30 de marzo 2017 - 23:47

Macri pidió a los docentes "sentarse en una mesa y dialogar"

Mauricio Macri.
Mauricio Macri.
El presidente Mauricio Macri consideró "inaceptable", en el marco del conflicto docente, que "no tengamos la altura y la grandeza de sentarnos a una mesa y decir que lo que hicimos hasta ahora está mal y que vamos a cambiar", y llamó a "animarse a discutir los temas de fondo" en materia educativa.

"Los invito a que trabajemos juntos en el futuro, no en seguir confrontando, sentarnos en una mesa y dialogar. Para lograr que no haya más pobreza en la Argentina hay que crecer 20 años, no 2 y volver a caer. Hay que animarse a discutir los temas de fondos, como lo estamos haciendo ahora con la calidad de la educación pública", dijo el mandatario.

En este sentido, al referirse al conflicto docente, en el marco del cual en la provincia de Buenos Aires hoy se cumple la segunda jornada de un paro de 48 horas, el mandatario lamentó que "se quiera seguir defendiendo lo que no funcionó".

Así lo expresó en un discurso que pronunció en el marco de una visita que realizó esta mañana a una fábrica de helados del partido bonaerense de Malvinas Argentinas, luego de que ayer respaldara a la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien instó a seguir "dando la discusión de fondo para mejorar la educación pública".

"Hay que animarse a discutir los temas de fondo, como la calidad de la educación pública, porque si la mitad no termina el colegio, y si, de los que terminan, sólo 3 de 10 comprenden matemáticas, significa que sólo el 15 por ciento va a conseguir un buen trabajo, y es inaceptable", dijo el jefe de Estado.

En este sentido, continuó: "Es inaceptable que no tengamos la altura, la grandeza de sentarnos a la mesa y decir que lo que hicimos hasta ahora está mal, y (que entonces) las vamos a cambiar".

Con estos argumentos, remarcó que "el camino es claro" y pasa por "decirnos la verdad", y destacó la necesidad de "tener el coraje, aunque duela", para hacerlo.

Ayer el mandatario había afirmado: "Gobernadora, la quiero alentar. Sé que estamos en una discusión de fondo cuando decimos que queremos mejorar la calidad de la educación pública, es lo que hace que todos los chicos tengan las mismas oportunidades, por lo que queremos que este debate llegue hasta el final".

Además, en un nuevo día de marchas y protestas -hoy se moviliza la CTA- pidió "poner la energía en el futuro y en no seguir confrontando".

Por otro lado, Macri celebró la aprobación de la ley de emprendedores en el Senado, al visitar una planta productora de helados en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas.

"Quiero felicitarlos porque se aprobó la ley de emprendedores (...) para que el viacrucis (de abrir una empresa) se pueda hacer 24 horas en internet. Eso es democratizar las oportunidades, no más obstáculos, no más del otro lado un Estado que le pone trabas, que hay que ir a la AFIP y llenar 250.000 planillas, es una locura", afirmó Macri.

Pidió además apostar a la generación de empleo desde los pequeños emprendimientos y lamentó la "vocación de boicotearnos" de los argentinos. El mandatario se expresó de este modo junto al ministro de la Producción Francisco Cabrera.

Ayer, el Senado sancionó la Ley de Emprendedores, que permitirá constituir una empresa en 24 horas bajo la nueva figura jurídica que llevará el nombre de Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) y que podrá crearse y manejarse en forma digital desde cualquier lugar del país.

La nueva norma promueve la constitución de empresas en 24 horas, beneficios fiscales a quienes inviertan en emprendimientos, préstamos para impulsar proyectos en su etapa inicial y mecanismos que hoy se usan en otros países. (Vea "Cinco claves...")

En la actualidad, abrir una empresa en el país demanda en promedio de 45 a 60 días, lo que representa un incremento significativo de los costos y, en consecuencia, favorece a la informalidad del sistema económico.

La posibilidad de constituir una empresa en 24 horas es uno de los capítulos centrales de la ley y fue promesa de la campaña electoral del presidente Mauricio Macri.

Cuando la norma entre en vigencia, el sistema permitirá además abrir una cuenta bancaria simplificada y digitalizar firma, libros y poderes, incorporar uno o más accionistas y emitir acciones de mismo derecho a diferente precio.

El esquema fue presentado en el proyecto oficial como una oportunidad para monotributistas, para ocupados que hoy se desempeñan en el sector informal y para todas las empresas que se crean por año en el país.

En el aspecto del financiamiento, para desarrollar la industria del capital emprendedor la ley contempla beneficios impositivos para los inversores registrados que apuesten por el desarrollo de ideas argentinas.

Con el propósito de facilitar y agilizar el proceso de financiamiento a los emprendedores, se creó en la ley el Fondo Nacional de Capital Emprendedor (FONDCE), un fideicomiso a partir del cual se crearán fondos de capital emprendedor de naturaleza público-privada para generar estímulos para inversores de proyectos de alto impacto.

Se trata de 10 fondos cuyo 40% corresponderá a la inversión pública, tendrán como requisito un capital mínimo de 30 millones de dólares cada uno y contarán con administradores privados que seleccionarán los proyectos.

También se seleccionarán 13 aceleradoras (3 de ellas de base científica), con licencias por 4 años, a las que se destinarán aportes para los gastos operativos y para la inversión conjunta en emprendimientos argentinos.

Asimismo, la ley contempla la regulación de mecanismos de financiamiento colectivo para democratizar y federalizar la posibilidad de que los argentinos inviertan en el talento local.

También en el marco del FONDCE, se promoverán préstamos a tasa 0 para ayudar a crecer a quienes estén comenzando con su emprendimiento.

Dejá tu comentario

Te puede interesar