dando el discurso del día primero'».

    Este preámbulo con intento de diferenciación fue para cargar sobre el partido de Macri y el voto de sus legisladores en contra de la última reforma previsional que se aprobó la noche del martes. «Hubo nueve legisladores que no votaron la ley que terminó con la dictadura previsional y me pregunté: ¿ quiénes son esos legisladores que no votaron esta ley que va a favorecer a los que trabajan hoy y que va a proteger a los jubilados? Dije: 'No pueden ser de esta tierra', pero son del PRO», ironizó Kirchner en la segunda entrega de críticas -sin mencionarlo-al rival de Filmus en la Capital Federal.

    «Yo no estoy en campaña electoral, pero mi deber es hablar con claridad con los argentinos, porque si algún día esta gente gobernara la Argentina, volvería el sistema de los 90», insistió Kirchner.

    «Volveríamos a sufrir todo lo que sufrimos desde el 76 en adelante y que se consolidó en los 90», continuó.

    «Hay que tener buena memoria -remató Kirchner- se lo digo a cada habitante de este país, fíjense cómo responden a intereses determinados.»

    Quizá la crítica al anuncio del aumento salarial docente, que terminó visto como el lanzamiento oportuno de la candidatura porteña de Filmus o quizá las consecuencias de aquel anuncio, cambiaron de golpe la agenda en la Casa Rosada.

    Según estaba previsto, el ministro participaría de la entrega de delantales y argumentaría sus logros (edificación de escuelas, mejoras educativas, salarios...) para coronar con un «no puede ser que comiencen las clases».

    Es que aumento del básico a los maestros que recién se inician (de $ 840 pasarán a cobrar $ 1.040) generó una catarata de reclamos en distintas provincias. La de Buenos Aires asegura que no tiene recursos para satisfacer la demanda, ya que a aquellos que nos les toca el incremento porque ya están en carrera, piden que les blanqueen renglones del recibo de sueldo para no quedar, a pesar de la antigüedad, cobrando como un recién iniciado. Extraña campaña, que termina dejando al ministro en un brete si quiere continuar alardeando con su gestión para sumar adhesiones en su carrera por la Capital Federal. Ayer el gobierno aseguraba $ 300 millones a la provincia de Buenos Aires para asistirla en el aumento del básico, pero el distrito debería sumar otro tanto para destrabar la amenaza de que no se inicien las clases. En total, la Nación distribuirá $ 800 millones.

    Los paros de maestros afectarán el inicio del ciclo lectivo en cinco provincias, mientras un sector gremial bonaerense ratificaba también anoche similar medida.

  • Reiteración

    Desde el Ministerio de Educación se aseguraba que «todos los años pasa lo mismo cuando se hace la recomposición salarial a la que obliga la ley de financiamientoeducativo», pero claro, Filmus no era candidato.

    Ayer fue la segunda oportunidad en la que Kirchner ataca a Macri tras el lanzamiento de la campaña electoral de la Capital Federal. En la anterior, además, promocionó a Filmus, quien en el momento de la entrega de delantales firmaba un convenio en el Congreso para desarrollar actividades relacionadas con el Observatorio de Malvinas, en el marco del 25° aniversario de la finalización del conflicto con Gran Bretaña.
  • Dejá tu comentario