Con cruces y pases de factura, ministros explicaron en Diputados la ley de Solidaridad Social

Política

El proyecto enviado por el Gobierno al Congreso comenzó a debatirse en los plenarios de Presupuesto y Hacienda y Legislación General de la Cámara de Diputados.

El megaproyecto de Solidaridad Social que envió el Gobierno al Congreso y que declara hasta el 31 de diciembre de 2020 la emergencia en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social comenzó a ser debatido este miércoles en Diputados -en un encuentro que no estuvo exento de cruces y pases de factura-, con el objetivo de que llegue este jueves al recinto.

El plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Legislación General fue el escenario al cual concurrieron los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; de Salud, Ginés González García; de Trabajo, Claudio Moroni; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, para dar cuenta de la letra chica de la iniciativa y responder las preguntas de los legisladores.

Además, también se hicieron presentes por parte del equipo económico los secretarios de Hacienda, Raúl Rigo y de Políticas Tributarias, Roberto Arias.

La reunión comenzó con un guiño a la oposición en busca de lograr el quórum para la sesión de este jueves, luego de que Juntos por el Cambio amenazara con no bajar al recinto. El titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el neuquino del Frente de Todos, Dario Martínez, anunció que por decisión del Gobierno se iba a dejar afuera el artículo 85 que facultaba al Poder Ejecutivo a realizar modificaciones en la Administración Pública Nacional descentralizada y que había sido muy cuestionado por la oposición.

En paralelo y mientras se desarrollaba la reunión, los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; de Mendoza, Rodolfo Suárez y de Corrientes, Gustavo Valdés llamaban a sus diputados a dar quórum para habilitar la asunción de los nuevos legisladores y así posibilitar el debate, gesto que fue agradecido vía Twitter por el presidente Alberto Fernández.

Ministros en Diputados

El primer ministro en tomar la palabra fue el titular de la cartera de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quien pidió el apoyo de la oposición para que se determine la emergencia social porque a fin de año "casi el 60% de los niños de la Argentina estarán por debajo de la línea de pobreza".

"La emergencia y el empeoramiento de la situación social es evidente. A fin de año vamos a tener casi 60% de pobreza en los niños. Y, según la pobreza en general, alcanzará al 40% de la población total del país", dijo el ministro.

Además, tras dar detalles del Plan Argentina contra el Hambre y la tarjeta de alimentos, explicó que ésta última se va a lanzar de inmediato en Concordia, ya que en la ciudad entrerriana el último registro de pobreza dio por encima del 50%.

La diputada radical Brenda Austin coincidió en algunos puntos de su diagnóstico aunque dijo que muchos de los aspectos que el ministro proponía “no estaban plasmados en la ley”. En tanto, preguntó que iba a pasar con la actualización de la AUH.

A su turno, su colega de bancada, Karina Banfi insistió con el “congelamiento de la fórmula de movilidad y sus implicancias en la AUH” y en cómo se iba a garantizar la estabilidad de precios y expresó: “Queremos ser una oposición responsable, pero usted ministro también estuvo de este lado y necesitamos información”.

En tanto, el oficialista José Luis Martiarena llamó a que la oposición se hiciera cargo “de haber agravado la situación social en la Argentina”. “Deberían mantener un poco el silencio, en el sentido de no abrir juicios de valor todavía. Esperen un poco y después que se aplique la estrategia tienen todo el derecho de opinar y de juzgar, pero no escasamente tras los siete días que lleva nuestro Gobierno”, dijo y levantó los abucheos de Juntos por el Cambio.

Arroyo retomó la palabra para aclarar que “no va a haber un congelamiento de la AUH”.

SOLIDARIDAD SOCIAL III.jpg
El proyecto de Ley de Solidaridad Social y Desarrollo Productivo se debate en comisión.

El proyecto de Ley de Solidaridad Social y Desarrollo Productivo se debate en comisión.

En el mismo sentido, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, tomó buena parte de su discurso para explicar otro de los puntos controversiales del proyecto que es el artículo que plantea suspender la movilidad previsional para los jubilados que estén por encima de la mínima.

"Vamos a tratar que los jubilados más bajos estén por encima de la inflación, los que cobran la media no van a ser afectados y al 5% más alto que cobran el 20% del total, le vamos a pedir que nos acompañen, son solo seis meses", explicó el ministro.

Moroni aclaró que no se está “pidiendo la derogación de ningún régimen” y anunció para la semana que viene la conformación de una comisión con miembros del Ejecutivo, legisladores y representantes de los regímenes especiales para estudiar una posible nueva fórmula y elaborar un proyecto de ley. En caso, de no ser así, cumplidos los seis meses “regirá la fórmula anterior”, insistió.

Ante esto, el diputado del PRO, Luciano Laspina, expresó: “La formula que votamos en diciembre de 2017, seamos sinceros protege mucho más a los jubilados y la AUH. Digamos las cosas como son. La movilidad es un derecho que surgió de un fallo de la Corte Suprema”.

Además, reconoció que “el problema de la indexación de la economía es un problema real”, pero llamó a “decir la verdad”. “No indexemos sobre las jubilaciones, la AUH y la ley Brisa. Para subir las mínimas no necesitamos una ley. Estamos congelando las jubilaciones más altas”, cerró.

SOLIDARIDAD SOCIAL COMISIÓN I.jpg
Daniel Arroyo.

Daniel Arroyo.

El que no tardó en reaccionar fue el diputado Leopoldo Moreau, quien en uno de los discursos más encendidos de la jornada, planteó críticas hacia Juntos por el Cambio por la herencia recibida. “Lo que es poco serio es que el sector que hasta ayer fue oficialismo venga hoy a hacerse el preocupado por los jubilados que estos cuatro años perdieron 25% de su poder adquisitivo”, comenzó.

“Acá estamos tratando se subir para arriba a los que ustedes bajaron para abajo. No hablemos más de congelamiento porque ustedes congelaron la Argentina”, concluyó. Sus palabras despertaron el rechazo y los abucheos de la oposición -mientras su hija Cecilia Moreau, titular de la Comisión de Legislación General, trataba de tranquilizar las aguas desde el micrófono.

El que no se quedó atrás tampoco fue el ministro Moroni, quien al volver a tomar la palabra para responder las preguntas de los legisladores lanzó ofuscado: “Parece que venimos de otro planeta y no entendemos. Los indicadores sociales están horribles. No hay congelamiento de nada. En cuanto a las jubilaciones, el texto del proyecto dice que el Gobierno ‘debe aumentar’ cada seis meses, no que ‘puede’”.

El ministro de Salud, Ginés González García, llamó a votar la ley de Emergencia porque el “sistema de Salud está el riesgo crítico” y dijo que “a nadie le gusta declarar una emergencia, pero es necesario que el sistema siga funcionando”.

Proyecto Ley Solidaridad Social y Reactivación Productiva.jpg

Entre las principales críticas, la diputada del PRO, Carmen Polledo planteó cuál era la necesidad de cerrar el Plan Médico Obligatorio a nuevas incorporaciones. “Nos parece muy grave”, dijo. En tanto, la legisladora del FIT, Romina del Plá cuestionó que “una emergencia en serio debería retrotraer más allá del 9% el precio de los medicamentos”.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que ante la grave situación de caída económica, el proyecto del Gobierno busca “estabilizar la economía para darle sustentabilidad a la recuperación económica”.

“Los regímenes de facilidades de pagos impositivos son importantes porque el financiamiento se ha vuelto prohibitivo y muchas empresas han dejado de pagar. Tenemos que generar estímulos a la producción nacional, entre ellos a la producción de autos”, cerró.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario