Macri: "El escándalo de los cuadernos constituye un antes y un después"

Política



El presidente Mauricio Macri anunció una profundización del ajuste para cumplir con las metas de déficit fiscal y financiamiento acordado con el FMI y reclamó un mayor compromiso a los dirigentes argentinos, en particular a los de la oposición.

Al describir los motivos que causaron el último cimbronazo, no solo mencionó la crisis turca, la situación en Brasil y el aumento del precio internacional del petróleo, también se refirió a las anotaciones del chofer Oscar Centeno y la causa por las presunta coimas de empresarios a funcionarios públicos. "El escándalo de los cuadernos constituye un antes y un después para terminar con la corrupción que tanta pobreza nos ha traído", manifestó en su discurso de 25 minutos.

"Conocemos cuáles son las dificultades y tenemos claro qué es lo que debemos hacer. Sabemos cómo vamos a crecer, estamos cansados de vivir con miedo, de no llegar a fin de mes, de los patoteros, a los corruptos, de qué pasada con el dólar, de que los esfuerzos que hicimos no sirvan o no alcancen. Lo sé y no dejo de pensar en cómo superarlos", aventuró.

En esa línea, abogó por una Argentina "segura, previsible, con menos fantasmas y más soluciones" y dijo que "por eso estamos cambiando las cosas de raíz, sin atajos" con el objetivo de retomar el "crecimiento permanente, no para ganar las elecciones".

"El golpe que recibimos en estos cinco meses es duro. El mundo nos volvió a decir que vivíamos por arriba de nuestras posibilidades. Creímos con excesivo optimismo que era posible ir rodeando las cosas de a poco, pero la realidad nos demostró que tenemos que ir más rápido", señaló.

"Crisis hubo muchas, pero ahora tenemos un Gobierno que enfrentar la realidad sin esconderla, honestamente, con la cabeza abierta para dialogar con todos. Pero al mismo sin tener miedo de pagar los costos de esta realidad y cambiarla", agregó.

"Nos toca recorrer un momento difícil, miremos la película, no la foto. Tenemos que solucionar de manera madura y responsable nuestros problemas. No hay herramientas mágicas, si hay idea concretas, realidades, cifras, proyectos", detalló.

"Con el Presupuesto estamos avanzando muy bien con los dirigentes de la oposición, porque recuerdo que nunca tuvimos mayoría en el Congreso. Es histórico que se trabaje antes de que sea enviado, y tener un presupuesto acordado con una parte importante de la dirigente política es entender que nos tenemos que sacar la mochila de que el Estado gasta más delo que tiene", afirmó.

"Todos tenemos que ceder en el algo si tenemos que avanzar, los argentinos cambiamos. Los últimos sucesos nos permitieron conocer a una Argentina sin valores, que no puede y no va a volver de ninguna manera. La gran mayoría tenemos una voz que nos dice: 'esto tiene que salir bien'", advirtió.

"Esta crisis no es una más, tiene que ser la última. Sepan que no me van a encontrar del lado de los que por poder o dinero hipotecan el futuro de país, del lado de los que especulan pensando en la próxima elección, sino del lado de los que dejan la vida por ustedes", aseveró al dirigir a los argentinos que lo votaron.

En ese marco, alertó que "aquellos que se oponen al cambio pronostican el caos para generarnos miedo y que renunciemos a este cambio profundo" y exhortó a seguir adelante con la convicción de que "sí se puede". "Tengo la fortaleza necesaria y estoy acá por ustedes, pero los necesitamos más convencido que nunca frente a los predicadores del miedo, necesitamos que los enfrenten convicción, alegría y esperanza", expresó.

Asimismo, Macri señaló que "cambiar supone enfrentar a los que se resisten al cambio, porque el cambio significa que no hay más privilegios, que todos hagan el mismo esfuerzo, tengan el mismo respeto por el otro, saber escuchar y aportar".

"Los argentinos queremos que nuestro país sea mucho más que una colección de cuadernos escandalosos, quizás esta es la última oportunidad que tenemos de que la verdad salga a la luz", añadió.

Dejá tu comentario