6 de junio 2005 - 00:00

Macri rechazó salida anticipada de Ibarra

Mauricio Macri
Mauricio Macri
Mauricio Macri se opuso ayer a una salida anticipada de Aníbal Ibarra de la Jefatura de Gobierno porteño y calificó esa acción política como un «manoseo» por parte de la administración de Néstor Kirchner que, según opinó, « busca despegarse por temor a que le vaya mal en las próximas elecciones».

«Existe en este tema un manoseo que no me gusta. Una cosa es que las instituciones actúen, la Justicia intervenga. Otra cosa es que el oficialismo, porque piensa que le va mal en las elecciones accione porque le conviene intervenir o rajar a Ibarra, eso no corresponde a un sistema democrático», sostuvo Macri.

•Reconstrucción

En declaraciones radiales, Macri insistió que en vez de buscar «culpables» y «sacarlos del medio» por las elecciones, es necesario «reconstruir y mejorar el sistema porque no hay dudas de que nunca estuvieron tan mal nuestras instituciones como ahora». Con respecto a las críticas que recibió por parte de Kirchner y otros actores del oficialismo tras aliarse con Ricardo López Murphy, dijo no entender esa posición de condena a la nueva coalición. «No las entiendo, ellos tuvieron el gran mérito de hacer fuerte la democracia y posicionar la imagen del Presidente muy alto. Pero también se encargaron de concentrar todo el poder en el Ejecutivo y por eso creemos que es necesario una oposición firme y con ideas», planteó Macri. «Somos una alternativa inteligente», enfatizó Macri al tiempo que señaló como propuesta «mejorar lo que se hace bien» y agregó que la intención de la alianza política también se sostiene en «construir alternativas de cara a 2007».

En ese escenario, el actual presidente de Boca Juniors dejó la puerta abierta para todos los dirigentes que se quieran sumar a este frente y no descartó a ninguno por su posición política, sino por «un compromiso por la gestión».

•Disconformes

«Hay muchos intendentes, gobernadores y diputados que no están conformes con la forma en la que se maneja el gobierno. Ellos son parte de los hombres que queremos sumar a nuestras filas porque además muchos de ellos han demostrado gran capacidad de gestión», afirmó.

De todas formas, dejó en claro que es «muy difícil» que puedan lograr un acuerdo con dirigentes como
Patricia Bullrich con quien resaltó que hay una diferencia sobre «cómo se hace política». «Bullrich es muy difícil que pueda sumarse ya que nos diferencia la forma de hacer política y los códigos. En la campaña electoral de 2003 ella me visitaba en mis oficinas, hablamos y proyectábamos en común y luego en campaña se la pasó diciendo barbaridades sobre mi persona», enfatizó Macri. Ante la retirada de algunos dirigentes de la fuerza que lidera a partir del anuncio del acuerdo con López Murphy, Macri dijo que no era «para preocuparse» porque «se van algunos y se suman otros» y planteó que el problema «no es que se vayan, sino que luego quieran volver».


Dejá tu comentario

Te puede interesar