Macri sitiado

Política

Municipalizó el discurso ayer Néstor Kirchner, vocero de Daniel Filmus en la campaña porteña, en un intento de quebrar la línea de Mauricio Macri, que se mantiene atado a la agenda aldeana, que le ha rendido en votos el domingo pasado. Pero lo hizo de nuevo para agraviar a los porteños. Antes, dijo que se habían equivocado al votar a Macri. Ahora, amenazó con un sitio financiero al distrito si el diputado llega al gobierno local. Preguntó qué hará Macri para mejorar el transporte público en la Capital sin los subsidios que le da el Estado nacional. Decir eso es lo mismo que anunciar que los eliminará si Filmus no gobierna la Ciudad. Rara forma de buscar votos asustando a la gente, como si no hiciera experiencia el kirchnerismo de elecciones anteriores en un distrito en donde los votantes no se pelean precisamente por apoyar sus políticas. También es un retroceso dialéctico, porque manifiesta la debilidad de ideas del oficialismo para el desafío del ballottage ante un Macri que no ha querido picar cuando lo torean para que hable de algún proyecto nacional.

Néstor Kirchner dedicó ayer casi diez minutos de discurso en la Casa Rosada para amenazar veladamente a Mauricio Macri con un cerco financiero a la Capital Federal en caso de que el jefe del PRO gane la segunda vuelta electoral del 24 de junio.

Kirchner le pegó el presidente de Boca Jrs. al poner en duda que se pueda mantener el precio del boleto de los subterráneos y colectivos en caso de que el líder del PRO llegue al Gobierno porteño. «Que le pregunten a Macri cuánto costará el boleto de subterráneo si hace los 45 kilómetros de vías de acuerdo con las leyes de mercado sin los subsidios que tanto critica», enfatizó durante un acto en la Casa Rosada.

Se da por descontado que el jefe de Estado sabe que esos subsidios para infaestructura son otorgados por la Nación, a través de la Secretaría de Transporte, a la Ciudad de Buenos Aires y que por lo tanto Kirchner advirtió a Macri con boicotearle la gestión trabándole el envío de fondos para obras de infraestructura para el transporte público. De no haber sido por el horario en el que habló el Presidente, apenas pasadas las 19, podría haberse tratado de un «late night show» kirchnerista. El santacruceño gesticuló, forzó carcajadas, bajó la mirada simulando vergüenza, y volvió con espuma en la boca a ensayar ironías en su afán de atacar a Macri.

Imperdible el show de Kirchner, quien además demostró que hace bastante que no viaja en subte ya que en una de sus humoradas dijo que el boleto costaba 20 centavos de dólar, o sea unos 60 centavos de peso. Seguramente el Presidente, acostumbrado a índices inflacionarios retocados, no advirtió que el pasaje del subterráneo cuesta un poco más: 70 centavos de peso. Imprecisiones aparte, el jefe de Estado defendió además su intención de nacionalizar la campaña porteña, pese a la resistencia de Macri, porque a su criterio «es muy importante conocer los proyectos nacionales de alguien que quiere ser jefe de Gobierno».

Esta vez no estuvo Daniel Filmus, quien a esta altura ya pareceborrado de la campaña porteña, monopolizada diariamente por los discursos repetitivos de Kirchner desde la Casa Rosada. El Ministro de Educación limitó su actividad a intentar ampliar la coalición oficialista con miras al ballottage del próximo 24 de junio. Al hablar en la sede del Partido Socialista Auténtico, Filmus dijo que «ya comenzaron las negociaciones con distintos sectores» que apoyarán su propuesta en la segunda vuelta, y en este sentido no descartó «sumar adhesiones de dirigentes vinculados a Jorge Telerman y Claudio Lozano».

  • Contactos

    También Alberto Fernández reconoció ayer que desde la Casa Rosada se iniciaron contactos con integrantes de la lista de diputados que apoyaron a Jorge Telerman para sumar apoyo a la candidatura de Filmus. En ese marco interpretó el kirchnerismo las declaraciones anti-Macri que realizaron en los últimos días Gabriela Cerruti, primera candidata a legisladora en la lista de Telerman, y Raúl Fernández.

    «Lo que estamos buscando es que los porteños nos acompañen. El riesgo es que la derecha se haga cargo de la Ciudad y que además, el personaje es nada más y nada menos que Mauricio Macri», sostuvo el jefe de Gabinete.
  • Dejá tu comentario