13 de diciembre 2012 - 22:05

Kirchnerismo da más impulso a proyecto de juicios por jurado

Tras el discurso del miércoles de la presidente Cristina de Kirchner, en el que remarcó la necesidad de trabajar en la "democratización de la Justicia", varios miembros del oficialismo dieron nuevo impulso a la idea de implementar los juicios por jurado, una iniciativa que parecía haber quedado archivada.

Al respecto, el senador del Frente para la Victoria Marcelo Fuentes consideró el "juicio por jurado" como uno de los instrumentos para lograr la democratización de la Justicia, y propuso la "periodicidad" en los mandatos de los magistrados y la "revisión" de sus actuaciones por parte del Consejo de la Magistratura.

"La democratización de la Justicia tiene tres aspectos: los hombres, los contenidos y los procedimientos", dijo Fuentes a Télam, y precisó que en cuanto a los procedimientos, sería bueno "instrumentar el juicio por jurado, que incorpora un jurado popular y, por lo tanto, un veredicto popular".

Según dijo Fuentes, si en el juicio por la desaparición de Marita Verón, en Tucumán, hubiese existido un jurado popular, integrado por representantes del pueblo, el veredicto del tribunal "sin dudas hubiese sido otro", en referencia a la absolución que otorgó el tribunal a los acusados.

"El conflicto con Clarín por la ley de Medios y la sentencia en el juicio por Marita Verón pone en el eje del debate la Justicia que tenemos y la Justicia que queremos como sociedad", dijo Fuentes, que también es miembro del Consejo de la Magistratura.

Fuentes señaló que para "democratizar el Poder Judicial" también habría que tener en cuenta a los "hombres" que lo integran, ya que "hay jueces que permanecen desde la dictadura y que forman parte de los sectores más conservadores de la Justicia, en abierta funcionalidad con los poderes fácticos y económicos".

Además, Fuentes consideró que un proceso de democratización de la justicia deberá contemplar los contenidos doctrinarios, en cuanto a que éstos "no son neutros", sino que están influenciados por "procesos de colonización cultural, como el Consenso de Washington, y lobbies internacionales".

El senador del FpV recordó que los miembros del Poder Judicial son los únicos que "no son votados por la gente" y, en este sentido, destacó la necesidad de que al igual que los integrantes de los Poderes Ejecutivo y Legislativo, estén sujetos a "periodicidad".

Fuentes también consideró que las actuaciones de los jueces deberían estar sujetas a "revisión" por parte del Consejo de la Magistratura.

El senador y consejero recordó también "el bloqueo permanente de parte de los sectores conservadores de la Justicia a la renovación de los magistrados, como sucedió con las ternas de jueces propuestas por el Poder Ejecutivo.

También habló sobre el tema la diputada del Frente para la Victoria Diana Conti, quien aseguró que "el juicio por jurado es una deuda pendiente", pero consideró también que "esto sólo no alcanza" para democratizar la Justicia.

"El juicio por jurado es una deuda pendiente, pero a mi gusto eso sólo no alcanza. Es necesario avanzar hacia períodos de mandatos y debatir la elección popular de los jueces", dijo Conti, al referirse a la "democratización de la Justicia".

De todos modos, la diputada consideró que "por ahora hay que trabajar en la instrumentación del juicio por jurado, que la Constitución Nacional contempla", pero señaló que luego habría que continuar trabajando para modificar otros aspectos pendientes, como la "periodicidad" de los mandatos de los jueces y su elección mediante el "voto popular".

Conti dijo también que "la Constitución Nacional encorseta al Poder Judicial", al establecer la "inamovilidad" de sus integrantes, y su elección sin participación ciudadana.

La diputada oficialista también se refirió al rol del Consejo de la Magistratura, que fue creado en 1994 y que, a su juicio, "no ha sido un organismo idóneo para la democratización del Poder Judicial".

"En el Consejo de la Magistratura, los jueces y abogados siguen teniendo influencia, en general, de carácter corporativo", señaló.

Asimismo, el titular del bloque Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, aseguró que "nadie está en el pedestal" en Argentina, y que "todos son susceptibles de ser interpelados por la sociedad", al referirse al llamado de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para "democratizar la justicia".

"Nadie está en el pedestal, todos somos susceptibles de ser interpelados, también el poder judicial", aseveró Rossi.

El diputado agregó que "del poder judicial poco se sabe, porque es el poder del que menos información se tiene en cuanto a trayectoria de sus integrantes, su lógica o su impronta", y señaló que "el rol del Poder Judicial es un debate que se está dando en la sociedad argentina y del que se sale con más democracia".

Rossi adelantó que desde el Poder Legislativo se trabajará en el sentido marcado por la Presidenta "para buscar alguna iniciativa" que permita encontrar los mecanismos para lograr el objetivo de democratización de la Justicia.

La idea es "acercar el funcionamiento del Poder Judicial al ciudadano común, para que sea posible un mayor control social", según explicó el diputado santafesino.

Recordó que la presidenta ya se había referido a esta demanda de la sociedad respecto de la justicia cuando en el acto del domingo, en el marco del aniversario 29 de la restauración de la democracia, dijo que la justicia debe ser independiente del poder político, pero también del poder económico y las corporaciones.

Quien también opinó fue el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat, quien evaluó como "primer requisito" para democratizar del Poder Judicial, la implementación de juicios por jurados, al tiempo que respaldó la "renovación y revalidación del cargo de los jueces" ante el Consejo de la Magistratura por períodos de "siete u ocho años".

El abogado se pronunció así a favor del planteo realizado ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en cuanto a la necesidad de "democratizar al Poder Judicial", tras el fallo del tribunal federal de Tucumán que absolvió a todos los imputados en el juicio por el secuestro y desaparición de Marita Verón, víctima de la trata de personas.

Además, Barcesat se mostró a favor de que los integrantes de la Corte Suprema de Justicia "sean elegidos por voluntad popular y por un tiempo determinado", teniendo en cuenta, dijo, que es "un cargo político", aunque consideró que esa iniciativa "debería someterse a debate".

"Creo que debe cumplirse con la cláusula constitucional de 1853 de juicios por jurados, ceñida a delitos de mayor envergadura, para que haya control popular en la administración de justicia", afirmó el constitucionalista.

Y explicó que la función de los representantes sería "definir la inocencia o culpabilidad de los acusados para que después, si corresponde, el tribunal gradúe la pena con criterio técnico".

Según Barcesat, "con un jurado integrado por representantes del pueblo, el fallo de Marita Verón hubiera sido distinto".

En segundo lugar, el abogado planteó que "los jueces tengan que renovar su cargo ante un Consejo de la Magistratura que también esté integrado por representantes del pueblo, cada siete u ocho años" y que "revaliden su título frente a otros oponentes con su exposición y su historial" en materia judicial.

En último lugar, Barcesat planteó que los integrantes de la Corte Suprema de Justicia "sean electos por voluntad popular y también ser reelegibles por un período".

"Es un cargo político y por eso me parece que si hay un principio de soberanía del pueblo, deben ser electos por voluntad popular", finalizó el abogado.

Dejá tu comentario

Te puede interesar