Lorenzetti negó nueva presión de la Iglesia por reforma del Código Civil

Política

"La Iglesia intervino y ahora el Congreso le tiene que dar el último acuerdo". Con esa frase el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti descartó modificaciones al proyecto de ley que reforma el Código Civil y Comercial, que este año debería se debatido en el Parlamento.

"La elección del Papa no va a cambiar la reforma del Código Civil", sostuvo el magistrado en una entrevista con Radio Del Plata desde Roma, adonde viajó para presenciar la asunción. "Eso ya está conversado. Divorcio, alquiler de vientres, ya hemos hablado, la Iglesia intervino y ahora el Congreso le tiene que dar el último acuerdo", señaló Lorenzetti.

Lorenzetti aterrizó el domingo en Italia para sumarse a la comitiva oficial que este martes participará de la asunción del papa Francisco. Compartió un vuelo comercial con el titular de la Comisión Episcopal, José María Arancedo, uno de los hombres del clero que mejor conoce el titular de la Corte Suprema ya que ambos son de origen santafesino.

Ámbito Financiero reveló que la agenda del ministro de Justicia en el Vaticano estará atada a la que se defina en el Gobierno y no habrá demasiado tiempo para encuentros paralelos: el martes por la tarde volverá al país. A diferencia de la relación con Arancedo, el trato de Lorenzetti con Bergoglio es formal. Ocurre que el nuevo papa siempre se ha identificado mejor, en el ámbito de la Corte, con Juan Carlos Maqueda. En sus reuniones políticas, celebradas en el arzobispado, el jesuita solía comentar, a quien quisiera escucharlo, que el titular del máximo tribunal le parecía "demasiado amplio, ambiguo, poco definido".

En otra entrevista radial concedida este lunes, el presidente de la Corte descartó un presunto vínculo del papa Francisco con la dictadura militar y sostuvo que "hay que respetar el principio de inocencia".

"Más allá de que haya personas o alguien que esté disconforme o diga que podría haber hecho esto o lo otro, lo cierto es que no hay absolutamente ninguna imputación concreta", aseveró Lorenzetti. En diálogo con radio Continental, consideró que la elección de Bergoglio "es un gran cambio" para "todos" los argentinos, y destacó que "humildad, diálogo, luchar contra la pobreza, es lo que necesita el mundo actual".

"A los argentinos, más allá de la posición que cada uno tenga en un aspecto específico, nos debe interesar a todos y todos debemos apoyar esto. Hay que mirar lo que se abre para delante. Si hacemos fuerza todos juntos en apoyar este proceso, que va encaminado hacia el diálogo, hacia la idea de la igualdad, del beneficio de los pobres, es una puerta importantísima", remarcó.

Dejá tu comentario